2010

Placido en la memoria matancera

Agosto 16, 2010 - 7:17am

Placido1844. El adiós. 

El  28 de junio de 1844 once hombres vivían sus últimos instantes. Todos eran pardos o morenos (mulatos y negros) y estaban involucrados, según las autoridades coloniales, en la conspiración de la gente de color, que exacerbó entre los grandes hacendados y comerciantes blancos, el llamado “miedo al negro”. El centro de esta se hallaba en la actual provincia de Matanzas, donde poco tiempo antes, la sublevación del ingenio Triunvirato, propiedad de Julián Luis Alfonso, había cobrado proporciones insospechadas. La historia del “descubrimiento” de la conspiración - que repercutió en otras zonas de la isla- es muy conocida. Polonia, esclava gangá de Esteban de Santa Cruz y Oviedo había revelado a su amo la intención de los esclavos de protagonizar una gran sublevación y de aniquilar a todos los propietarios, así como a sus concubinas negras. Polonia era una de las amantes de Santa Cruz, quien poseía en su ingenio Trinidad un harén de esclavas, con las cuales llegó a engendrar cerca de una treintena de hijos mulatos (1).
 

José García Montebravo

Agosto 16, 2010 - 7:15am

La libertad creativa, vista como pureza del alma traducida a imágenes alejadas de la sofisticación académica, postacadémica (vanguardista) y postmoderna en todo su extenso espectro, es derecho inalienable, asumido consciente o inconscientemente, por los artistas que nadan en las corrientes pictóricas clasificadas como naif o primitivas. Se trata de una liberación, en primer lugar, de todo referente estético y cultural, sedimentados durante milenios en el intelecto: un brusco retorno a la memoria virgen, abierta al sentido de la maravilla, que permite connotar mágicamente todo acontecimiento y fenómeno natural circundante, colocando al ser humano en su justo lugar dentro de la intrincada red dialéctica de causas y efectos del cosmos.

Los sistemas mitopoéticos, génesis de las primeras artes, generaron necesidad de traslucir en imágenes la esencia inaprensible de las cosas, como nexo semiótico de comunión, entre el homo sapiens y el Todo multimanifestado.

Partida para el recuento

Agosto 16, 2010 - 7:14am

PartidaArribar a dos décadas de vida artística es sin dudas motivo suficiente y punto de partida para el recuento. El viejo tango argentino afirma que 20 años no es nada pero en el caso de la trayectoria creadora de Juan Carlos Pérez Balseiro (Ceiba Mocha, Matanzas, 1971), que en este 2010 llega a tal aniversario, ha significado un arduo y fructífero camino.

Previamente a su etapa de estudiante en la Escuela Provincial de Artes Plásticas de Matanzas (1984-1987), Balseiro participa en el Salón de la Gráfica 26 de julio de 1983 obteniendo un importantísimo premio en pintura como anuncio de un futuro promisorio. Los salones provinciales organizados por Centro Provincial de Artes Visuales de Matanzas que hasta 1991 se denominaron El arte un arma de la revolución y luego, Roberto Diago Querol, fueron espacios de confrontación propicios para que Balseiro madurara una conciencia creativa más constante.

Iniciándose la década del 90 del pasado siglo, después de haber cursado la Escuela Nacional de Arte (ENA) Balseiro con el brío de los recién llegados se agenciaba importantes espacios de promoción, nacionales y provinciales, que le fueron colocando entre los más destacados artistas del momento.
 

Aclaraciones a un ¿Cheo?

Agosto 16, 2010 - 7:10am

Cuktura GayEscribo este comentario respondiendo a opiniones de Antonio Enrique González Rojas vertidas en su artículo: “Reflexiones de un Cheo Sobre la Cultura ¿Gay?”

A cada rato se menciona que en la jerga homosexual se utiliza la palabra “cheo” para referirse a los heterosexuales, como un ejemplo de hostilidad de los gays hacia quienes no lo son. A veces incluso se interpreta como síntoma de un supuesto envalentonamiento gay nacido del reconocimiento al derecho a la diversidad sexual. Como siempre se menciona el ejemplo sin aclarar detalles, deseo ante todo dar más elementos de juicio sobre el particular.Lo primero es que el uso de esta palabra con ese significado data de tiempos en que no se reconocían estos derechos, ni se hablaba de cultura gay, ni siquiera se usaba el termino gay en Cuba.  En aquellas circunstancias se empleaban entre homosexuales muchos términos que más que jerga yo clasificaría de lenguaje secreto, claves para comunicarse entre homosexuales sin que personas ajenas pudieran suponer de lo que se hablaba. Muchas veces estas palabras no guardaban mucha relación con lo que se intentaba significar, porque justamente era la intención.

Las publicaciones digitales desde la perspectiva de la edición

Agosto 16, 2010 - 7:08am

Mesios Digitales. Andrés Mir* Tomado del dossier de la revista Esquife sobre medios digitales y cultura

Buscando en internet me he encontrado, en el blog de periodista catalana Cristina Ribas, un texto de título simpatiquísimo: ¿Pero qué demonios es una revista?, donde se promueve un curso para editores de revistas en la Universidad Diego Portales, de Santiago de Chile. En apenas cuartilla y media la autora define su concepto de revista, centrándose en el criterio de la periodicidad: publicaciones sistemáticas que aparecen con menor frecuencia que la diaria, porque de lo contrario se trataría de un periódico. Inmediatamente aparecía la cuestión de cómo queda todo ahora, que las publicaciones digitales no dependen de un plan productivo de impresión, sino que gozan de una flexibilidad que permite publicar en todo momento, e incluso recibir un feed back inmediato de los lectores, gracias a las actuales herramientas de la Web 2.0.

 En una entrada siguiente, pasado el curso, la autora, no sin sorna, advierte: “mis alumnos saben más que yo”, y adjunta la definición que uno de ellos hiciera del término revista, que comparto con ustedes:

Juana Rosa Pita en el espejo de Eurídice

Agosto 16, 2010 - 6:50am

Juana Rosa PitaLa pregunta sobre identidad atraviesa el pensamiento contemporáneo. En tal sentido la noción de identidad narrativa de Paul Ricoeur resulta uno de los aportes teóricos de mayor riqueza operativa al focalizar el sujeto como acontecimiento discursivo estético, privilegiadas las formas de rememorar y percibir, de inventar y fabular.   Memoria e imaginación se entretejen en la identidad narrativa, hilo tramado por la ficción. En este sentido, Ricoeur retoma las acepciones aristotélicas de  mímesis, no calco o duplicado, sino mediación entre tiempo y narración, y de mito como puesta en trama: hacer sobre un hacer. Su idea de mito va al encuentro del entendimiento de ficción a modo de “laboratorio de formas” porque, para él, identidad narrativa es inseparable de ficción.

Al pensar la identidad narrativa en la fabulación mitológica, recordaría, además, que el mito supone el significado de una forma ambigua y contradictoria, llena y vacía, pensando con Roland Barthes. Como significante de diversas formas posibles, el mito se vacía, se evapora, deja atrás su contingencia de letra ya establecida en la historia de la cultura. Lejos de esconder sus funciones, las exhibe, ellas contribuyen a hacerlo significar diciendo lo que se quiere escuchar, si bien sus signos no son arbitrarios

A Ediciones Matanzas llega Macbeth en burro

Agosto 15, 2010 - 6:13am

A Ediciones Matanzas llega Macbeth en burroUn texto que ya ha dado mucho de qué hablar en las tablas cubanas se inscribe en el catálogo de Ediciones Matanzas. De la autoría del dramaturgo e investigador teatral José Milián llega Macbeth vino montado en burro, pieza transgresora en su contexto, un abordaje literario a partir de la recreación del libreto.

Ahora los lectores dispondrán de esta obra de Milián, versión del clásico shakesperiano. Escrita en 1966, solo pudo ser estrenada 41 años después, en marzo de 2007 por el elenco de Pequeño Teatro de La Habana bajo la dirección del propio Milián, en la Sala Adolfo Llauradó, en la capital.

Este libro de Ediciones Matanzas corresponde a su reciente versión, reestrenada por el autor con su compañía el 14 de agosto del 2009, en el Café Teatro del Centro Cultural Bertolt Brecht de La Habana.A seguidas de las 4 grandes escenas que conforman el libreto de Macbeth vino montado en burro, el libro incluye fotos durante la representación del Pequeño Teatro tomadas por el artista Pepe Murieta.

La orfebrería escénica de Teatro de las Estaciones, José Martí y sus fábulas para la niñez aristocrática

Agosto 15, 2010 - 5:10am

Teatro Las EStacionesLos zapaticos de rosa, realizada por Teatro de las Estaciones, es toda una muestra de preciosismo escénico, con alto grado de precisión dramatúrgica donde, volcada toda la dirección de arte hacia la recreación epocal decimonónica con todo el oropel neoclásico de la aristocracia y la burguesía medianas, se logra contener la irrupción del kitsch, y la cohorte de excesos cursis y amaneramientos estereotipados que  trae aparejados.

Con ojo y paciencia de artesano, Rubén Darío Salazar balancea adecuadamente las porciones de edulcoramiento, ternura, lirismo, belleza, en un todo orgánicamente concebido, con presencia mínima de recursos materiales, hábilmente empleados y manipulados (el satín como olas, los pañuelos-banderas que sintetizan las lágrimas de la rusa y la inglesa, las diapositivas de aires antiguos que registran en síntesis el viaje de Pilar, las cajas decoradas que hacen las veces de bancos y playa), deslizándose todo por el paladar sensorial sobre pétalos de rosa.Sello distintivo de Las Estaciones es la imbricación dinámica de actores-manipuladores con los títeres, esta vez verdaderas muñecas, homenaje velado tanto a los juguetes centenarios de rostros de biscuit y porcelana, y a las muñecas cubanas marca Lilí, de más reciente factura y extinción. En esta propuesta, los personajes humanos vuelven a ocupar posiciones secundarias, casi accesorias, respecto a las figuras, quienes encarnan los más icónicos roles de Pilar, Alberto el Militar, la mala Magdalena, la niña enferma, no obstante conducir toda la puesta.
 

Teatro de títeres y mujeres en Cuba: un toque distintivo en el retablo

Agosto 15, 2010 - 4:13am

Títeres MujeresCuando los titiriteros del mundo avistaban el desenlace del siglo XX, tiempo tan tormentoso y luminoso a la vez, y cada quien se refugiaba en los secretos a voces del oficio trashumante de las barracas y los teatrinos,  en las invenciones tecnológicas, siempre alucinantes, del muñeco mitad robot, mitad artesanía, nadie imaginaba que algo nuevo se podía decir en el campo multidisciplinario del fascinante teatro de figuras. Y es verdad, ya nada ignorado o al menos vislumbrado por los estudiosos y apasionados del teatro de títeres ha salido a la palestra pública. Es entonces, que en el seno del entrañable Festival Internacional de Teatro de Títeres de Bilbao apareció  una visión inquietante ,aunque no nueva, cuyo verdadero valor es aportar una variación auténtica al tema titiritero : echar una ojeada de profundis a la imprescindible presencia femenina en el retablo.

En este recuento y paisaje mundial en femenino que propone el evento vasco, me gustaría, desde lo masculino, que no significa para nada segregación ni misoginia cuando es masculino de verdad, sino completamiento natural, ternura necesaria, viaje a lo esencial, a la matriz de cualquier mundo posible, revisitar lo que ha sido el teatro de títeres y la mujer en Cuba.

Trataré de emprender viaje a partir de las bases fundacionales de nuestro inicio titiritero profesional. Sé que faltarán nombres y hasta que alguien piense que sobran otros, pero he ahí el misterio y el reto del investigador. Lo importante es abrir la puerta, y el Foro Títeres en femenino, auspiciado por el festival bilbaíno y su entusiasta directora Concha de la Casa propicia este recorrido, a ellos agradezco la inspiración y el análisis.

Homo laudens: Digdora en la casa

Agosto 6, 2010 - 10:39pm

Digdora AlonsoEl 21 de agosto de nuevo se reunirán los poetas de la ciudad, los amigos de la Casa de las Letras, la gente del barrio, todos cuantos le quisieron y respetaron desde su poesía y el aula, para homenajear a Digdora Alonso en el aniversario 89 de su natalicio. Hasta su fallecimiento en el 2007, esta poeta, ensayista y profesora desarrolló una intensísima labor en la cultura matancera.

Digdora destacó como gran pedagoga transgresora y por ello mismo no siempre comprendida, como su singular poesía, por la que Dulce María Loynaz llegó a ubicarla “entre las tres o cuatro mujeres que escriben versos en Cuba y hacen bien en escribirlos”. Inolvidables sus textos Casi invisible al atardecer (Ediciones Matanzas, 1984), En las márgenes del diario (Ediciones Matanzas, 1987), Como ángel cierto (Ediciones Unión, 1988),Yo, mi desconocida (Ediciones Unión, 1988) y Bajo el hongo (Ediciones Matanzas, 2001), que finalista en el Premio Casa de las Américas, en 1971; Contemplaciones (Ediciones Unión, 2004) Anaquel, (Ediciones Matanzas, 2004); Constelación de la paloma (Reina del mar editores, Cienfuegos, 2006); la antología poética Pájaro y Luna (Ediciones Matanzas, 2006) y sus únicos poemarios escritos para niños, publicados en esta edición póstumamente Vanessa anda por ahí y Danny y el viento,  (Ediciones Matanzas, 2009).


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido