Newyorker Jazz
Poesía de innegable ritmo, nacida del universo y la esencia del jazz, es la propuesta de este joven creador. Con imágenes casi fotográficas el autor regala el mundo de los personajes, la tristeza, la alegría, la magia, la incomprensión y el ángel de una ciudad que lleva en sí misma tanto lirismo. Fuerza y melodía emergen de estos «versos para ser cantados a viva voz  como pura expresión de sentimiento».