Crítica literaria

La sangre y el mar. El aterrizaje caribeño de Occidente

Febrero 20, 2014 - 12:49pm

La sangre y el marUn cuerpo femenino sangrante, en agonía, y una historia que va corriendo a la par, son el inicio, el germen, de la novela La sangre y el mar, del escritor haitiano Gary Victor[1]. La sangre brota, se derrama, se convierte en hemorragia a consecuencia de un aborto mal realizado; pero trasciende el espacio de la agonía física para ser continente de decepciones sociales, desgarramientos y dolores provocados por una angustiosa historia que atañe tanto al espacio nacional como al íntimo.

No resulta casual ni un hecho aislado la elección del nombre de la protagonista: Herodiana, cuya cercanía etimológica con Herodes (el Grande) está muy clara. La matanzas de los inocentes de aquel, es trasladada a este aborto, a esta sangre en el Caribe negro, a esta matanza por procuración. La relectura de amantes desgraciados que a lo largo de la historia de la literatura han sido, también parece encontrar en esta obra su reevaluación, salpicada por indicadores propios de la telenovela como género. La representación dramática de los amores frustrados, la imposible movilidad social, la joven seducida y abandonada, las familias que se oponen, las clases sociales en juego, se entrecruzan aquí con la historia haitiana real.

Matanzas, desde una mirada diferente. A propósito de LETRAS HÚMEDAS. LA CIUDAD POÉTICA, de Urbano Martínez Carmenate

Junio 27, 2013 - 4:26am

Letras HumedasCuando Raúl Ruiz se refería a la obra de Urbano Martínez decía que envidiaba su forma de escribir, lo cual, viniendo de alguien tan prestigioso como el desaparecido historiador de la ciudad de Matanzas, constituía un gran elogio. Quizá por haberlo asumido a partir de su labor como museógrafo e investigador del Museo Palacio de Junco y no por su formación académica -que es de Literatura y Letras-, en Urbano el oficio de historiador, tan dado a la precisión, al dato factual, tan celoso de nombres, cifras y hechos, que en ocasiones lo despojan de belleza y estilo, no ha sufrido esas carencias. Sus libros tienen como sello distintivo, entre los historiadores del territorio, ese arte de la belleza en el decir que casi siempre es dado a los escritores de ficción, esa rara conjunción entre Clío y Calíope.

El libro que da lugar a esta reseña tiene esas características en grado sumo. Se trata de un ensayo, ganador del concurso Fundación de la Ciudad de Matanzas del año 2011, y como todo ensayo -cuando es feliz-, contiene una novedosa propuesta, una estructura argumentativa muy peculiar en este caso, pues utilizando la más detallada documentación histórica, Urbano Martínez ofrece un devenir de la ciudad desde las pupilas de los escritores y poetas que se han inspirado en ella, que la han mencionado en versos, cartas, artículos.

Mayonesa bien brillante, ¿una novela de amor?

Diciembre 22, 2012 - 1:40pm
Mayonesa bien brillanteLa joven escritora cubanaLegna Rodríguez acaba de dar a conocer una peculiar novela de amor, en la que destaca el matiz perspicaz, irónico, transgresor con que asume la concepción de este subgénero literario y las propias perspectivas de sus personajes de lo que implica, de lo que es una relación amorosa.
 
La obra se titula Mayonesa bien brillante. Una novela de amor (Ediciones Matanzas, 2012) y presenta elementos habituales en este subgénero literario: un amor a primera vista, poemas, un Ulises y una Penélope, una suegra entrometida, una traición..., pero mediante actuaciones, actitudes, reflexiones poco convencionales de Teki Heromu Cho y Lasso Rohjo, los personajes principales, estos códigos se rebelan contra ellos mismos, se subvierten. El narrador de la obra que obtuviera en 2011 el Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas, enfatiza en las contradicciones respecto a ese sentimiento edulcorado por la sociedad, y saca nuevas texturas de los sucesos. Es un narrador omnisciente que a ratos se entromete, pero no con el cansón estilo de la novela del siglo XIX, sino con una intervención novedosa, que propone un ejercicio interactivo con el lector.
 

Verónica Jiménez : Reaprociaciones

Octubre 22, 2012 - 10:41pm

Nada tiene que ver el amorLa función del crítico, a veces, se limita a rendirse a los pies de su lectura. A darse cuenta de lo que el texto propone: desentrañar su mecánica, entonces, se convierte obligatoriamente en una celebración. De la literatura, en realidad, más que del texto en particular. El conjunto de Verónica Jiménez que ahora nos ocupa –Nada tiene que ver el amor con el amor (Piedra de Sol, 2011)– nos invita a comenzar así esta reseña. Su carácter de reunión, de resumen de la poética de Jiménez, también es un paso adelante, un nuevo territorio. Sin ser una antología, recupera poemas de sus dos primeros libros y ofrece otros que se adentran en temáticas nuevas y en formas inesperadas, aun cuando mantienen una atmósfera que los hace coherentes –no reiterativos– con los anteriores.

Fuera de destacar (casi) obligatoriamente el deslinde que marcan poemas como “Unción del padre enfermo”, “Praderas de Chol Chol”, “María comentaba las noticias” y “Marina llega con la lluvia”, lo que más nos interesa es precisar la lectura retrospectiva que nos parece posible hacer de la escritura de Jiménez a partir de esta nueva publicación.

Del cuerpo escrito o la piedra que viaja: Sobre la Poesía de Albis Torres

Agosto 18, 2011 - 6:15pm

Un poema es la imagen misma de la vida expresada en su eterna verdadUn poema es la imagen misma de la vida expresada en su eterna verdad (1). Lo puedo comprobar leyendo varios de los escritos por Albis Torres (1947-2004), recogidos a manera de obra póstuma en el libro La habitación más tibia (2). La poeta nunca puso demasiado interés en reunir en un cuaderno su obra lírica. Sin duda, es un volumen de sugerente portada donde apreciamos una poesía bajo el hechizo neto de imágenes y sensaciones, donde asistimos -y sépase que es uno de los principales motivos que hace que conciba estas líneas- a la revelación de la naturaleza íntima y pública de la mujer: hermosa y fuerte en su fragilidad; víctima y héroe de su sacrificio.

El esplendor de una imagen navegando sobre el dolor de una imagen. Ella, como todas, habita el sitio de una lucidez no plácida, un esplendor veteado que pide a gritos no se mutile la naturaleza que entrega. Es curioso en la poeta la forma en que se mueve el pensamiento dentro de su discurso. Es el frente y su doble, y el imán de su opuesto. Y llega a ser guerrera contra el despojo de un mundo espiritual que es telúricamente físico. Sus mejores poemas en el libro son aquellos donde penetra el mundo de lo femenino con una cuchilla sin dolor, percibiéndose abatida por su propia culpa o sus propios recuerdos, que son también una especie de culpa.

Isla de Escardó

Junio 17, 2011 - 7:10am

Cuando publiqué, en 1987, mi libro sobre la corriente coloquialista de la poesía cubana, lo titulé Palabras del trasfondo, que es un segmento de dos versos del poema «Isla», de Rolando Tomás Escardó (1925-1960). ¿Quise ver en ese texto el aldabonazo inicial de la referida corriente, la más importante de la segunda mitad del siglo XX? Creo que no. Ya habían corrido aguas textuales de tono conversacional sobre las tierras fértiles de la poesía cubana. Y había antecedentes inmediatos. El más importante puede ser «Conversación a mi padre» (1948), de Eugenio Florit, bajo el influjo de la poesía norteamericana, dominada por ese tono lírico, y una de sus realizaciones más curiosas está en el poema «Últimos días de una casa», de Dulce María Loynaz, una década después.

La «Isla» de Escardó, además, se encuentra en una tradición de la poesía cubana, sobre todo del siglo XX, mediante la cual se canta al carácter insular de la patria, visible en el célebre «La isla en peso» de Virgilio Piñera, en las referencias de todo el grupo de la revista Orígenes, y de otros poetas como Felipe Pichardo Moya, Nicolás Guillén, Samuel Feijóo, et al. Esa tradición del motivo isla en el contexto poético nacional ha continuado hasta nuestros días (véase, por ejemplo, en poemas de Juana Rosa Pita o Alberto Acosta-Pérez). Visto así, la «Isla» de Escardó forma parte de todo un archipiélago dentro de la lírica cubana.

De la metafísica del ser al yo supremo (otro oficio de ángel)

Octubre 14, 2010 - 2:06pm

Digdora Alonsomis oídos a toda profanación;
el poema está en su mundo.
Digdora Alonso

Estoy seguro, lo sé, Digddora podría, ahora, estar imaginando la brisa del mar, que lo sabe todo, en las tardes de la bahía, junto a la grama del patio, como en una fotografía. Quizás este sea el primer signo de devoción: el horizonte es infinito, después del mar solo existe el mar, pero es solo una imagen mía, un espejismo guardado con celo por la nostalgia.Desde esa óptica la poetisa asume el sentido de lo bello, el culto a lo externo, como un legado de sí, un sueño.  ¿Hacia donde va? ¿Qué pretende su obra?. Respuestas demasiado narcisistas para resultar comprometidas con lo ajeno, lo otro, la dermis silábica de su insomnio. Lo externo, el mundo (su representación), se convierten en piel, superficie  que resguarda toda aproximación al pasado inmediato. Gritó, pero solo escuchaba su voz. / Soy yo, soy yo, se repetía, /el de la fuente y el de la charca.

La conjunción Mágica de los Símbolos

Abril 13, 2009 - 9:46am

Paisajes en el borde. Isnalbys CrespoComo el equilibrista, que sabe que va a morir joven
o como Akileo frente al mar, mirando a su madre por última vez.
RAÚL HERNÁNDEZ NOVÁS

Me quito los zapatos, subo a los Paisajes en el borde y comienzo a tararear Ne me quitte pas, convencido de que voy a desnudar el alma por cada centímetro de este laminario publicado por ediciones Aldabón, y que debo a la conjunción del talento de Isnalbys Crespo y a la generosidad de Zaldívar, su editor.

Y todo porque lo que leemos se parece también a nosotros.

El borde es filoso. Mis pies sangran y casi resbalo. Mas no pienso detenerme. Como el equilibrista llevo una sombrilla. El equilibrio perfecto. Hay una brisa renovadora en cada imagen. También hay oscuridad, fobias, principios de incertidumbre y productos conmutativos. Todos somos el resultado de un gran matemático. Avanzo.

Tácita invocación de literatura avileña

Diciembre 10, 2008 - 12:16am

Toda evocación es un llamado individual o colectivo que se dirige desde lo más hondo del alma y con la concentración máxima del pensamiento, a una o varias entidades espirituales, para lograr un propósito determinado. Así definen mis hermanos mayores la esencia de esa actitud conciliatoria entre luz y sombra, que nos arrastra durante el eterno viaje a todo supremo conocimiento. Ahora mismo si yo pretendiera evocar la ciudad en que nací, víctima por estos días del desastre constructivo que cambiará su fisonomía para siempre, podría cómodamente, concentrarme en el silencio virtual y concederle a mi imaginación las pruebas escritas para la mejor gloria de su nombre, y apellido. 

Dossier sobre Emilio Ballagas en la Revista Matanzas

Octubre 15, 2008 - 12:22am

Portada de la Revista MatanzasLa Revista Matanzas en su edición mayo-agosto 2008, Volume 9, No. 2; dedica un dossier a la poesía de Emilio Ballagas. La revista Mar Desnudo, joven hija de la literatura que encontró su primer destello en “La Elegía sin nombre” del poeta – Mar desnudo, impaciente, mirándose en el cielo – ha querido acercarse, acoger una pequeña selección del amplio dossier publicado. El número completo de la Revista Matanzas puede leerse desde esta dirección: 

http://www.atenas.cult.cu/matanzas/2008/2/ 


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO...Revista de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba.  Editores: Laura Ruiz Montes y Abel G. Fagundo. Prensa: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Optimizado para una resolución de 1024 X 768. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Premio Hispanidad y MestizajeLa Asociación Hispanidad y Mestizaje, es un Programa Intercultural independiente de cualquier organismo o institución pública o privada, nacional o internacional, e independiente también de cualquier ideología política, económica, social o religiosa.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

 

Distribuir contenido