Yovanny Ferrer

El noticiario

Abril 24, 2017 - 3:55am

Por: Gaudencio Rodríguez Santana

Un amigo nuestro, al momento de adquirir el libro, me dijo: “Dile a Yovanny que lo voy a comprar, pero prefiero para la próxima las noticias que sean de primera mano”. Claro está, se trataba de un chiste, porque no importa de qué mano sean, si son buenas noticias son bienvenidas. Noticias de segunda mano, de Yovanny Ferrer, son las noticias bienvenidas. Es un libro de poesía que hace falta, y más para que nos detengamos a construir un cuerpo poético que, a pesar de un título aparentemente motivador de bromas, es de una gravedad que sobrecoge.

El noticiario. Yovanny Ferrer

Paris lleva una fiesta

Abril 7, 2011 - 10:12pm

 

Entonces se calmó aquel miedo un poco,
que en el lago del alma había entrado
 Dante Alighieri
 

Abrigo todavía, como un prendedor en la chaqueta semiabierta, ese sueño en que me veo recostado a un ciprés, a la vista los relieves del arco de triunfo, sofocado después de una larga caminata por los campos Elíseos, mientras Ernesto Sábato me lee fragmentos de una novela inédita, llena de locura, donde el amor y la muerte se suceden como escenas en un cine de barrio. Yo, en la visión, escucho al maestro y me pregunto si la radiación de los metales, que estudiaban por entonces los laboratorios Curie, tendrían algo que ver algo con esas emanaciones del alma, influjos del espíritu de un cuerpo a otro, en la sobrevida. Era el todo de la escena una de esas utopías que, iconoclasta,  se arrastran a pesar de los golpes y los años.

 

Tatoo

Abril 7, 2011 - 10:10pm

 

Literatura Tatuajeya traspongo los barrotes que resguardan el túnel,
que termina en las cuevas submarinas, me araño,
me desangro, al fin encuentro una roca saliente
donde encajo mis uñas, que crecen por instantes
para salvarme.
Lezama
 
Para Severo Sarduy  el escritor era un tatuador y la literatura, el arte del tatuaje. La obra, a pesar de los detractores, queda como esa marca en la piel, hecha a retazos, que asfixia o resguarda. En la música puede suceder algo parecido. La letra de una canción es un poema en sí mismo, una revelación, que transfigura el aura del escucha y puede remontarlo a lugares distantes, increíbles.
 
La magia en el teatro que procuró Stanislavski estaba más allá de la actuación. El retablo era una prolongación del mundo exterior. Ese realismo psicológico, teoría de la acción física aparte, mostraba, en contexto, la carne misma de los personajes.
 

Monedas de oro, sal y cobre

Febrero 21, 2011 - 3:20pm

Yovanny FerrerDesde la noche sombría Bamako, la dulce Bamako, estrena su faz para salvar la aldea del conquistador. Desde el borde de los tiempos, sobre la tierra de la voraz mandinka, la luna/Bamako instala su reino con monedas de oro, sal y cobre. Porque sobre el imperio de Malí, del león rugiente, Yovanny Ferrer mira la luna/Bamako, extiende sus manos y se transparenta en el viento de El otro mundo: libro íntimo de las ausencias, libro/pozo de los desbordamientos: páginas de un hombre a solas con su soledad de isla y amores.

Hasta acá, convencido del poder de la palabra, llega Ferrer con su oficio de curador y la doble ganancia de varón y poeta. Miente, miente desde esa aparente seguridad que regala al verso el prójimo adolorido en sus distancias. 37 poemas cobijan los límites que impone el sur con la tierra de sus antepasados; el norte con los hijos del vientre que ama; el este con el círculo verde que le esperó en América; el oeste con lo incierto, lo inacabado, esa misión sempiterna que distingue a los hombres de bien del entorno común.
 

Las gotas del San Andrés

Diciembre 20, 2010 - 10:37am

Gotas del San AndrésEscribe Jorge Luis Borges en El otro, uno de sus cuentos de El libro de arena (1975), que el Borges anciano, sentado a orillas del río Charles, en Boston, coincide con el Borges joven. De la conversación que ambos entablan resume: Medio siglo no pasa en vano. Bajo nuestra conversación de personas de miscelánea lectura y gustos diversos, comprendí que no podíamos entendernos. Éramos demasiado distintos y demasiado parecidos.

El tiempo es, a veces, mezquino, lo sabemos, pero ese no es el punto de partida en esta historia. En un plano secundario los personajes, entretenidos en la plática, imaginan su reflejo en la corriente del Charles, que corre hacia el Atlántico. Imperceptibles para el lector, los pequeños remolinos en el fondo arrastran el lodo, los tallos secos del fondo, para lanzarlos, deshechos, al mar. Una elucidación de la vida que pasa, nunca serán la misma agua ni la imagen reflejada y sin embargo, desde la distancia sigue siendo tan propio el cauce de siempre. Para Tales de Mileto, uno de los siete sabios de la antigua Grecia y padre del pensamiento científico, el agua era el único principio del mundo, supeditado a una experiencia sensible, donde todo se transformaba en todo.
 

El señor de las tijeras (remake)

Diciembre 20, 2010 - 9:47am

El señor de las tijerasHe decidido crear una obra que se salga de lo normal, que haga ruido y que permanezca en la tierra cuando yo ya no esté, escribe Choderlos de Laclos de su novela epistolar Las amistades peligrosas, publicada en 1782 y llevada al cine en 1988 por el director británico Stephen Frears, con los protagónicos de Michelle Pfeiffer y John Malkovich.

No pretendo escribir sobre las epístolas que sirven de soporte a la historia del vizconde de Valmont y la marquesa de Merteuil, me detendré, y quienes hayan disfrutado el filme lo advertirán, en ese sensual poder que ejerce la seducción, en su acepción de cautivar el ánimo, sobre los seres humanos.Cuando leí el Señor de las tijeras, un cuento de Ulises Rodríguez Febles escrito a principios de los años noventa, junto a un grupo de escritores noveles,  reunidos en esos encuentros provinciales de Talleres literarios, bajo un bosquecillo de almácigos, entre casuchas de paredes de palma y techo de guano, a unos cincuenta metros del Abra del Yumurí, descubrí que detrás de cada supuesta pincelada, en la efímera existencia del objeto, yacía cautiva la palabra.
 
Frente al lienzo, en blanco como la hoja de Mallarme, existe para el creador - lector un principio bien defendido: la imantación. El centelleo, la extrañeza, antes del desgarramiento. Nada hay de milagro en esa pócima que hemos de beber, el hechizo está en el corte, la laceración, el éxtasis del ahogo, los límites entre la cordura y el ensimismamiento.

De la revelación a Julio Blanco, gnoseología aparte

Octubre 14, 2010 - 2:08pm

JUlio Blanco¿A dónde te escondiste...?
San Juan de la Cruz

No se por qué, mientras repaso una ves más, recostado a las rancias murallas de la fortaleza La Cabaña, los cuentos recogidos en el libro de los Por qué, publicado por ediciones Matanzas en el 2009 y puesto a punto para esta edición de la Feria Internacional, vienen como un soplo a mi mente la ternura en los versos de Cántico espiritual del poeta místico español San Juan de la Cruz. Deben ser los misterios de la bahía de La Habana abocada ante mis ojos y esa prudencia, tan apartada de la insensatez, que asumimos los humanos, de percibir más allá.

Detrás del mar yace la ciudad, crédula, ensimismada de ser tan ciudad. En la contemplación mutua hombre-ciudad se invoca un símil, una metahistoria que ahora es el pretexto de San Juan de la Cruz para adorar a su Dios inmanente.De ese recogimiento nacen la posibilidad y límites del conocimiento. A partir de cada interrogante Julio Blanco se convierte en un filósofo de la otra vida, transforma lo perceptivo en imágenes, símbolos, naturaleza misma de nuestras especulaciones.

De la metafísica del ser al yo supremo (otro oficio de ángel)

Octubre 14, 2010 - 2:06pm

Digdora Alonsomis oídos a toda profanación;
el poema está en su mundo.
Digdora Alonso

Estoy seguro, lo sé, Digddora podría, ahora, estar imaginando la brisa del mar, que lo sabe todo, en las tardes de la bahía, junto a la grama del patio, como en una fotografía. Quizás este sea el primer signo de devoción: el horizonte es infinito, después del mar solo existe el mar, pero es solo una imagen mía, un espejismo guardado con celo por la nostalgia.Desde esa óptica la poetisa asume el sentido de lo bello, el culto a lo externo, como un legado de sí, un sueño.  ¿Hacia donde va? ¿Qué pretende su obra?. Respuestas demasiado narcisistas para resultar comprometidas con lo ajeno, lo otro, la dermis silábica de su insomnio. Lo externo, el mundo (su representación), se convierten en piel, superficie  que resguarda toda aproximación al pasado inmediato. Gritó, pero solo escuchaba su voz. / Soy yo, soy yo, se repetía, /el de la fuente y el de la charca.

Ese otro mundo de Yovanny Ferrer

Abril 13, 2010 - 8:13am

MaliDesde Mali a la ciudad de sus hijos, trajo entre pecho y hombro algunos versos nada inocentes. Porque no se repite el cardenense Yovanny Ferrer, se renueva en El otro mundo: cuaderno lírico que Ediciones Matanzas aprehende para su colección Puentes.Las vivencias de un médico, esposo, padre, y por sobre ello poeta, en un país apresto a la cotidianidad siempre inquietante, hacen de este último texto de Ferrer una entrega personalísima, matizada por la crónica en verso y los testimonios de la gente que ayudó en el orden profesional o le ayudaron durante su misión humanitaria.

El otro mundo se divide en tres momentos que incluyen 37 textos, en su mayoría breves, imbuidos de términos que delatan su oficio, tradiciones, palabras autóctonas y revelan al hombre que se confunde entre otros parajes, otras gentes que le remiten a los suyos para enredar los dolores propios con los del prójimo.

Solo resta que el tiempo y los lectores digan la última palabra.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido