Laura Ruiz Montes

Premonición de la carne abierta

Agosto 20, 2009 - 12:26pm

LorcaTodavía Nueva York no había sido abierto, desgarrado, por su once de septiembre cuando Federico García Lorca escribió Poeta en Nueva York. Sin embargo, ya aparece en este libro toda la carne abierta de la Gran Manzana. Hay heridas que empiezan a latir desde el fondo, como un presentimiento oscuro, ambiguo. Eso es Poeta en Nueva York: el libro que presiente la herida mortal, que la adivina y se horroriza ante este presentimiento.

Viajar a Nueva York constituyó la primera salida de Lorca fuera de España. Este desplazamiento allende los mares lo llevó a respirar el Nuevo Mundo, la América y allí (aquí) realizó el poeta su propio viaje de descubrimiento. Todas las fragmentaciones con las que cargó Federico aparecen en estos versos, sus intersecciones y cruces vibran en medio de la desesperación por aprehender lo terrible, lo posible de encontrar en un viaje y que se convierte de inmediato en irreversible desplazamiento interior, en cuchillada que atraviesa las vísceras.

Algo “sucio” está por suceder.

Junio 19, 2009 - 11:11am

Algo sucio está por sucederSólo recuerdo las palabras “Período Especial”. Especial para mí, para muchos, era una categoría superior de lo bueno, era un ascenso de lo mejor. Pero otro fue el camino. Casi de la noche a la mañana ocurrieron grandes cambios en la vida cubana. Se inició una nueva ordenación socioeconómica, todo quedó reconfigurado: las ideas y el menú insular,  el imaginario cultural y la política, el entorno urbano y el mercado, las definiciones de conceptos ideológicos y las largas horas de apagones, el calor y la ausencia de transporte colectivo, el precio de los alimentos y la nostalgia...La capacidad de elección disminuyó considerablemente y las opciones no eran amplias. Pero la penumbra que empezó en 1990, paradójicamente, trajo aparejado un recién iluminado paisaje artístico y cultural. La batalla por la subsistencia  (pese a ella y/o a partir de ella) aportó  a la luz de la creación artística un grupo de temáticas  que hasta entonces no se habían asomado a la palestra pública y que fueron recogidas  en la literatura y en las artes en sentido general. El derrumbe del muro de Berlín, como castillo de naipes, acarreó como consecuencia otras caídas: se vencieron tabúes, se mezclaron elementos del entorno nacional antes dispersos, se desacralizaron un buen número de emblemas y se comenzó  a articular un nuevo discurso que se originaba, esencialmente, a partir de notables reajustes de códigos que procedían de la década anterior.

Pensando qué pasará si… O en cambio qué pasará si no…

Abril 13, 2009 - 12:48pm

Los frutos ácidos. Laura Ruiz MontesLa publicación de Los frutos ácidos (2008) de Laura Ruiz Montes, significó el reencuentro de su poesía con Ediciones Matanzas, la misma editorial que veinte años antes (1988) publicara su primer libro de poemas: Queda escrito. Sobre ello conversó Alfredo Zaldivar durante las presentaciones realizadas en la ciudad de los puentes, en los días de la Feria Internacional del Libro 2009. También sobre la significación de Laura, su lugar entre las voces más representativas de la poesía cubana de las últimas décadas, y en especial, de la poesía escrita por mujeres dentro y fuera de la isla.

En Los frutos ácidos, Laura vuelve a mostrarnos una alta precisión formal, un depurado sentido del lenguaje, el equilibro entre lo anecdótico y la imagen, la construcción de una organicidad que sobrepasa al texto individual… elementos todos que han caracterizado el cuerpo poético de la autora, y que se hacen más visibles a partir de sus últimos libros de poemas ( El camino sobre las aguas, Ediciones Unión 2004 y A qué país volver, Letras Cubanas, 2007)

¿Para qué quiero casa?

Abril 13, 2009 - 11:15am

Samuel  FeijóoEn la nota inicial al Libro de Job, Fina García Marruz explicó que esas páginas escritas hace más de treinta años, no estaban destinadas a la publicación sino a tratar de ayudar a nuestro fraterno Samuel Feijóo...y esas palabras de la poeta me regalaron en el año dos mil –fecha en que trabajé arduamente en la edición del Libro de Job- una imagen, otra, diferente de nuestro fraterno Feijóo. El pasado 31 de marzo, el autor de Bethel y Carta de Otoño, el hombre que dio vida a la revista Islas, no pudo cumplir noventa y cinco años. Mucha fe se hubiera arrastrado, elevado, tambaleado o enraizado en él si hubiese completado tamaña cifra.

En el prólogo a la edición de Prosas, de Samuel. Feijóo, que publicó Letras Cubanas en 1985, Cintio Vitier aseguró que esos textos junto a la poesía de Feijóo y sus apuntes de viaje, tendrían que conformar un solo Diario de Poeta que va creando su prosa con los mismos objetivos que su verso, equivaliéndolo a ratos en originalidad y belleza, o esclareciéndolo desde el ángulo de la reflexión, o abriéndose cauce a la voz de los otros... Y es que escribir el Diario del Poeta, no le es dado a todos. Sólo algunos, como Feijóo pueden hermanar todas las rutas de los viajes. Así, él juntó los trillos de sus viajes montañeses y llaneros para crear nuevos caminos. Lo que en algún momento fue difuso, empezó entonces a tornarse más puro y sobreabundante a través de su palabra.

Palabras para presentar El búfalo ciego y otros cuentos, de Mirta Yáñez

Abril 13, 2009 - 10:48am

El búfalo ciego y otros cuentos(Ediciones Unión, 2008) en la Feria del Libro de Matanzas, 2009)

Tengo que usar un gerundio para intentar elaborar una idea inicial sobre El búfalo ciego y otros cuentos. Debo decir que Mirta Yáñez ha pasado su vida literaria comprendiendo. No sé si todos somos capaces de darnos cuenta cabal de lo que significa comprender cuando van en juego silencios, acontecimientos históricos, vida pública, circunstancias privadas. Y digo Mirta Yáñez porque decir Carmela, Conchita, Agustina, Matilde, Silvina, Marisabel, Hortensia, haría muy largo el camino para hablar de las voces femeninas que desde los cuentos de Yáñez asoman y que ahora, reunidas en El búfalo ciego y otros cuentos, tratan de entender y asimilar lo que ha ido pasando a lo largo de los casi veinte años que median entre los cuentos de Todos los negros tomamos café, que son los que abren esta compilación y los de Falsos documentos, que la cierran. No me voy a referir a la gastada línea de tango que reza que veinte años no es nada. Porque veinte años sí son y representan mucho. Claro, todo depende del color del cristal con que se mire.

Ser el dado y el jugador…

Abril 13, 2009 - 4:48am

Gabriela Mistral. PoesíaPalabras para presentar “Poesías”, Gabriela Mistral. Colección literatura latinoamericana y caribeña.  Casa de las Américas, 2008.

ser  en la mesa el dado/ y ser el jugador… Eso ha sido Lucila de María para la América. Lucila de María  expuesta sobre la mesa como dado de hueso y marfil. Expuesta ante la cordillera, siendo ella la cordillera misma, vasta, extensa, infinita. Cordillera de ojos verdes. Cordillera del Perpetuo Socorro. A ratos dudando de su imagen, desconocedora de su poderío. Siendo una niña huraña como son los grillos oscuros en el día, como es el lagarto verde, bebedor del sol. Siendo el sol mismo, pero sin saberlo. Reflexiva hasta la médula, poetizando la vida cotidiana, construyendo con palabras una réplica del mundo. Buscando vorazmente la escritura, convirtiéndose en grafómana para tratar de hallar un pliegue en medio de la cerrada cordillera y allí ser sólo piedra que rueda, río que se escurre... Nunca quiso ser mucho más que eso, pero ya es sabido que hay seres que no pueden elegir ser, sino que simplemente son y están de determinada manera en el mundo. Así se apagó Lucila María, se apagó entre el dolor y el pánico sufridos en una infancia triste. Se apagó para ver nacer a Gabriela Mistral.

El rasgueo del lápiz sobre el papel. (*)

Febrero 16, 2009 - 2:27am

Yo queria escribir como VallejoDe origen hebreo llega a nuestros días el Juan. Y de una muy vasta tradición de Juanes, le viene a este bardo la poética: de Juan Calvino, la pasión humanista, el afán traductor de otras lenguas y – confesémoslo, ¿por qué no?- alguna que otra persecución por parte de la Inquisición…De Juan Cordero, la luz derramada sobre los murales. De Juan de Bolonia la habilidad para esculpir Neptunos y Mercurios, sabiendo en qué sitio exacto encajar el buril para domar la pasión y las energías del hombre. De Juan Boscán le viene el soneto…La conjunción de todos estos oficios, talentos y ardides, conforman al Juan Luis Hernández Milián de nuestros días.

Dossier de poesía venezolana contemporanea

Febrero 16, 2009 - 2:26am

Ana María Oviedo Palomares

(Valera, Trujillo, 1964) Poeta y promotora cultural. Miembro fundador y directivo de la Red Nacional de Escritores. Coordina el Consejo Nacional de la Cultura en el estado Barinas, desde 2004. Ha publicado los libros De fuego o de ceniza, Dominio oscuro, Flor de sal y Ruegos.

Demonio OscuroDominio oscuro esconde tras su enigmático título una indagación poética centrada en el tema erótico-amoroso. Tal como lo expresa en uno de sus versos un conocido poema de Cernuda, que sirve de epígrafe a los poemas de Ana María Oviedo, “el deseo es una pregunta/cuya respuesta no existe”. Así, el cuerpo deseante o herido emprende en la estrofa poética su arduo aprendizaje, sumergiéndose en los ritmos, las cadencias del alma de la lengua, bebiendo de una de sus más antiguas y bellas tradiciones: la del Romancero. Los breves poemas aquí reunidos tensan el arco hacia un centro que se evade, móvil; dicen de una difícil sabiduría aprendida en el goce y el extravío.

Alicia en el país de la danza

Febrero 16, 2009 - 2:24am

Fina García Marrus- Alicia AlonsoPalabras de presentación de la edición de Vigía de "Alicia en el país de la danza", de Fina García Marruz, en el Museo de la Música. Edición: Agustina Ponce. Diseño y dibujos: Rolando Estévez.

--------------------------------------------

Súbito, de un salto arranca,
Húrtase, se quiebra, gira:
Abre en dos la cachemira,
Ofrece la bata blanca

ante la mirada atónita de José Martí, que deslumbrado y frenético casi no da crédito a la gracia danzante y apenas puede respirar el aire que brota entre giro y giro, cuando sale expelido de la boca rosa que provoca y taconea.

Hablando del hombre Z

Febrero 16, 2009 - 2:22am

Alfredo ZaldivarYo no había cumplido aún los veinte años cuando conocí a Alfredo Zaldívar. Tras algunos meses de merodeo me decidí por fin a ir a la casona azul de la calle cercana al río. Como sucede con todas las pasiones, esta, también se convirtió en una absoluta adicción. De la mano de Alfredo descubrí el sepia del papel craf –palabra que tanta duda me daba escribir y que aún se mantiene, ahora que en la casona hay ordenadores que me señalan la palabra en rojo y me sugieren: crac o crack… Lo que enfatiza la tendencia a la adicción que yo tengo y que Vigía y Zaldívar acentuaron.

Una mañana el hombre Z me pidió pegara unos trocitos de papel sobre un pliego de otro para después rasgarlos. Me advirtió cla-.ra-men-te que el papel del pliego era exclusivo, único, especial, papiro en extinción y que debía cuidarlo y que si alcanzaba para todo lo necesario, mucho mejor… Y lo eché a perder… Como he echado a perder tantas cosas. Lo lastimé como luego he lastimado a otros, sin querer pero haciéndolo…


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido