Net- ArtEl ánfora, redundancia y procesos de autosemejanza

En la década del noventa del siglo XX comenzaron a popularizarse las computadoras portátiles e Internet hizo su entrada oficial en el mundo de las comunicaciones. En un crecimiento exponencial ambas han transformado definitivamente las comunicaciones interpersonales y con esta la esencia misma de las comunidades humanas(1) Una de las primeras simulaciones de la realidad se produjo con el correo electrónico y entre las primeras incursiones artísticas podemos encontrar la fusión del arte correo y la poesía visual, derivada a su vez de la obra de Mallarmé y de Marinetti, en una variante electrónica donde artistas visuales y poetas crearon piezas [mensajes de correo electrónico] destinadas, en su esencia fundamental, a la circulación digital. Una herencia de esto la podemos observar todavía en los llamados correos en cadena, aspiración de muchos de estos artistas, paradójicamente lograda en interminables presentaciones que aún circulan de proveedor en proveedor y en los que se insta a ayudar a mujeres africanas, niños con cáncer, al Dalai Lama, entre otros.