Israel DomínguezPrefiere presentarse a sí mismo (dado el caso necesario) como el simple ser humano que aboga por la igualdad de todo sus semejantes desde su propia condición, la humana misma. Asegura ser una persona que asumió la literatura como sentido de la vida. Hablamos de (y con) Israel Domínguez Pérez, un poeta villareño aplatanado matancero por circunstancias de la vida que lo empujan a vivir por la poesía y trabajar en el sector turístico de Varadero.  Licenciado en Lengua Inglesa, poeta  y trabajador del Turismo; Israel estuvo muy ligado a la poesía desde su infancia, pues su padre era conocido como un destacado repentista de su tiempo. Domínguez considera que “lo importante para un escritor es asumir la literatura como sentido de la vida. No importa dónde esté, ni cómo esté, ni cómo viva, siempre que no falle ese sentido de la vida se impondrá el escritor. Eso no significa que el escritor no pueda codearse con la cotidianidad más atroz sin continuar persistiendo en el intento de ser un escritor, o al menos intentar serlo”.