Abel G. Fagundo

Gisèle Pineau en Ediciones Vigía

Febrero 6, 2018 - 6:10am

Por: Abel González Fagundo

En la tarde de este lunes se presentó en Ediciones Vigía la novela “El exilio según Julia” de la escritora de Guadalupe Gisèle Pineau. La novela, traducida del Francés por Laura Ruiz Montes, editora principal de Vigía; recorre el complejo micro universo de una familia caribeña en la Francia blanca.

Gisèle Pineau en Ediciones Vigía

Presentan plaquette del poeta Abel González Fagundo

Diciembre 1, 2017 - 5:14am

Por: Norge Céspedes

La plaquette Reminiscencia arqueológica del ángelus naranja, que contiene el poema homónimo del escritor Abel González Fagundo, fue dada a conocer por Ediciones Matanzas, en su sede. Alfredo Zaldívar, director de ese sello editorial, tuvo a su cargo las palabras de presentación del texto, que obtuviera en agosto pasado el premio del Concurso-Debate de Poesía José Jacinto Milanés 2017.

Presentan plaquette del poeta Abel González Fagundo

Zaldívar hizo un recorrido por la obra de este autor, que abarca ya seis libros, “marcados por una relectura del surrealismo, una relectura muy personal, que parte de un entendimiento, de una asimilación  auténtica de la cultura y una profunda mirada a nuestra circunstancia, a lo cubano”. 

Premian concurso-debate Milanés 2017

Agosto 16, 2017 - 1:31pm

Por: Norge Céspedes

Por su poema "Reminiscencia arqueológica del ángelus naranja", el poeta Abel González Fagundo mereció el premio del Concurso Debate de Poesía Milanés 2017, tradicional certamen cuya convocatoria está abierta solo para autores residentes en la provincia de Matanzas.

Según declaró González Fagundo, el texto ganador, perteneciente al poemario inédito “Agua de fuego”, “es un juego que parte de una interpretación (desconstrucción) del surrealismo; toma como base al cuadro de Salvador Dalí "Reminiscencia arqueológica del ángelus de Millet" y arranca con una cita de Bretón”.

Parque de la Catedral, Junto a la estatua del poeta Milanés

Ediciones Aldabón inaugura su espacio físico

Marzo 31, 2017 - 1:21pm

Por: Abel G. Fagundo

Con el feliz pretexto del día del libro cubano, la Asociación Hermanos Sainz (AHS) en Matanzas inauguró la casa de su editorial: Ediciones Aldabón. La más joven de las editoriales matanceras cumple veinte años de trabajo durante este 2017; y aunque ha sido reconocida como uno de los sellos más destacadas de la Asociación que agrupa a los creadores jóvenes del país, no contaba con un espacio definido que sirviera para diversificar y enriquecer su presencia en la comunidad.

Ediciones Aldabón inaugura su espacio físico

Mis últimos agostos del siglo XX

Diciembre 4, 2016 - 5:28am

En los finales del siglo XX –ese intenso período de revoluciones y caídas al abismo– un grupo de jóvenes de la provincia nos reunimos en Colón, liderados por José Manuel Espino, quién  cada cierto tiempo tiene la virtud de renovarse y dejar entrever la chispa del muchacho tras sus ojos. Aquellos encuentros de jóvenes creadores fueron como una barcaza en medio de la tormenta. Las condiciones económicas lijaban la esperanza –circunstancias más que conocidas sobre las que se han hecho múltiples lecturas– Colón se convirtió entonces en una especie de refugio cíclico,  intenso;  breve invitación para reunirnos por dos días, leer poemas, escucharnos y sobre todo compartir, interactuar.

El Grupo de la Última Cena

La muerte física de Frank Abel Dopico

Mayo 27, 2016 - 1:08am
Frank Abel Dopico

En feedbook, en la página de Arístides Vega Chapú, leí la noticia sobre la muerte de Frank Abel Dopico. Hice un breve comentario –en el muro, lamento de quien pierde un desconocido cercano- de lo que significó su poesía para quienes comenzábamos a escribir en los noventa. Él fue uno de los 26 elegidos de “Retrato de Grupo”; una antología que leímos profusamente y que tuvo –no lo duden- sus efectos contaminantes sobre muchas de nuestras concepciones estéticas de entonces.
 

Economía nacional y noche de versos con Gaudencio Rodríguez

Mayo 26, 2016 - 3:34pm

El anfitrión se levantó de su silla y ocupó un rincón a la izquierda del público. Las manos juntas a la altura del pecho, el gesto de la palmada muda, tan habitual en las maneras con las que Alfredo Zaldívar comunica las intenciones de una iniciación.  En la casa de las letras Digdora Alonso, sede de Ediciones Matanzas,  el poeta Gaudencio Rodríguez era presentado como el protagonista de este miércoles de poesía. Autor y verso en esa unidad compleja y poco frecuente en la que el ser humano acompaña – en un mismo espacio- a su creación literaria.    

Gaudencio Rodríguez Santana

Entrevista a Abel G. Fagundo en el programa a Trasluz del Canal Educativo *

Diciembre 18, 2015 - 6:50am

Abel G. Fagundo - 2010Abel, la poesía cubana de los noventa, década en la que comienza tu producción literaria, se caracteriza por la atomización conceptual y formal, que puede ir desde las más osadas búsquedas neovanguardistas hasta intentos de revitalización del conversacionalismo. ¿Cuál fue en aquellos años tu lectura de este panorama y cuál tu manera de dialogar con él?

Llegó a la poesía, no me refiero a la escritura del verso sino a ese universo más grande que es la poesía a través de un grupo de poetas que pertenecían a la generación anterior (los ochenta) Por tanto las primeras lecturas sobre lo poético las hago desde una percepción estética anterior. Luego en la medida en que me relaciono  y comienzo a leer los textos de mis contemporáneos y también cuando dialogo con sus posturas estéticas, comprendo mucho mejor que más que un grupo se trataba de una dispersión en la que se unen continuidad y ruptura. Ahora se habla un poco más de nosotros, son veinte años y a la historia literaria es necesario reevaluarla cada cierto tiempo. Algunos nos han acusado formalmente de epígonos, otros tienen una visión diferente. Creo que son inconcebibles los noventa sin los ochenta y que ambas generaciones forman parte del principio y el fin de un proceso histórico-literario concreto.   

Yo me vinculé a un grupo de jóvenes poetas matanceros que después se reunieron en la antología “La última cena”; teníamos entonces una intención de participar de aquel momento literario. La mayoría éramos muy novatos y no creo que hayamos podido estructurar un amplio debate con nuestros contemporáneos, pero si fuimos parte del proceso y aportamos en cierta medida algunas voces que han demostrado después toda su dimensión.

Variantes para extraviar a un poeta

Diciembre 18, 2015 - 6:30am

Abel G. FagundoEra en Matanzas, allí junto al hierro y la sal
iba a recomponerme para ser el esperado otro.
El demonio menor y el moralista
se beberían un café del borde
                        donde nace Contreras
y puede olerse el pescado refrito de la minuta.
Era en Vigía, bajo la sombra de sus portales
lluvia, libros y amor... entelequia tonta
que fue purgada en la primera ventolera
como las hojas secas que el viento lanza a la bahía.
Hipérbole de asfalto y carne que en su espiral
descosió el ropaje simbólico de una Atenas imaginada.

Me lancé asustado al río San Juan
y en medio de las aguas Israel Domínguez
susurró uno de sus versos
era una madrugada ocre
no pude oír las palabras que se congelaban
y caían a la gélida negritud.
Luego nadamos en direcciones contrarias
dos criaturas de manglar
hijos de una generación quebrada, dispersa
prisionera entre el fin de una utopía
y el nacimiento de la incertidumbre
como dueña del tiempo.

El callejón de Quintanales

Octubre 19, 2015 - 9:21am

Callejón de QuintanalesEra lunes, bien temprano. Le sorprendió que aquel negro curtido se le parara en frente proponiéndole con insistencia la venta del machete. En la calle ya había algunas personas y bastaba una simple mirada –sobre todo una vieja y endurecida mirada como la de aquel hombre- para descartarlo de entre los compradores potenciales. Enseguida se acordó de Lombroso -rarísima trastadas de la mente- Apenas había escuchado a su vieja hablando del italiano positivista y de sus irracionales teorías sobre el rostro de los delincuentes, como para  acordarse de pronto,  en aquellas circunstancias. No lo pensó mucho más y saco los 80 pesos de la cartera. Recordó que allá arriba en la zona de los edificios nuevos, el reparto de los peloteros como ya lo conocían popularmente;  las cosas se estaban calentado y que su viejo hablaba con insistencia de la necesidad de protegerse, ante la actitud impredecible que pudieran adoptar  los vividores que se la pasaban merodeando. El machete era de cabo rojo, marca Bellota, grande, nuevo y brilloso, con el filo aún virgen. Un objeto bello  que tenía a la vez la condición de infundir temor.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido