Día del idioma españolCon las palabras de recordación a Miguel de Cervantes pronunciadas por la escritora Nancy Morejón, la presentación de dos importantes volúmenes y la entrega del Premio de la Academia Cubana de la Lengua (ACuL) 2013, se celebró en la capital el Día Mundial del Idioma Español.

Al pie del monumento que rememora la figura del autor de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha en el Parque San Juan de Dios, de la Habana Vieja, Nancy, actual directora de la ACuL, destacó la importancia y trascendencia de Cervantes, así como su impronta en las letras hispánicas y el idioma materno, de ahí la urgencia de proteger nuestro idioma, patrimonio inmaterial del universo y en Cuba, elemento identitario.

Más tarde, en el aula Fernando Portuondo del Colegio Universitario San Gerónimo se presentaron dos títulos: los números 15 y 16 del Boletín de la Academia (enero de 2010 y diciembre de 2011), y Las Memorias de Espínola y Peñalver, publicada por Ediciones Boloña de la Oficina del Historiador de la Ciudad y la propia organización. Ambos textos fueron presentados por el académico Sergio Valdés Bernal. El Boletín de la Academia Cubana de la Lengua -institución fundada el 19 de mayo de 1926- apareció por primera vez en 1952; en 1964 se reedita nuevamente; y luego de un receso en 1996 se reanuda en su tercera etapa, asumida por Ediciones Boloña, explica Valdés Bernal. Luego comentó varios de los trabajos aparecidos en el magazine, entre ellos, el discurso pronunciado por la académica de número Elina Miranda Cancela en el recibimiento de la institución a la Dra. Maritza Carrillo Guibert; el discurso de ingreso de Luisa Campuzano a la ACuL, “Cervantes en Carpentier”; las palabras de Roberto Méndez -miembro de la ACuL- en la presentación de la edición crítica de Una pascua en San Marcos, de Ramón de Palma, y de El rancheador, de Pedro José Morillas; el artículo de José Martí “El castellano en América”, publicado en 1889 en el periódico La Nación, entre otros.

 

Las memorias de... rescata textos fundacionales del registro gramático en Cuba, aclara el prestigioso académico, y llama la atención sobre el español que se hablaba en nuestra tierra a finales del siglo XVIII. Los defectos de pronunciación y medios de corregirlos se deben al fraile cubano Pedro Espínola, socio de número de la Real Sociedad Patriótica de La Habana. Al también fraile cubano José María Peñalver, socio de número de la Sociedad Patriótica de La Habana se debe la edición de un Diccionario provincial de la Isla de Cuba que sorprende, según refiere Valdés Bernal, por la amplia visión al tomar en consideración indigenismos, arabismos, regionalismos hispánicos y hasta voces procedentes del África subsahariana, convirtiéndose en nuestro primer lexicógrafo.

Como colofón fue entregado el lauro que ofrece la distinguida organización, correspondiente al año en curso, del que se hizo merecedora la musicóloga Miriam Escudero por su libro Esteban Salas, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba (1764-1803). Los valores del texto fueron resaltados por Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, quien subrayó los indiscutibles méritos linguísticos de los textos de las canciones de Salas y su importancia para la cultura cubana, atesorados y rescatados por Miriam.

En 1995, la Conferencia General de la UNESCO eligió la fecha del 23 de abril como Día Internacional de Libro en homenaje póstumo a tres grandes de las letras que fallecieron simultáneamente ese día de 1616 en distintos lugares del planeta: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega.


Por: Ernesto Cuní
tomado de cubaliteraria