Abel G. Fagundo

Ediciones Aldabón inaugura su espacio físico

Marzo 31, 2017 - 1:21pm

Por: Abel G. Fagundo

Con el feliz pretexto del día del libro cubano, la Asociación Hermanos Sainz (AHS) en Matanzas inauguró la casa de su editorial: Ediciones Aldabón. La más joven de las editoriales matanceras cumple veinte años de trabajo durante este 2017; y aunque ha sido reconocida como uno de los sellos más destacadas de la Asociación que agrupa a los creadores jóvenes del país, no contaba con un espacio definido que sirviera para diversificar y enriquecer su presencia en la comunidad.

Ediciones Aldabón inaugura su espacio físico

Mis últimos agostos del siglo XX

Diciembre 4, 2016 - 5:28am

En los finales del siglo XX –ese intenso período de revoluciones y caídas al abismo– un grupo de jóvenes de la provincia nos reunimos en Colón, liderados por José Manuel Espino, quién  cada cierto tiempo tiene la virtud de renovarse y dejar entrever la chispa del muchacho tras sus ojos. Aquellos encuentros de jóvenes creadores fueron como una barcaza en medio de la tormenta. Las condiciones económicas lijaban la esperanza –circunstancias más que conocidas sobre las que se han hecho múltiples lecturas– Colón se convirtió entonces en una especie de refugio cíclico,  intenso;  breve invitación para reunirnos por dos días, leer poemas, escucharnos y sobre todo compartir, interactuar.

El Grupo de la Última Cena

La muerte física de Frank Abel Dopico

Mayo 27, 2016 - 1:08am
Frank Abel Dopico

En feedbook, en la página de Arístides Vega Chapú, leí la noticia sobre la muerte de Frank Abel Dopico. Hice un breve comentario –en el muro, lamento de quien pierde un desconocido cercano- de lo que significó su poesía para quienes comenzábamos a escribir en los noventa. Él fue uno de los 26 elegidos de “Retrato de Grupo”; una antología que leímos profusamente y que tuvo –no lo duden- sus efectos contaminantes sobre muchas de nuestras concepciones estéticas de entonces.
 

Economía nacional y noche de versos con Gaudencio Rodríguez

Mayo 26, 2016 - 3:34pm

El anfitrión se levantó de su silla y ocupó un rincón a la izquierda del público. Las manos juntas a la altura del pecho, el gesto de la palmada muda, tan habitual en las maneras con las que Alfredo Zaldívar comunica las intenciones de una iniciación.  En la casa de las letras Digdora Alonso, sede de Ediciones Matanzas,  el poeta Gaudencio Rodríguez era presentado como el protagonista de este miércoles de poesía. Autor y verso en esa unidad compleja y poco frecuente en la que el ser humano acompaña – en un mismo espacio- a su creación literaria.    

Gaudencio Rodríguez Santana

Entrevista a Abel G. Fagundo en el programa a Trasluz del Canal Educativo *

Diciembre 18, 2015 - 6:50am

Abel G. Fagundo - 2010Abel, la poesía cubana de los noventa, década en la que comienza tu producción literaria, se caracteriza por la atomización conceptual y formal, que puede ir desde las más osadas búsquedas neovanguardistas hasta intentos de revitalización del conversacionalismo. ¿Cuál fue en aquellos años tu lectura de este panorama y cuál tu manera de dialogar con él?

Llegó a la poesía, no me refiero a la escritura del verso sino a ese universo más grande que es la poesía a través de un grupo de poetas que pertenecían a la generación anterior (los ochenta) Por tanto las primeras lecturas sobre lo poético las hago desde una percepción estética anterior. Luego en la medida en que me relaciono  y comienzo a leer los textos de mis contemporáneos y también cuando dialogo con sus posturas estéticas, comprendo mucho mejor que más que un grupo se trataba de una dispersión en la que se unen continuidad y ruptura. Ahora se habla un poco más de nosotros, son veinte años y a la historia literaria es necesario reevaluarla cada cierto tiempo. Algunos nos han acusado formalmente de epígonos, otros tienen una visión diferente. Creo que son inconcebibles los noventa sin los ochenta y que ambas generaciones forman parte del principio y el fin de un proceso histórico-literario concreto.   

Yo me vinculé a un grupo de jóvenes poetas matanceros que después se reunieron en la antología “La última cena”; teníamos entonces una intención de participar de aquel momento literario. La mayoría éramos muy novatos y no creo que hayamos podido estructurar un amplio debate con nuestros contemporáneos, pero si fuimos parte del proceso y aportamos en cierta medida algunas voces que han demostrado después toda su dimensión.

Variantes para extraviar a un poeta

Diciembre 18, 2015 - 6:30am

Abel G. FagundoEra en Matanzas, allí junto al hierro y la sal
iba a recomponerme para ser el esperado otro.
El demonio menor y el moralista
se beberían un café del borde
                        donde nace Contreras
y puede olerse el pescado refrito de la minuta.
Era en Vigía, bajo la sombra de sus portales
lluvia, libros y amor... entelequia tonta
que fue purgada en la primera ventolera
como las hojas secas que el viento lanza a la bahía.
Hipérbole de asfalto y carne que en su espiral
descosió el ropaje simbólico de una Atenas imaginada.

Me lancé asustado al río San Juan
y en medio de las aguas Israel Domínguez
susurró uno de sus versos
era una madrugada ocre
no pude oír las palabras que se congelaban
y caían a la gélida negritud.
Luego nadamos en direcciones contrarias
dos criaturas de manglar
hijos de una generación quebrada, dispersa
prisionera entre el fin de una utopía
y el nacimiento de la incertidumbre
como dueña del tiempo.

El callejón de Quintanales

Octubre 19, 2015 - 9:21am

Callejón de QuintanalesEra lunes, bien temprano. Le sorprendió que aquel negro curtido se le parara en frente proponiéndole con insistencia la venta del machete. En la calle ya había algunas personas y bastaba una simple mirada –sobre todo una vieja y endurecida mirada como la de aquel hombre- para descartarlo de entre los compradores potenciales. Enseguida se acordó de Lombroso -rarísima trastadas de la mente- Apenas había escuchado a su vieja hablando del italiano positivista y de sus irracionales teorías sobre el rostro de los delincuentes, como para  acordarse de pronto,  en aquellas circunstancias. No lo pensó mucho más y saco los 80 pesos de la cartera. Recordó que allá arriba en la zona de los edificios nuevos, el reparto de los peloteros como ya lo conocían popularmente;  las cosas se estaban calentado y que su viejo hablaba con insistencia de la necesidad de protegerse, ante la actitud impredecible que pudieran adoptar  los vividores que se la pasaban merodeando. El machete era de cabo rojo, marca Bellota, grande, nuevo y brilloso, con el filo aún virgen. Un objeto bello  que tenía a la vez la condición de infundir temor.

Menciones en el concurso debate Provincial José Jacinto Milanés en su Bicentenario

Febrero 21, 2015 - 2:13am

Matanzas. Menciones Bicentenario de MilanésLos amigos de mi hijo han empezado a marcharse.
Los amigos de mi madre han empezado a Morir*

Los amigos de mi hijo han empezado a marcharse,
a habitar otros sitios bajo otro sol, otros
lugares donde nunca será igual la intensidad
de la luz.
Se marchan los amigos de mi niño como lo
hicieron los míos cuando tenía su edad. Y no
sé cómo ensañarlo a entender las lejanías, el
paso breve de los otros.
Los amigos de mi madre han empezado a
morir, calladamente, a destiempo, como casi
todos los eventos memorables, que suceden
antes o después de lo previsto.
Se mueren los amigos de mi madre como
morirán los míos de aquí a algunos años.Y
será igual, a destiempo, porque nunca
son propicias las despedidas.
Mi madre y mi hijo se van quedando más solos.
Hay algo que los junta a pesar del tiempo, la
eternidad que se vuelve distante, menos creíble.
Los amigos de mi hijo han empezado a marcharse.
Los amigos de mi madre han empezado a morir.
Y no sé cómo explicarles a ambos, y que lo
entiendan, que los dos actos son una misma cosa.

Yanira Marimón

*1era mención

Un trago de "noseque" Entrevista a Abel G. Fagundo

Octubre 21, 2014 - 11:10am

Abel G. FagundoEntrevista publicada en el libro “12 creadores entrevistados, coordenadas de arte y literatura” Ediciones Aldabón, Matanzas. Cuba. 2011 

Perdido entre las PCs del nodo que administra casi parece un hombre ce ciencias. Pero no engaña a quienes conocen de los extrañamientos literarios que lo bautizan como un hombre de letras, ilustrado por demás, dentro de una generación de poetas matanceros que incluye a Israel Domínguez, Mae Roque, o Derbys Domínguez, por solo mencionar algunos.

Tímido solo en los primeros momentos de la conversación, pero siempre cordial, jodedor cubano, amigo de cantinas y de amigos, gusta de reconocer en público cuanto ama la poesía, los pulóveres anchos y las gorras que esconden. Abel González Fagundo es de los pocos que hacen del mañanero trago de “noseque” un pretexto casi elegante para filosofar.

Ediciones Vigía publicó en 1999 “Golpes de Dios”, Premio Rilke al Joven Poeta, distinción que otorga esta casa editorial.

Siempre te has considerado un marxista convencido ¿Dónde coloco entonces estos Golpes de Dios? El propio Rainer María Rilke afirmaba lo de no fiarse de la superficie, porque en las profundidades todo se hace ley…

Siempre es demasiado tiempo.. Te comentaba que una vez escuche – o leí en algún sitio – que cada ser humano lleva consigo un espacio, una oquedad que sólo la llena Dios. Como muchos seres humanos he pasado por momentos de dudas, de crisis existenciales, de redescubrimientos; pero creo que en este momento, ya cercano a los 40 años, tengo algunas cosas definitivamente resueltas – espero por mi bien que no todas – Una de ellas es la certeza de que viviré el resto de mi vida con esa oquedad vacía. Soy ateo, mi argumento para serlo es quizás ingenuo, simplificador; pero no he conseguido conciliar la existencia de Dios con la razón. 

El universo de las revistas, del soporte papel al soporte digital

Abril 24, 2014 - 11:52pm

Revistas iMpresas .vs. Revistas DigitalesTexto leído en la mesa de opinión,  Revistas impresas .vs. Revistas Digitales, celebrado en el marco de la feria del libro en la Ciudad de Matanzas. Sábado 1ero de Marzo de 2014

Cuando en 1663 los primeros lectores ojeaban las páginas de la publicación seriada alemana “discusiones mensuales edificantes”, estaba naciendo oficialmente el fenómeno de las revistas. En la Europa de entonces el renacimiento había rescatado al ser humano de su extensa edad oscura, germinaban ya las bases de lo que unas décadas después sería la “era de la revoluciones” y de la que la revolución francesa es su máxima referencia. Surgen entonces la Gaceta italiana del siglo XVII y la publicación de revistas crece en cantidad y diversidad.
 
Con la llegada de la revolución industrial y el ascenso acelerado al poder del capitalismo, las revistas se convierten en modo idóneo de comunicación. El conocimiento se especializa y con ello los contenidos de estas publicaciones. El ocio y los reportes sobre actualidad se convierten en una fuente de ingresos, las religiones encuentran también en ese formato una manera periódica de extender sus credos. La ideología de los diferentes sectores en pugna que forman el entramado social, descubre en sus páginas una vía de expresión. El siglo XX consolida todos estos aspectos y se convierte en un paraíso revistero. Millones de copias de los más diversos temas circulan por el planeta en modo de publicaciones seriadas, desde las más elitistas hasta la gruesa masa de los folletines del corazón. Para tener una idea basta recordar – como en un país pequeño y luego asediado como el nuestro – entre los años cuarenta y noventa del siglo XX, circularon miles y miles de propuestas.

http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido