Urbano Martínez Carmenate. El coleccionismoQue se conozca, hasta el 2011 no existía la historia del coleccionismo en Cuba, ni general ni parcial. Así que el libro El coleccionismo en Matanzas, publicado por el investigador matancero Urbano Martínez Carmenate, puede considerarse un punto de partida, un camino que se abre hacia el conocimiento sistematizado de esa materia.

Dado a la luz en esta Feria del Libro por Ediciones Matanzas, y emprendido a partir de una solicitud institucional que le hicieron al autor, el volumen estudia el coleccionismo en esta provincia desde el siglo XIX hasta el XXI.

Según afirma Urbano, la preparación del texto le llevó un amplio trabajo en archivos, bibliotecas y, por las características del asunto tratado, se impuso la necesidad de localizar muchas fuentes orales.

“Esta no es una materia como la literatura, el teatro, la música... Las colecciones tienden a desaparecer con el tiempo, incluidas las que se hallan custodiadas por instituciones oficiales.

 

“Es que se trata de evidencias materiales de todo tipo en múltiples soportes: papel, tejido, hueso, etc., y la lucha contra el deterioro se hace muy difícil. Y esto se complejiza aún más porque nadie incluye al coleccionismo como manifestación de la cultura; de modo que no son abundantes las fuentes conservadas al respecto.

“Así, para dar con todos los elementos informativos necesarios tuve que sensibilizar a las personas, procurar archivos particulares... Los coleccionistas me ayudaron mucho, también los museos, por supuesto. Tuve que recorrer toda la provincia buscando información.”

Inexplicablemente, El coleccionismo... permaneció cerca de 10 años engavetado, sin ser publicado, en cierta editorial, que ni siquiera tuvo en cuenta que este había sido merecedor del Premio Anual de Investigaciones Culturales correspondiente al año 2000.

“En 2007 me vi obligado a actualizarlo, porque habían ocurrido hechos trascendentes, sobre todo en lo concerniente al coleccionismo institucional. Pero el tiempo siguió corriendo y no me lo acababan de publicar.

“Llegó el momento en que decidí retirarlo de ese lugar. Fue en 2010. Entonces lo presenté a Ediciones Matanzas, donde me lo aprobaron y finalmente publicaron. Por supuesto, antes de que saliera a la luz le hice una nueva actualización.

“Creo que esto ha beneficiado en cierta forma al libro, pues permitió completarlo más. A partir de estas añadiduras, me hubiera gustado trabajarlo un poco más, en su estructura, en el estilo. Pero ya no daba tiempo, no quería demorar más su aparición. Tenía que salir ya. El libro era necesario, no podía esperar más y ahí está.”

El coleccionismo en Matanzas recibió el Premio de la Crítica Orlando García Lorenzo 2011, otorgado anualmente por la Uneac en la provincia de Matanzas, a los tres mejores libros publicados por escritores residentes en este territorio.


Por: Norge Céspedes