Pipas ColonianesEn una visita a museos y colecciones cubanas no es extraño encontrar en sus exposiciones, las conocidas cachimbas o pipas para fumar tabaco de la época colonial. Confeccionadas en barro, encierran un mundo enigmático, por su morfología, las técnicas de manufactura y decorativas implementadas, y por lo principal, el hecho de llevar consigo un pasado relacionado con los hombres que las elaboraron, utilizaron, y los procesos socio económicos a los cuales estuvieron relacionadas.

Aunque el uso más difundido de las pipas es la inhalación del tabaco, se sabe que en el neolítico o quizás antes, el hombre las elaboraba para fumar determinadas hojas de plantas, que producían un estado de excitación o embriaguez. Las primeras pipas pudieron ser las llamadas de brasero, consistentes en un cono de arena con orificios laterales, en su interior se quemaban hojas cuyo humo se aspiraba aproximando la boca o la nariz a los huecos. Con el tiempo, se hicieron transportables y se les introdujo una caña para humear por ellas.