Ensayo Histórico

Presencia francesa en la cultura musical y artística de la ciudad de Matanzas. Siglo XIX. Aproximaciones

Agosto 3, 2015 - 4:21pm

Esteban Chartrand. La cultura francesa ha constituido uno de los referentes más sólidos en el acontecer histórico de numerosas naciones del mundo. Ya sea de forma directa o indirecta, Francia devino modelo universal a partir de los principios ideológicos y jurídicos que afloraron con la revolución de 1789.  Ello, sin ignorar los significados que para países como Cuba, tuvo la introducción, en la economía de plantación, de maquinarias y procedimientos técnicos, de patente francesa, los que contribuyeron a la consolidación de esa economía.

A la vez, la revolución haitiana (1791) marcó un punto de giro para la historia de la mayor de las Antillas. El declive económico de la otrora colonia gala sobrevino tras la cruenta contienda. La emigración de franceses hacia Cuba no se haría esperar. Tan pronto tienen lugar las  disímiles sublevaciones en Haití y Santo Domingo, comienzan a arribar al oriente de esta isla (Santiago, con preferencia) colonos franceses, algunos en compañía de sus antiguos esclavos.

Entre finales de aquel siglo e inicios del siguiente la región de Matanzas participa de un rápido crecimiento de su riqueza agraria, lo cual coadyuvó al florecimiento cultural de la entonces jurisdicción yumurina, en particular su capital. Tal situación estuvo favorecida por sucesos locales como la apertura del puerto al comercio con varias naciones (1793), así como por acontecimientos internacionales que en conjunto incidieron de forma positiva en el desenvolvimiento económico y socio cultural de la región. El florecimiento de la ciudad tiene sus orígenes en las primeras décadas del siglo XIX, si bien su momento clímax es alcanzado entre 1840 y 1868, año en que estalla  la Guerra de los Diez Años.

Durante este tiempo, la modesta fisonomía de Matanzas comienza a transformarse, a la par que los hacendados engrosan su patrimonio. Y  es que el interés de la burguesía terrateniente criolla supera las meras expectativas de enriquecimiento material. Distingue a los matanceros su apego por la ilustración, de ahí que conciban proyectos destinados a fomentar la educación, la literatura y las artes, al tiempo que impulsan significativas transformaciones urbanas, en correspondencia con la creciente posición de Matanzas como gran productora y exportadora de azúcar.

Gerardo Domenech Gener: patria y verdad

Octubre 17, 2014 - 2:05am

Gerardo Domenech GenerA María de los Dolores Aguirre Michelena
                                                                                
Entre los miles de cubanos que se sumaron a la Guerra del 95 en pos de lograr la independencia total de la metrópoli española, se destaca el matancero Gerardo Domenech Gener. Escasamente abordado por la historiografía nacional, amerita mayor atención por el rol que desempeñó durante  la génesis y eclosión de esta contienda definitoria.

Gerardo María Pedro Ronulfo, nombre con el que fue bautizado, nació el 27 de mayo de 1867 en la calle Real, No. 43 en el poblado de Bemba, hoy Jovellanos, Matanzas. Sus padres fueron José Gerardo Domenech Marrero, propietario de una fundición y Dolores Gener Puñales. Según documento conservado por María de los Dolores Aguirre Michelena, de esta unión nacieron siete hijos Ana Josefa, María Teresa, Gerardo María Anselmo, que falleció prematuramente, Gerardo María Pedro –protagonista de esta historia–, Dolores Cástula, Salvador de la Luz y María Cristina.

Legado de las familias Gener y Guiteras

Por vía materna el abuelo del futuro prócer fue José Gener Bohigas, hermano de  Tomás Gener (1787-1835). Proveniente la familia de Cataluña, este último se había establecido en Matanzas hacia 1808, erigiéndose pronto en uno de los más notables benefactores de la urbe.

Pedro José Guiteras Font en su bicentenario

Abril 24, 2014 - 11:25pm

Pedro José Guiteras Font Una de las grandes personalidades de la cultura cubana del siglo XIX fue Pedro José Guiteras Font (Matanzas, 17/3/1814- Charleston, EE.UU, 3/2/1890), quien se destacó como historiógrafo, crítico literario y pedagogo. Su padre, Ramón Guiteras Molins era natural de Canet del Mar, Gerona y su madre, Gertrudis Font Xiques, provenía de Barcelona. Ambas poblaciones están ubicadas en la región española de Cataluña, caracterizada, hasta hoy, por su empuje económico e industrial.

Al asentarse a inicios del siglo XIX en Matanzas, el emprendedor catalán sobresalió en el ámbito del comercio, específicamente en la producción y exportación de café, ramo que tuvo en esta zona uno de sus principales enclaves en las primeras décadas de aquella centuria. Se dedicó, además, a la elaboración y comercialización de harina de trigo, tal como asevera el autor Arnaldo Jiménez de la Cal en su libro La familia Guiteras. Síntesis de cubania. (1) En lo que respecta a su pensamiento, Guiteras era un ferviente opositor del tráfico de esclavos, convicción que sería trasmitida, de forma natural, a sus vástagos.

La masonería en Matanzas. La Logia Verdad en su centenario

Octubre 22, 2012 - 10:20pm
Logia Verdad, MatanzasLa Masonería es considerada una institución iniciática, filosófica y filantrópica que tiene como base la fraternidad y aspira a la perfección social y moral del ser humano. Posee un fuerte simbolismo tanto en su contenido y formas, como en su funcionamiento. Su estructura es piramidal y su soporte fundamental lo constituyen las logias, que actúan como organizaciones de base y suelen estar agrupadas bajo una estructura superior, conocida como Gran Logia. Además de los símbolos comunes, cada logia dispone de signos y emblemas que la identifican.
 
Se presume que la masonería surgió en el continente europeo a finales del siglo XVII. La primera referencia en Cuba data del periodo que media entre 1751 y 1754. Esta información fue hallada por el Dr. Eduardo Torres-Cuevas en el libro Historia de la Francmasonería, del historiador alemán Joseph Gabriel Findel. Según dicho autor “entre estas fechas, la Gran Logia de Inglaterra designó ocho grandes maestros provinciales, entre quienes se encontraba uno para Cuba. […] no puede desconocerse que ello iba paralelo al proceso de preparación inglés para la toma de La Habana.” (1)
 

La producción gráfica de Miguel Ángel Lobaina Borges. Un acercamiento a la serie “Paraíso de Reyes”.

Junio 10, 2012 - 5:45pm

Paraíso de Reyes  Colografía. 2000. El desarrollo del grabado artístico en la escena cultural de Santiago de Cuba se hace evidente bajo los influjos de lo que constituyó el más fraguado intento por llevar a la cuidad los derroteros del arte moderno, nos referimos al Grupo Galería[1], institución que durante los años cincuenta protagonizó lo más representativo del ambiente cultural santiaguero y estuvo muy vinculada con la enseñanza artística del período. “La Galería de Artes, que funcionó a partir de 1955 en Santa Lucía no. 304, y que había sido creada por profesores como Ferrer Cabello, René Valdés Cedeño, Daniel Serra Badue, así como por otras personalidades de la vanguardia artística santiaguera, donaría su nombre a otras iniciativas que surgen entre los mismos artistas(…)”.[2]Son sus grabadores, especialmente José Julián Aguilera Vicente[3], quienes insuflan aires de renovación a las artes gráficas introduciendo la manifestación en las disímiles prácticas artísticas que se promovían en la ciudad. En este sentido cabe destacar que la actividad fundacional del grupo constituyó precisamente una exposición de grabado: “La Galería de Artes Plásticas la inauguramos en abril de 1953, con una exposición titulada “La Primera Internacional del Grabado”, que nos prestó el pintor y grabador Carmelo González, que era el presidente de la Asociación de Grabadores de Cuba”. [4] Esta aseveración es muestra del lugar privilegiado que ocupó la manifestación para los cofrades de Galería.  

La Atenas de Cuba. Mito o Realidad

Octubre 13, 2010 - 6:25am

Atenas de CubaLa conciencia  de  reconocerse  históricamente en su
propio entorno físico y social crea el carácter  activo
de la identidad cultural por la acción de  conservación y la renovación que genera......      

Marta Arjona

I.       La memoria de las piedras.

Ha pasado el ciclón. Es septiembre del 2008 y la noche se aproxima. Las personas olvidan por un momento los daños causados y en esta ciudad de provincia han comenzado a desperezarse tras los días de viento, lluvia e incertidumbres. En las proximidades del centenario puente de Versalles, la calle se halla más concurrida que lo habitual: Muchos se han detenido cerca del maltrecho gigante para observar su "derribamiento": vecinos, automóviles y hasta los árboles centenarios acostumbrados a su entrañable presencia. Llevaba decenios siendo ignorado, pero se le respetaba en silencio, mientras envejecía erguido y con humildad. En los últimos lustros, el vetusto edificio había servido de cobijo a incontables familias, desde que perdiera las funciones para las que había sido predestinado. Ya es tarde, sin embargo, para inventarle un nuevo destino. Una gran grúa está por iniciar su labor. La caída es inminente.

El cuartel de bomberos de Matanzas

Agosto 20, 2009 - 11:31am

Cartel de Bomberos. MatanzasLa primera plaza de armas que tuvo la ciudad de Matanzas, constituye un conjunto arquitectónico que se define por su estilo neoclásico. Este espacio urbano se conoce también con el nombre de Plaza de La Vigía, en memoria del antiguo fuerte que con ese nombre se levantaba cerca del lugar y que durante más de un siglo protegió la urbe de los ataques de corsarios y piratas, cumpliendo con ello su función como parte del cinturón defensivo de la zona. Derribado entre finales de la década de 1850 y principios de la siguiente, en parte por su ineficacia estratégica, los terrenos que ocupó esta construcción militar y sus proximidades serían empleados para levantar dos de las edificaciones más emblemáticas de la llamada “Atenas de Cuba”, el teatro Esteban (hoy Sauto) y el Cuartel de Bomberos.

La historia comienza en 1836, cuando se organiza en la ciudad el Batallón de Honrados Bomberos y Obreros, que inicialmente se albergó en el modesto local de la calle Río No. 77 y que protagonizó numerosas hazañas de salvamento con los primitivos medios de entonces. A menos de una década de su surgimiento, en junio de 1845, los miembros del cuerpo participan en la sofocación del tristemente célebre “incendio de La Marina”, que provocó pérdidas calculadas en dos millones de pesos, destruyendo total o parcialmente comercios, casas y el famoso palacete de Vicente del Junco (reconstruido poco después), sede, desde 1980, del Museo Provincial de Matanzas. 


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño y Web Master: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido