Viaje de Regreso. israel DomínguezEl cuaderno de poemas Viaje de regreso, de Israel Domínguez, recibió el premio La puerta de papel, que entrega el Instituto Cubano del Libro a los mejores textos publicados cada año en el Sistema de Ediciones Territoriales.

Dado a conocer por Ediciones Matanzas en 2011, Viaje de regreso toma como puntos de partida la memoria familiar, la fe religiosa, dilemas cotidianos del ser humano contemporáneo, la historia de la nación...
 
Israel Dominguez declara que este volumen tienen zonas de contacto con su obra anterior, “un poco del lirismo y el simbolismo de Hojas de cal” “ un poco de la inmediatez de Después de acompañar a William Jones”, pero que no obstante a eso cuentan con su propio ritmo, con su propia voz.
 
“No tuve miedo ni me dejé llevar por ciertos fantasmas estilísticos, por los verdugos preceptos de la síntesis y la escritura correcta; he sido un poco más libre como creador”, ha afirmado. 
Viaje de regreso había recibido anteriormente el premio de los Juegos Florales de la ciudad de Matanzas y un año después de ser publicado el Premio de la Crítica Orlando García Lorenzo, que entrega la filial de la Uneac en la provincia de Matanzas.


Nacido en 1974, Israel tiene obra como poeta en la que se encuentran libros como Hojas de Cal (2001), Collage mientras avanza mi carro de equipaje (2002), Sobre un fondo de arena (2004), Después de acompañar a Wiliam Jones (2006) y Del ciruelo y otras observaciones del ciruelo (2010). Entre sus premios destacan además el Calendario, el Dador y varias menciones en el concurso de poesía de la revista La gaceta de Cuba.
 
El premio La puerta de papel se ha concebido para lograr una mayor repercusión, para jerarquizar y hacer más visibles los títulos más significativos dados a conocer anualmente en el Sistema de Ediciones Territoriales (SET), que integran casas editoras ubicadas en cada una de las provincias del país y el municipio especial Isla de la Juventud.
 
Estas editoriales, que se articularon en un coherente sistema desde el año 2000,  imprimen sus títulos con tecnología semi profesional (con las conocidas Risográficas), en tiradas modestas que, por lo general, se encuentran entre 500 y 1000 ejemplares.
 
La puerta de papel, además del reconocimiento que trae como premio que en definitiva es, abre la posibilidad de que el libro ganador cuente con una nueva impresión en la misma editorial donde fue concebido, lo que garantiza por tanto que tenga un mayor alcance entre los lectores.

Por: Norge Céspedes