Nuevo diseño del Portal Atenas

El portal de la cultura matancera (www.atenas.cult.cu) estrena  en el mes de febrero un nuevo diseño y de ese modo – imagino que los eventos estén relacionados - recibe a la edición matancera de la Feria Internacional del Libro 2014.

El nuevo rostro del portal sustituye a la vetusta plantilla  basada en azules, que por varios años fue acumulando continuas reformas y adiciones de contenido, que terminaron por crear un conjunto sobrecargado a lo que se unían imprecisiones en el tratamiento de las imágenes y algún que otra dificultad en la disposición espacial de los textos; pero que pese al rigor del tiempo mantuvo la funcionalidad y fue la vía más inmediata de acercarse al acontecer de la Matanzas artística y letrada.

Este nuevo diseño, más cercano a los estándares actuales – dominados por los patrones del CSM Wordpress - que utilizan diferentes portales, blogs y sitios relacionados con la prensa y la divulgación cultural, busca estructurar una mejor utilización del espacio en la que el contenido y su disposición adquieran un mayor dinamismo.

Hay algunos elementos – retoques – en los que el diseñador pudiera afilar el diseño, algunas pequeñeces que terminarían por dar el acabado. La más significativa, en mi opinión, es que el scroll horizontal de la plantilla, pudiera ajustarse para evitar el corrimiento en pantallas que utilicen resoluciones de 1024x768 o inferiores.
 
Asperecen en la actual concepción del sitio un grupo de nuevos elementos, su propia evolución irá determinando cuales deben sobrevivir en el tiempo y que otros deben ser relegados a un segundo plano o sencillamente abandonados. Me resultó muy interesante la galería de fotografías que aparece al final, sobre todo porque puede ser un espacio idóneo para la divulgación de las artes plásticas y para reflejar en portada una iconografía cronológica de los sucesos más importantes que tienen lugar en la cultura matancera. También desaparecen – o se ocultan - algunas antiguas secciones muy visitadas, como era el caso de la zona dedicada a los columnistas y el listado de sitios matanceros sugeridos. Sobre esta última, creo que sería oportuno reflejarlos en portada, como parte de una estrategia comunicacional que debe permitirle a Atenas servir de plataforma divulgativa para el resto de los sitios de la provincia, sobre todo aquellos que tienen una relación directa o indirecta con los procesos socioculturales de la ciudad y de las otras localidades territoriales.
 
Algo que voy a extrañar del anterior diseño es el hecho de poder acceder desde un pequeño menú final, numerado a modo de hojas o vistas, a las diferentes páginas editadas a lo largo del tiempo; ahora los diseñadores incorporan el acceso “Archivo Atenas” a través del menú visual, una opción a la que habrá que acostumbrarse, aunque ofrece muchísima menos información de los artículos individuales que la variante anterior y – en estos primeros momentos – no muestra las imágenes acompañantes, lo que puede atentar contra el registro histórico del sitio. Sobre esto cabe señalar que muchos de los contenidos anteriormente publicados en el portal ya no están disponibles, supongo que estén en fase de incorporación al nuevo archivo, de lo contrario se perderían contenidos valiosos. A favor de esta concepción  - la del Archvo Atenas - está el hecho de que permite las búsquedas  través de varios filtros que facilitan la tarea.
 
En los créditos del sitio aparece como diseñador(a), Suilen Hernández Alvarado; extiendo mi felicitación de usuario habitual a todo el equipo de Atenas, todo esfuerzo por mejorar el portal de nuestra cultura, una de las miradas más abarcadoras al acontecer cultural de la provincia – entendida en este caso como una totalidad que incluye a sus territorios– debe ser acogido con beneplácito, el tiempo dirá si son más las luces que las sombras, yo por ahora me quedo con la grata impresión de esta movilidad.
 
Nota: La versión del portal a la que se hace referencia en esta web, duró muy poco tiempo en línea y fue sustituida por la actual. Me reservo mis opiniones sobre tal mutación.

Por: Abel G. Fagundo