Laura Ruiz Montes

Presentación de La Revista del Vigía

Octubre 19, 2017 - 10:35am

Pensada para ver la luz en el año 2016, La Revista del Vigía se propuso rendir homenaje, en el 130 aniversario de su natalicio, al poeta Agustín Acosta, uno de los protagonistas en el renacimiento de la lírica cubana tras el período de aridez que sobrevino después de la muerte de Julián del Casal y José Martí. Sin embargo, esta vez, el retraso de nuestras prensas ha sido hermoso pretexto para reunir otras celebraciones de las letras cubanas.

Presentación de La Revista del Vigía

Para no esconderse o renegar. Para no avergonzarse de la herencia latina

Octubre 13, 2017 - 11:21am

Palabras de presentación del número 184 de la revista Conjunto en el Coloquio Internacional: Socialización de Latinos en Los Estados Unidos: Educación, religión y medios masivos de comunicación. Casa de las Américas. La Habana, octubre de 2017.

Comienzo a leer el número 184 de la revista Conjunto mientras espero que la puertorriqueña Marithelma Costa -quien visitara esta institución en el verano- me diga sidespués del huracán Maríaha tenido noticias de la también narradora boricua Yvonne Denis. Intento leer mientras a mi lado, en la pantalla de la computadora, se establece muy lentamente la conexión. Veo un post de Yolanda Arroyo, desde San Juan, que se titula: “La tarde que dejamos de ser gente”. Trato de compartir sus palabras para que las lean también los amigos demis amigos, o los no tan amigos, da igual. Lo que interesa es que toda esa gente dispersa que sí tienen que ver los unos con los otros-aunque a veces no alcancen a darse cuenta-  se sienta acompañada, estemos acompañados. Trato de abandonar la conexión para continuar la lectura de Conjunto. Como la conexión es lenta hay un espacio de tiempo entre hacer click sobre “Salir” y la efectividad de la acción.

Para no esconderse orenegar. Para no avergonzarse de la herencia latina. Portada de la Revista Conjunto

La poesía como acto íntimo

Agosto 22, 2017 - 7:11am

Laura Ruiz Montes (Matanzas, 1966) es una autora versátil: su acto escritural proyecta visos disímiles que arrojan —como ráfaga— intensidad y arraigo al ejercicio literario del país. La mujer/escritora se vale —mordaz— del cuestionamiento y la crítica para hacer frente al acontecer en que se halla inmersa, no como vana tentativa de convertirse en ágora de miradas, ni asidero de necesidades sin sentido, sino persiguiendo una vindicación como paliativo de tribulaciones y estados vivenciales.

Laura Ruiz Montes

Su creación no se estanca en bucles de una sola estación, sino que avanza, embarra sus manos, se atiza y nutre de lo que acontece en derredor y más allá de las circunstancias adyacentes, para luego —en un gesto visceral de discernimiento/vaciamiento— asirse a la escritura (poesía, ensayo, teatro, literatura para niños) donde va hilando sus propias (r)evoluciones discursivas que (tr)ascienden la lectura para dejar un efecto-semilla/raíz/savia/pistilo/fronda allí donde antes solo se empozaba el ocio.

Dossier y festejo para Mireya Robles

Agosto 15, 2017 - 2:30pm

Por: Laura Ruiz Montes

Para celebrar, con respeto y reverencia, la obra de la escritora cubana Mireya Robles (Guantánamo, Cuba 1934), Ediciones La gota de Agua, de Filadelfia, en su colección de Cuadernos Monográficos[1] ha entregado un espléndido dossier. El loable trabajo editorial de la intelectual cubana Ena Columbié (poeta, narradora, pintora y fotógrafa), en quien confiaron los editores generales Rolando D.H. Morelli y Kurt O. Findeisen, ofrece un valioso conjunto de textos de estudiosos de la obra de Robles, junto a una colección de pinturas de la escritora. Varias entrevistas, apuntes sobre el tema del exilio en la obra de Mireya Robles, acercamientos a su poesía y a su narrativa, encuentran asiento en estas páginas caracterizadas por la belleza estética, el rigor y una impecable edición.

Dossier Mireya Robles

Laura Ruiz Montes y Alfredo Zaldívar en las tierras de Pound

Abril 21, 2017 - 11:10am

The Santa Fe Poetry Trails NMSPS (Los caminos de la poesía de Santa Fe), publica en su página de YouTube  fragmentos de las lecturas realizadas por Laura Ruiz Montes y Alfredo Zaldívar, en su periplo literario por los Estados Unidos.

Laura Ruiz y Alfredo Zaldívar en las tierras de Pound

Una feminista norteamericana en Cuba: Margaret Randall en medio de la Revolución

Febrero 15, 2017 - 8:05am

La escritora norteamericana revisita su vida en medio del homenaje de la Feria del libro 2017.

Poeta, fotógrafa, escritora, activista social y feminista, Margaret Randall pasó más de una década viviendo en la isla, escribiendo y editando libros de poesía, historia social y sobre mujeres. Más recientemente, ha publicado Only the Road / Solo el camino: Eight Decades of Cuban Poetry (Duke University Press, 2016).

  Margaret Randall en medio de la Revolución.

Con su obra "Diapositivas" la matancera Laura Ruiz obtuvo el Premio Julián del Casal 2016 de poesía de la Uneac

Octubre 27, 2016 - 10:21am

Los Premios Uneac 2016, convocados en  Poesía, Biografía y En­sayo, fueron respectivamente para los au­tores Laura Ruíz (Dia­po­si­tivas);  Jor­ge Renato Ibarra Guitart (Cosme de la Torriente, los albores de una época en Cuba) y Frank Padrón No­darse (De la letra a la esen­cia: Mirta Aguirre y el barroco literario).

Laura Ruiz Montes

Laura Ruiz: Fe de erratas

Mayo 28, 2016 - 2:35am

La escritora, editora y traductora Laura Ruiz Montes (Matanzas, 1966) dará a conocer próximamente su antología poética personal Fe de erratas, la cual será puesta a disposición de los lectores por Aldabón, casa editora de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en la provincia de Matanzas.

Merecedora del Premio Nacional de la Crítica Literaria en dos oportunidades y de otros importantes reconocimientos de nuestras letras, incluida en significativas antologías dentro y fuera de la Isla, Laura está considerada entre las voces más significativas de la poesía cubana contemporánea.

Fe de erratas. Laura Ruiz Montes

Kilómetro 100

Mayo 27, 2016 - 8:28am

(A propósito de Km 100. Producción visual de los noventa en Matanzas)

¿Qué pasa con los años noventa que tienen el extraño poder de parecernos lejanos y cercanos a la vez? ¿Qué pasa con los años noventa de los cuales a ratos queremos olvidarnos definitivamente y cinco minutos después nos sorprendemos rememorándolos y sacando anécdotas de la chistera del mago?  ¿Qué provecho tiene recordar esa década de pobreza material? Acaso ¿ya está todo dicho sobre ese período? Obviamente no. Una de las razones, a mi juicio, por la que seguimos estudiando y revolviéndonos en las bilis de la temporada de marras es porque aún resulta impactante constatar como en un lapso de tiempo en que la isla estuvo económicamente casi paralizada existían otras norias que se movían, con menos penumbra, concibiendo nuevas expresiones culturales, lo cual hace que hurgar allí –hoy– aun nos depare sorpresas.

KM100

7 a 1 o Dónde está mi casa

Mayo 27, 2016 - 1:03am

Calzada de Tirry

Como cualquier niña de barrio mataperreé a mis anchas. Pese a ser hija única no estuve demasiado sobreprotegida. Esto me permitió andar por diferentes barrios con otras niñas y niños. Nos mezclábamos todos: quienes vivíamos en la Calzada –que entonces tenía cierto glamour– con quienes moraban más hacia el interior, aquellos cuya casa podía estar en barrios que se llamaban, por ejemplo, “la yuca agria”. Nos mezclábamos y formábamos una deliciosa pandilla, sin sospecharlo siquiera. La Calzada, además de sus árboles no tenía otros muchos atractivos. Quizás solo la idea de que era inmensa. Grandeza que disminuía directamente proporcional a la medida en que crecíamos. Los otros barrios, sin embargo, parecían contener todo lo fascinante del mundo, así continúa siendo: allí está lo verdaderamente interesante. La Calzada, en cambio, ya perdió su glamour. Los altos árboles de nuestra infancia devinieron arbustos y si bien es muy grato despertar con el piar de los pájaros que a veces anidan en ellos, ya no es posible jugar a los escondidos o recostarnos a los anchos troncos para gritar “un, dos, tres, pasito inglés” tratando de espiar con el rabito del ojo. Así crecí. Esa vida y el recuerdo de ella me han salvado de adversidades y zozobras. Y no hablo solo de los vaivenes emocionales, sino también de las inclemencias de la vida práctica. Mis amigos de entonces, mis iguales mataperros y yo, seguimos teniendo una especie de pacto silencioso. Un algo que nos hace reconocernos en lo igual: la infancia de callejeo y sudor. 

Con ellos perseguí perros para acariciarlos, apostando a quién morderían y a quién no. Con ellos busqué hojas extrañas, robadas de patios ajenos para colocar con cuidado y concentración en una prensa de madera que mi abuelo me había construido y que haría pensar a cualquiera que yo sería una botánica célebre o una microbióloga… nada más alejado. Con mis amigos mataperros me enfangué y busqué calandracas. Con ellos comí cundeamor y me destrocé las rodillas en las caídas, de manera tal que mi abuela, a una cuadra de distancia, me reconocía al volver de la escuela por los rosetones oscuros que sobresalían por encima de las medias blancas, sujetas con una liga a la altura de la pantorrilla.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido