No.15.Jun.2009

Los puertos del silencio

Junio 20, 2009 - 11:59am

Los puertos del silencioLos puertos del silencio testimonia una específica aventura. El poeta ha tallado un sujeto lírico en trance de desasimiento, cuyo tránsito vital es seguido paso a paso en una travesía que, haciendo honor al título del libro, tiene como destino el ensimismamiento silencioso, pues "Ya no basta ser el hijo". Todo el libro forja derroteros diversos de una transfiguración interior, jalonada por el asombro y la pesadumbre, a partir de la cual el discurso poético se orienta hacia un ámbito ajeno al de la experiencia y las raíces cotidianas, recinto lírico del espacio absoluto en el cual los recuerdos se transmutan en migración entrañable, emprendida en veleros imposibles. La voz poética se autodibuja enmarcada entre, por una parte, la posibilidad absoluta de la remembranza -y su correlato, la trascendencia a partir de la imagen-, y, por otra, la aniquilación inevitable derivada del vivir. Ambos polos del discurso se vinculan al tiempo y, por ende, a la muerte del ser y la inmolación de su vivencia -son, por tanto, "Los calendarios profundos en los que temo descansar" -. El trasfondo de esa bifurcación esencial del ser, aparece perfilado en términos de ejercicios de desasimiento, caducidad en la cual se tiende a "observar detenidamente los posos de un fondo cualquiera". La contrapartida de esa percepción oscura, es la certeza de la propia identidad de alcance panteísta - "seré el blanco, el insecto, la amatista" -, vinculada tanto a una orgullosa cuanto voraz percepción sensorial del universo.

Cañada Seca

Junio 20, 2009 - 11:55am

La memoria mojada o inundación de la memoria

Cañada seca. Alfredo ZaldivarAunque nací  en el hospital del Central Preston, a la orilla de la bahía de Nipe, al mar lo conocí muchos años después; tendría más de diez cuando mi padre me llevó al pueblito de Antilla, en el otro extremo de la bahía, para que viera el mar, los barcos. Vivíamos tierra adentro, en Sojo Tres, un pequeño batey de los que se formaban alrededor de un “chucho de caña”. Tomaba su nombre del río Sojo. A cada cierto tramo de la línea que llegaba hasta el Preston había una especie de grúa pesadora que recogía la caña desde las carretas, la pesaba y depositaba en vagones remolcados por una locomotora. Cada ramal de línea tenía una sucesión. Sojo Uno, Sojo Dos, Sojo Tres y así hasta el cinco. Mi padre era el pesador de Sojo Tres. A pesar de su poca instrucción tenía una fuerte vocación por las aritméticas y la geografía, gracias a la cual pudo obtener aquel “importante” puesto. No sé si su excelente ortografía también le sumó meritos. La vida en Sojo Tres se desarrollaba alrededor del chucho. La gente malvivía de cortar, sembrar y limpiar la caña en los tiempos de zafra. En tiempo muerto no se sabe de qué. Había una escuelita y una tienda. El maestro, que era de Santiago, se hospedaba en mi casa. Mi madre, además de cocer y vender santos, hacía turrones de coco para la tienda de Pifferrer, mi padrino.

Residuo*: La poética del borde

Junio 20, 2009 - 11:49am

Residuo Derbys Dominguez¿Derbys Escobar/Derbys Domínguez /Ángel Derbys/Ángel Escobar/uno dentro del otro, cada uno fuera de sí. Residuo contra residuo, es decir, lo que ha quedado después de una larga experiencia/resistencia al hecho cultural y social que significa la publicación de un libro.

1ero
¿Toda poesía no es residuo? El poeta "lucha" contra todo y consigo mismo. Su verbo se transforma doblemente expresivo y en su "negación de la fe", dice: Yo sufro la oscuridad o la ausencia de Dios/y me escondo en un árbol (…). Desde la dedicatoria del libro: a la memoria de Ángel Escobar, el autor nos deja ver su mayor referente. Es capaz de interpretar y "malinterpretar" a su precursor, mostrando otros residuos, otras contracciones de la palabra, otras revisitaciones.

2do
Todos los poetas han sufrido a otros poetas, por lo tanto, hablar desde la voz del otro y desde la propia vida: Tú eres la mitad de mi rostro/y lo que se ve, hace posible que el receptor pueda abrazar varias voces "fundiéndose" en una sola, con un color que tiene mucho "desasosiego", como los residuos que nos acompañan día a día y de los que no podemos librarnos ni ocultarnos porque en la "búsqueda de su verdad esencial" todo comienza a vibrar desde las sombras, en la luz del poema y en la realidad que es también el poema.

El Terco Persistir

Junio 20, 2009 - 11:45am

El terco Persistir. Abel G. FagundoDurante la pasada Feria Internacional del Libro 2009, Ediciones Aldabón – sello la Asociación Hermanos Sainz y la más joven de las Editoriales Matanceras- presentó los libros de poemas “Residuo” de Debys Domínguez y “El Terco Persistir” de Abel G. Fagundo; ha este último poemario pertenece la selección de poemas que Mar Desnudo ofrece a sus lectores.

------------------------------------------------------------------------------------

El mulo

El señor del pelo blanco
saca sus plátanos de la jaba criolla
se mezcla el juego natural
de los colores que alimentan.

Jamás he trabajado
con la decencia que ese señor
espera de un hombre.
Mis poemas no paren frutos
que puedan comerse
con la felicidad del sembrador.

San Carlos y San Severino de Matanzas, 30 de enero y 2009

Junio 20, 2009 - 11:31am

Premio del Concurso Cartas de Amor 2009. Convocado por el Proyecto  "Escribanía Dollz"

Premio carta de amor. MaylanKarel:

Alguien me contó (quizás hasta yo misma lo inventé) que es posible medir el tiempo en besos. Lo creo. Eran dos las horas de besos que no te daba cuando iba de mi casa a la tuya, quince minutos de besos cuando me abrías la puerta: el corazón entre los brazos y una barba de tres días… Cualquiera diría que a tu lado he vivido siglos de besos.

Lamento ahora los que no te di. Y lamento no haberte escrito antes una carta de amor. Para muchos esta sabe a despedida, pero para ti será mi primera carta de amor. La única…

Muchos dicen que ya nadie escribe mensajes de enamorados. Es cierto. Todo se hace más fácil con el correo electrónico. ¿Te acuerdas de aquellos correítos de un solo adjetivo? Mis compañeras en el trabajo pensaban que no te gustaba hacer alarde de tus quereres. Yo sí sabía lo de aquel PRECIOSÍSIMA en superlativo y con mayúsculas. ¡Todo un mundo de besos en una palabra!

Máscara, subversión y narrativa feminista finisecular en “Te dejo, amor, en prenda el mar” de Carmen Riera

Junio 19, 2009 - 12:40pm

Crmen RieraCuando Gayatri Spivak lanzó la inquietante pregunta: “¿puede el subalterno hablar?”; nos concedió una herramienta epistemológica para constatar cómo las prácticas textuales de finales del siglo XX hasta nuestros días insisten en reelaborar y develar a través de diferentes estrategias discursivas, la posible respuesta.

En el contexto de la literatura producida por mujeres regresa la interrogación no a través de la variable de la visibilidad1 y la consiguiente existencia de la voz que la publicación de un texto supone per se, sino a través de las estrategias que utilizan esos mismos discursos para articular y exponer al posible público receptor, las temáticas que desean trabajar.Es importante no confundir la posible presencia de la voz del subalterno (la mujer que ha conseguido como escritora publicar lo elaborado) con la libre exposición de temas que aún desde esa privilegiada postura de vocera pueda la autora tener. Lo cual, por otra parte, no invalida la marca efectivamente positiva que la sola presencia del texto publicado supone para la escritora como representante de las otras completamente silenciadas.

El suicidio del absurdo

Junio 19, 2009 - 11:23am

El suicidio del absurdoEn una tarde como esta, de mil novecientos noventa y seis, los vigías emprendieron el viaje, dejaron atrás el San Juan para venerar a una de las más grandes voces de la literatura hispánica, entonces fuimos partícipes del milagro. La Loynaz desde su butaca escuchó con atención por largo rato y de vez en vez, con voz muy queda, como los ángeles, nos aconsejó y agradeció la Revista del Vigía del año 7, número 2 y la publicación de su poema La novia de Lázaro. Al despedirnos, recuerdo que todos decidimos besar sus manos. Cruzando la verja, anochecía… Son muchas las horas que han corrido desde ese día, pero sigue sin dudas su espíritu acompañándonos.

Vuelvo hoy a esta casa, en mi oficio de editora, traigo en mis manos otro libro como propuesta, otro es el diseño que lo ilustra, han cambiado también los colores. Todo el que pretende envejecer en este ministerio de hilvanador de letras, todo el tiempo está buscando un autor y un buen libro. Casi por azar di yo con este, un número de teléfono, una tarea encomendada que nada tenía que ver con Vladimir y la narrativa.

La ruta de una mujer vestida de hombre

Junio 19, 2009 - 11:15am

FavezLA HABANA, junio (IPS) - Cuando el historiador y antropólogo cubano Julio César González Pagés y su amigo español Alberto Góngora Sanz se vieron frente a la casa natal de Enriqueta Favez, en la ciudad suiza de Lausana, cayeron al suelo en medio de la plaza, lloraron y rieron de alegría.

"Llegué a besar la puerta. La gente pasaba y nos miraba sin entender. Allí está la casa, pero no hay ni una tarja que la recuerde. Ni allí ni en ninguno de los tantos lugares por los que pasó alguna vez la primera mujer que ejerció la medicina en Cuba, cuenta González Pagés a IPS.

"Una mujer como esta es desconocida por la historia", afirmó.

"Se le juzgó como una criatura infeliz cuando en realidad fue una mujer que estudió medicina y se vistió de hombre para realizarse en una profesión que se le negaba por no serlo. Vestirse de hombre para Favez fue un ejercicio de rebeldía frente a todos los designios institucionales de su época", añadió.

Algo “sucio” está por suceder.

Junio 19, 2009 - 11:11am

Algo sucio está por sucederSólo recuerdo las palabras “Período Especial”. Especial para mí, para muchos, era una categoría superior de lo bueno, era un ascenso de lo mejor. Pero otro fue el camino. Casi de la noche a la mañana ocurrieron grandes cambios en la vida cubana. Se inició una nueva ordenación socioeconómica, todo quedó reconfigurado: las ideas y el menú insular,  el imaginario cultural y la política, el entorno urbano y el mercado, las definiciones de conceptos ideológicos y las largas horas de apagones, el calor y la ausencia de transporte colectivo, el precio de los alimentos y la nostalgia...La capacidad de elección disminuyó considerablemente y las opciones no eran amplias. Pero la penumbra que empezó en 1990, paradójicamente, trajo aparejado un recién iluminado paisaje artístico y cultural. La batalla por la subsistencia  (pese a ella y/o a partir de ella) aportó  a la luz de la creación artística un grupo de temáticas  que hasta entonces no se habían asomado a la palestra pública y que fueron recogidas  en la literatura y en las artes en sentido general. El derrumbe del muro de Berlín, como castillo de naipes, acarreó como consecuencia otras caídas: se vencieron tabúes, se mezclaron elementos del entorno nacional antes dispersos, se desacralizaron un buen número de emblemas y se comenzó  a articular un nuevo discurso que se originaba, esencialmente, a partir de notables reajustes de códigos que procedían de la década anterior.

Escribir para las estaciones

Junio 19, 2009 - 10:52am

Las Estaciones(0)

Determinados acontecimientos, si ocurren en una secuencia que nos haga sospechar de las meras coincidencias, pueden hilvanarse para consumar eso que llamamos un destino. Quiero creer que en ciertas oportunidades he podido acceder a los imaginarios de ciertos artistas en un momento que me permitirá no solo admirar o discutir lo que ofrecen, si no también unirme a ellos en tanto colaborador, testigo activo, o cómplice indudable de esos procesos. Para alguien que llega al arte, con toda la carga de preguntas y sospechas que componen la juventud, resulta un estímulo esencial encontrar creadores que se acerquen a eso que imaginamos como una verdad próxima a lo que nos llevó a ese ámbito. Guías, colegas, maestros, en cuya obra pueda reflejarse y refractarse nuestra propia concepción, para partir de ellos como una imagen que al tiempo que va haciéndose nuestra, confirme la validez de sus talentos en un contrapunto que nos nutrirá por siempre.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO...Revista de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba.  Editores: Laura Ruiz Montes y Abel G. Fagundo. Prensa: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Optimizado para una resolución de 1024 X 768. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Premio Hispanidad y MestizajeLa Asociación Hispanidad y Mestizaje, es un Programa Intercultural independiente de cualquier organismo o institución pública o privada, nacional o internacional, e independiente también de cualquier ideología política, económica, social o religiosa.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

 

Distribuir contenido