Dulce María LoynazEl documental Los últimos días de una casa, dirigido por la realizadora cubana Lourdes de los Santos, recibió el Premio Vigía otorgado en la ciudad de Matanzas, subsede del XXXVII Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

Esta propuesta audiovisual se acerca a la vida de Dulce María Loynaz y a su familia, y constituye también un homenaje a la obra de esta autora cubana, Premio Cervantes de Literatura, especialmente a su paradigmática novela Jardín.Destaca este documental “por la mezcla eficaz de lo lírico y lo testimonial, de lo histórico como memoria de la nación, y  del presente como proyección hacia el futuro”, según el jurado del Premio Vigía.

El jurado estuvo presidido por el dramaturgo Ulises Rodríguez Febles, y lo integraron además la realizadora televisiva Laritsa Santana y la especialista de Artes Plásticas Tatiana Corría Mederos.Ellos señalaron asimismo que en Los últimos días de una casa se propone “de alguna manera un canto a la belleza y a los despojos que de ella van quedando, de las que las salva el poder iluminador del arte”.

Tras recibir este reconocimiento en la ceremonia de entrega de los premios colaterales de esta nueva edición del Festival, Lourdes de los Santos comentó que desde hacía muchos años tenía interés por la casa de la familia Loynaz que, en grave estado de deterioro en la actualidad, inspiró Jardín y fue escenario de tertulias donde participaron relevantes personalidades de la cultura cubana y universal.

Explicó que además de estar ligada a la misma porque vive en sus cercanías, había entrado en contacto estrecho con su historia y con la de esa familia durante su quehacer como asistente de dirección para la película El siglo de las luces, de Humberto Solás, que toma como punto de partida la novela homónima de Alejo Carpentier, inspirada a su vez por esa familia y por ese lugar.

La propia Lourdes, junto con Cary Cruz, estuvieron a cargo del guión de este documental, que tiene 15 minutos de duración y fue producido por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos.

Por otro lado, Iván Nápoles Céspedes asumió la dirección de fotografía, Miriam Talavera Fernández la edición y montaje, Jorge Luis Chijona el diseño de banda sonora, y Lucía Huergo la música original.

Licenciada en Historia del Arte, Lourdes de los Santos Matos (La Habana, 1955) tiene un amplio y reconocido quehacer como documentalista, con obras como Alicia, la danza siempre (1996), Fiat Lux (1997), Barroca (1997), Identidad (1999), De mi alma, recuerdos (2002), Servando en tres tiempos (2006), Son para un sonero (2007) y Copa y Espada (2012), entre otras.


Por: Norge Cépedes