Damaris Puñales Alpízar

Escrito en cirílico: manual para jerigonza parlantes

Abril 23, 2013 - 11:46am
Escrito en cirílico: manual para jerigonza parlantesQue en realidad nunca terminó la guerra fría comenta alguien cercano mientras la banda sonora del noticioso matutino de CNN anuncia que quedan prohibidas las adopciones de menores rusos por ciudadanos norteamericanos. Que Trotsky fumó repentino la pipa de la paz en Wall Street, allá cuando nacían juntos la década de los noventa y el siglo XXI, gime aún Sabina en los ordenadores, cadenas de música para Cds o mp3 o simples desgastadas y amadas cintas de nuestra generación. Todo ha sido confuso. Siempre lo fue. Desde que las lecturas primarias hablaran de Volodias y Vladimires que encerraban nieve en frascos de cristal para mandar a Cuba y un Joseito, un Pablito, un Serguei o una Niurka cualquiera recibieran esa agua hirviente en sus ventanas de Caimito, Siboney o Yaguajay. Más que en alfabeto latino o cirílico, todo ha estado escrito en jerigonza, en esa lengua otra que nunca entenderá quien esté “fuera del juego” -sólo para citar a otro gigante confundido.
 
La compilación de ensayos que hoy presenta Damaris Puñales Alpízar (Matanzas, 1971) pretende con eficacia allanar parcialmente ese camino abarrotado de obstáculos lingüísticos. Escrito en Cirílico: el ideal soviético en la cultura cubana posnoventa (Editorial Cuarto Propio, 2012) vendría a ser una suerte de autobiografía en ocho capítulos; un buen pretexto para desestabilizar a la academia. Abundo de inmediato. 

Ritual del fuego. Poesía de Damaris Puñales Alpízar

Febrero 17, 2010 - 11:43am

Ritual de fuegoI

Las propiedades de la combustión

Las palabras
una vez quemadas
no vuelven a arder.

Quemar las palabras
pero no la voz.

 

 

II

La palabra–humo

El rito ancestral del fuego:
quemar las palabras
verlas caer
en cenizas
cubriendo todo
la palabra vacía
esparcida rota
Quemar las palabras
como escribir un poema.

Las trampas de la memoria

Diciembre 10, 2008 - 12:03am

La memoria es una novela que cada cual se cuenta a sí mismo.
Manuel Vázquez Montalbán

Bernardo AtxagaAunque desde diferentes perspectivas, la historia y la literatura de la memoria se encuentran ante la imposibilidad de reproducir fielmente el pasado. A lo más que pueden aspirar ambas disciplinas es a acercarse, con mayor o menor eficacia, a relatos que sean más o menos verosímiles y coherentes. Bastante ajena a lo que George Luckas definía como novela histórica, pero tomando los eventos históricos como marcos de referencia, esta “nueva” modalidad literaria parece querer darle voz, sobre todo, a los marginados de la historia oficial, al bando de los vencidos en todas las guerras. En el caso español, por ejemplo, luego de la etapa hedonista que siguió a la muerte de Franco, y que muchos han llamado “la movida madrileña”, a partir de los 90 se ha puesto muy de moda –y nunca mejor empleado este término- una literatura que intenta traer de vuelta recuerdos y vivencias de los que perdieron no sólo la guerra civil en 1939, sino que además, fueron censurados, perseguidos, ejecutados y silenciados durante el largo período de dictadura franquista, hasta 1975.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido