2010

Enrique Loynaz Muñoz, el menos conocido de los hermanos Loynaz

Febrero 17, 2010 - 11:30am

Enrique LoynazPoco antes de las nueve de la noche del 29 de mayo de 1966, en un hospital de La Habana, murió un hombre de sesenta y dos años llamado Enrique Loynaz Muñoz. Momentos antes de expirar había dicho: “¡Qué triste es la sala de un hospital de noche!”. Murió como vivió: en el silencio y la penumbra. Enrique Loynaz ha sido, y es, un nombre con significado sólo para los estudiosos de la poesía cubana; y ni siquiera éstos poseen, hasta el momento, una información satisfactoria sobre él y su obra. Quizás el único de nuestros literatos que tenía esa información era su amigo José María Chacón y Calvo, quien publicó en el periódico habanero El Mundo, el 5 de julio de 1966, un artículo en que reveló detalles de la biografía, la personalidad y la labor creadora de Loynaz. 

Para mí este poeta era un enigma, y hasta cierto punto lo sigue siendo porque, si bien es cierto que gracias a su hermana Dulce María he conocido algo más acerca de él, no es menos cierto que lo que ahora sé me hace sospechar que aún queda mucho oculto tras la penumbra en que, por su voluntad y acaso también por su placer, vivió toda su vida.

La mínima distancia: cuatro ensayos del Ministro de Paraguay bajo el sello de Ediciones Matanzas

Febrero 17, 2010 - 11:01am

Ensayos. Tircio EscobarEn la 19 edición de la Feria Internacional del Libro y la Literatura

Al meridiano del 13 de febrero en la Sala Lezama Lima, Ediciones Matanzas presentó en la 19 Feria Internacional del Libro y la Literatura, una de sus más recientes publicaciones, novedad en el catálogo de este sello editorial: La mínima distancia, cuatro ensayos de Ticio Escobar, curador, crítico de arte, quien se desempeña como Ministro paraguayo de Cultura. Tres de los cuatro ensayos que componen La mínima distancia: “El arte fuera de sí”,“La irrepetible aparición de la distancia” y “El marco incompleto”, se publicaron por el IVAM, Institut Valenciá d`Art Modern, España,en 2009.

El cuarto ensayo, “Nandí verá”, corresponde parcialmente a un texto del Centro de Investigadores del Arte, publicado en Buenos Aires, en 2007, bajo el título Las tretas de lo visible.Esta edición cubana a cargo Alfredo Zaldívar y diseño de Johann E. Trujillo, quien incorporó a la rissografía el  trabajo serigráfico, adquiere otro formato digital y otros alcances geográficos con el sentido de provocar, por lo tanto, otras lecturas acerca de la discutida y actual problemática de la industria cultural y su relación con la estetización del mundo hoy”.

Motivos Persas. Serguei Esenin

Febrero 17, 2010 - 12:08am

Motivos PersasEl aire, el aire azul y cristalino,
salgo a la floresta, al campo abierto.
Caminante, bajo el cielo opalino,
no podrás llegar hasta el desierto.
El aire, el aire azul y cristalino.
Como por un jardín irás por la pradera,
por un jardín silvestre floreciente.
Aparta la mirada, ten mirada austera,
para no arrodillarte ante el clavel ardiente.
Como por un jardín irás por la pradera.
Susurro, murmullo o rumor,
ternura como en las canciones de Saadi
se refleja el instante en la mirada,
y es una maravilla esa luna dorada,
ternura como en las canciones de Saadi.
Un hada deja oír una canción
queda como la flauta de Hassán.

Empatía y transgresión (*)

Febrero 16, 2010 - 7:24pm

Ramón MezaTransgresor vitalicio, llamó Rogelio Rodríguez Coronel a Reynaldo González al recibirlo en la Academia Cubana de la lengua. Llamándole así no hizo más que acertar en su descripción y, de paso, ofrecer una suerte de anuncio de lo que sería el centro del discurso del autor de Siempre la muerte, su paso breve  para traspasar el umbral de la Academia.

Reynaldo González, observador penetrante y afilado comentador no habría podido –creo yo- entrar a la sacra Academia de otra manera que no fuera elogiando la irreverencia y el esperpento. Traer a la actualidad la obra de Ramón Meza, en especial “Mi tío el empleado” no es azar ni elección ingenua. Es, por sobre todas las cosas, un acto de justicia a quien transmutó la tradición del siglo XIX y su representación idílica en un muy interesante juego de claroscuros donde el símbolo alcanzó una categoría nunca antes vista.Meza aborda la realidad de otra manera, acusado de exhibir un “realismo grotesco”, como si eso fuera en última instancia un defecto,  ciertamente tomó los caracteres deformes y mostró vicios de la migración peninsular influyente en la conformación de la sociedad y culturas cubanas. Cultura, historia y  sociedad largamente explorada y habitada por Reynaldo González, desde Lezama hasta el tabaco; desde la música de María Teresa Vera y Bola de Nieve hasta el hechizo de las telenovelas creadoras de una cultura doméstica.

Primera edición del 2010 de la revista Matanzas: homenaje por el centenario de Lezama y el “alma rusa”

Febrero 16, 2010 - 3:37pm

Revista MatanzasJosé Lezama Lima y Rusia, la literatura de un hombre enorme y de un país enorme. De un hombre que es un país y de un país que puede ser un hombre.

Cien años sobre el nacimiento de José Lezama Lima, en La Habana, el 10 de diciembre de 1910, es motivo sobrado para que la revista Matanzas, que tantas veces ha clamado por su amparo, dedique un anuncio, porque el texto de Luis Álvarez Álvarez que abre la revista “La expresión americana: Lezama como adelantado”, es solo una anticipación del libro que Ediciones Matanzas publicará para conmemorar este aniversario. Es el propio Álvarez quien también inicia el Dossier Rusia con una inquietante mirada hacia Gogol a través de Alejo Carpentier.

A las puertas de la Feria Internacional del Libro 2010, con Rusia como País Invitado de Honor, es la literatura de esa ación, su poesía, su cultura, la presencia de su legado entre nosotros, quienes ocupan las páginas de un dossier que apenas se asoma a esa altísima zona de la cultura universal.

Así invita el colectivo de la revista Matanzas, desde las páginas iniciales de este número primero del 2010, a todo lector que reconoce ya la impronta de esta publicación en el catálogo de los magazines cubanos.

Soñar la escultura

Febrero 16, 2010 - 3:31pm

EsculturasSoñar la escultura, Proyecto expositivo inaugurado el pasado 23 de diciembre en la Galería de Arte Pedro Esquerré en la ciudad de  Matanzas y clausurado  el 20 de enero surgió por la imperante necesidad de crear un espacio  promocional único, hasta el momento ausente, para la escultura matancera que  desde las primeras décadas de la pasada centuria inició su inserción en el  panorama artístico cubano hasta nuestros días.

Reconocido por la historiografía y la crítica cubanas ha sido el aporte de escultores matanceros del siglo XX como Juan José Sicre, José Núñez Booth, Juan Blanco López, Agustín Cárdenas, Manuel Rodolfo Tardo, en el devenir de la escultura nacional quienes participaron en las exposiciones, salones y  eventos más importantes de su época y algunos de ellos desarrollaron a la par una encomiable labor docente en la Escuela de Artes Plásticas de Matanzas desde la década de 1940, en cuyo devenir se destaca la figura de Agustín Drake, Juan Esnard, entre otros.

Serguei Esenin. el constante abedul

Febrero 16, 2010 - 3:29pm

Serguei EseninSi algún libro siempre releo, ese es Vida de Esenin, compendio de artículos y memorias de los contemporáneos del poeta. En sus páginas, además de saborear el sustancioso pan negro del idioma ruso, he ido construyendo mi imagen del controvertido estilo y personalidad del joven campesino que asombrara al riguroso Alexander Blok: un innato y talentoso poeta del campo, dictaminó al escucharle sus poemas mientras sacudía su rubia cabellera de la que tan orgulloso estaba.

Tras palabras y estrofas llenas de alegría y nostalgia se manifestaba un poeta ruso de verdad, sangre de la propia sangre de su pueblo, un enamorado sin límites de la naturaleza de su tierra natal cuyo carácter, inquietudes y aspiraciones eran tan similares y comprensibles para hombres y mujeres de su tiempo, razón por la cual sus lectores lo amaron y por sus poemas empezaron a estar al tanto de su vida. 

Por primera vez en Cuba selección y traducción de textos de Vladimir Visotsky

Febrero 16, 2010 - 3:25pm

Vladimir VisotskyJunto a otro poemario con traducción de Juan Luis Hernández Milián, Aturdir las estrellas. Poesía rusa, siglos XIX al XXI, Ediciones Matanzas prepara para la 19 Feria Internacional del Libro y la Literatura un libro único en el catálogo editorial del país: Aún estoy vivo, antología de la obra poética de Vladimir Visotsky.

Oleg Viasmitinov, corresponsal y jefe de la oficina de Ria Novosti en La Habana, quien tuvo a su cargo el prólogo a la edición, precisó la importancia de esta obra de traducción de Hernández Milián, pues “verter a Visotsky al español resulta de una complejidad considerable. Tal dificultad no radica en que a veces (Visotsky) usa vocablos y giros comprensibles solo a aquellos que crecieron en las calles donde él vivió, tampoco en el hecho de que en su obra abunden alusiones a temas de su contemporaneidad, ni siquiera a que, al luchar contra la censura, con frecuencia escribía en el lenguaje de Esopo; lo complejo de tal labor  lo hallamos en que sus textos, y las canciones con ellos interpretadas a la guitarra, son dos universos que solo en su voz hallan una misma órbita”.

Salinger, el guardián se apaga

Febrero 16, 2010 - 3:22pm

SalingerSe mantuvo invicto hasta el último instante, como un lobo solitario en su retiro de Cornish -noroeste de Estados Unidos- donde perdió la víspera su último combate con la vida, mas bién con un mundo que sentía hostil y del que prefirió exiliarse por voluntad propia. Había cumplido 91 años el 1 de enero, y tal vez sintió que había sostenido demasiado tiempo su propio peso humano. Su nombre era Jerome Derome Salinger, pero cuando se entregó en cuerpo y alma a la literatura prefirió firmar solo con las iniciales J. D. y dejar que su apellido flotara al viento como una bandera solitaria. Para sus lectores era simplemente Salinger, el santo y seña para entrar en el mar infinito y proceloso de su literatura. Salinger iluminando ese mundo íntimo, esa relación entrañaba y única del lector cuyas manos sostienen un puñado de página como un objeto sagrado.

Siempre tuvo fama de ermitaño. A las puertas de su propiedad puso un letrero capaz de amedrentar a cualquiera: Prohibido el paso. Si a alguien no le bastaba con eso, era capaz de echar mano a su vieja escopeta de caza y lanzar perdigones al viento, como una advertencia elocuente y definitiva.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido