Narrativa_Cuento

De la intensidad a la ausencia

Agosto 22, 2012 - 10:00pm

Intensidad - Ausencia—¿Entonces?

Ya sabe el condenado que esos segundos escasos, cuando todavía el sol ilumina la piedra áspera a sus espaldas, ese olor de roca húmeda, y el roce de la brisa en su rostro, y la extraña familiaridad de su rostro, son la antesala de una oscuridad perfecta. Ya sabe el aroma de la pólvora, el sonido de la descarga frente al muro. Ha visto el muro acribillado, los coágulos secos, los casquillos. Ha escuchado la detonación y el silencio que sucede a la detonación, el llanto y la caída de los reos junto a esa pared donde ahora espera. Ya sabe que los soldados saldrán marchando por la izquierda, prepararán sus armas, apuntarán, y el fuego arrancará sus miradas del patio. Le ha ocurrido eso otras veces.

—¿Entonces qué?

El Majá de Carmen

Abril 13, 2012 - 8:41pm
El Majá de CarmenTomas vio aquel “objeto” negrísimo, como adornado con lentejuelas,  demasiado bonito para estar tirado allí entre las piedras sucias. Pensó que sería un adorno de mujer, un monedero lujoso, de tan buena calidad que a pesar de estar en la mugre resplandecía de limpio. Contento del hallazgo lo tomó para ver de qué se trataba. ¡Qué espanto! ¡Una culebra! Y ya se le desplegaba desde la mano e iba a asírsele al brazo, la lanzó y salió corriendo. Sabía que una culebra es inofensiva pero ese dato no le servía para nada. Hubiera preferido vérselas con un animal peligroso que con esa criatura desconcertante sin patas ni alas ni nada, una raya que anda. “No hay derecho a ser tan raro, el mundo tiene su lógica”
 
Empecé en el circo a los diecisiete años, como bailarina porque no tengo ninguna habilidad circense, siempre quise inventarme un número pero soy un poco bruta para eso, y además me da miedo. 
 

El Jardín de la carne. Cuento de Mae Roque

Abril 7, 2011 - 10:20pm

 

Mae RoqueEl frió metiéndose en el cuerpo desnudo me provoca la sensación de desamparo, como el alcohol del último vaso. Ambos recuerdan el abismo y yo lanzándome a el para buscar los límites, el vació llenándome.
 
El cuerpo ha sido destinado para hundirse, amanecer en camas desconocidas con mujeres también desconocidas, que hacen un esfuerzo por limpiarme de abismos anteriores, mientras yo permanezco con los ojos abiertos a otro lugar y otras manos que temblaban al tiempo de dibujarme un alma.
 
El frío me recuerda que he sido el loco poseso, el irreconocible llegado que se alza delante de ti dejando un beso entre el pelo y la espalda de otro-cuerpo-tuyo que se estremece a pesar del dibujo de las manos.
 
El cuerpo-otro y el poseso llegado tienen la complicidad.

 

Narrativa de… Miguel Terry Valdespino

Febrero 23, 2011 - 1:32pm

Miguel Terry ValdespinoLos relatos de Miguel Terry Valdespino abordan la presencia de esos personajes que, en el lugar de los desfavorecidos, echan garras a la adversidad para dar un giro diferente al cruel destino.
Con su libro No me hables de la ira1  (Premio Literario Félix Pita Rodríguez 2009), el narrador permite adentrarnos en la sicología de sus protagonistas, —una actriz “mediocre”, la niña superficial, el hombre que de niño fue violentado por la burla...— quienes intentan vencer los límites de su historia personal. Ofrecemos uno de sus cuentos, donde la verdadera intención de uno de sus actantes no se malogra, sino que es expresada como desconcierto en el desenlace de la historia.

Por: Osmán Avilés

 

...................................................................................................
La Canaria

Charly Muguercia me golpea en el estómago y tú quedas serio, papá. Muy serio. No te asustes, papá, que mi estómago es de piedra y Charly siempre ataca del mismo modo.

 

Letanía del Gusto. Cuento de Mae Roque

Diciembre 20, 2010 - 10:39am

Cuento Mae RoqueMe gusta decir su nombre. Su nombre húmedo, ligeramente acido, deslizándose por la lengua, golpeando con suavidad el paladar que ha llegado a la adicción. Me gusta el sonido de su nombre dicho por mi voz mezclado con el sabor de su sexo.

--¿Que?
--Nada, me gusta decir tu nombre.
--Ah.
 
Y se voltea. Su voz muestra toda la indeferencia de que es capaz cuando algo no es importante, al menos para ella.
 
Su nombre esta compuesto por pequeños sonidos combinados con maestría dando la impresión de ser necesariamente largo. Las inflexiones obligadas al pronunciarlo le impregnan cierta suavidad contrastante con las expresiones corporales de ingenuidad y la oscuridad velada que hay en sus ojos. 
 

Mi Primo el Amanerado

Abril 13, 2010 - 8:10am

Mi primo amaneradoEste fin de semana viene mi primo con mis tíos. Se llama Daniel y es tan pajarito que se burlan de él en la escuela, le dicen “Plumita de Oro”, por el muñequito ruso que ponen en la televisión. El de la princesa que quiere volar ¡Volar como una pluma!

Mi papá siempre que lo ve tiene que comentar algo, que si camina así, que si pone la manito asao, que si levanta el dedito meñique cuando coge el tenedor. Eso se ve, no hay que decirlo, pero mi papá no se puede contener, no lo soporta, aunque no lo diga por las claras. Mi mamá responde a esto que los niños de la Habana son más suavecitos, que eso no significa nada, pero no lo convence. Cuando viene Daniel no se queda en mi casa sino en casa de tía Antonia, lo que ella y tía Marta siempre quieren que saque a mi primo por ahí, a mataperrear un poco, para que no se aburra y a ver si se espabila. Además a mi primo le encanta andar conmigo, en cuanto llega sale corriendo a buscarme. Eso no es bueno porque mi papá entonces se pone a imaginar cosas.

Amores Ajenos. Libro de cuentos de Mae Roque

Febrero 17, 2010 - 8:55pm

Amores Ajenos. Cuentos. Mae RoqueEn los sucesos que enmarcan estas historias las preferencias sexuales de los personajes juegan un papel protagónico. El narrador existe a partir de su reafirmación como ser sexuado, pero sin pretender nunca prescindir del amor. En la arquitectura del texto la moldeadura erótica se pone en primer plano, aunque fuera de esta los personajes necesitan algo, quizá por ello la búsqueda de la felcidad constituya su alter ego, aún cuando a veces esta resulte una quimera.


La Ruleta

Ahora se van

La mujer alta con el clásico misterio de las grandes putas, sigue las pisadas de la muchacha pequeña que nadie ha notado estuvo siempre en una esquina.

Las miradas atónitas de los cultores del falo secundan el silencio cómplice mientras la música persiste en acabar con la noche.

Feminidades agónicas. Ofelias, de Aida Bahr (*)

Febrero 16, 2009 - 2:18am

OfeliasHubiera querido evitar ese lugar común etimológico con que solemos explicar la elección, en ciertas circunstancias, de la palabra agonía para referir un estado, una actitud. No he podido. Como se sabe, el término implica lucha, remite pues a una condición más activa que yacente, más beligerante que conformista. La muerte, otra presencia asociativa, también aparece una vez pronunciada la palabra. He titulado este comentario sobre Ofelias así, “Feminidades agónicas”, porque en todos los cuentos de esta colección las mujeres pelean; pelean con su familia, con su entorno social o laboral, con sus prejuicios y hasta contra sus propias apetencias sexuales, en un batallar perenne –y casi siempre fallido - por hacerse un espacio propio.

Entre los graduados de Kafka

Diciembre 10, 2008 - 12:53am

Palabras de presentación del libro Los graduados de Kafka, efectuada en Ediciones Vigía el día 20 de octubre de 2008.

Fue allá, en los ritmáticos y veloces ochenta que escuché por vez primera hablar de Jorge Ángel Hernández Pérez, no con este nombre largo integrado por cuatro palabras que conocí después, sino con las sintéticas y controversiales H.P. de sus dos apellidos, como lo había rebautizado Sigfredo Ariel. No era de los que se movían constantemente a Matanzas o La Habana; por eso conocerlo personalmente me llevó un tiempo. Primero supe de sus poemas; supe por sus amigos de la capacidad abarcadora que tenía para probarse en proyectos ambiciosos desde muy joven, sin sumarse por el contrario con demasiado entusiasmo a la lista de concursantes de los certámenes literarios ni hacerse muy visible en los actos públicos.

En el buen sentido de la palabra

Octubre 15, 2008 - 12:20am

La hora ceroPrólogo de la antología de cuento publicada por la Editorial Aldabón (AHS Matanzas, 2006)

Toda antología descansa sobre criterios selectivos. Ellos presuponen tanto un riesgo como un gesto de exclusión que el tiempo se encargará de corroborar o desmentir. La afirmación anterior es una frase hecha detrás de la que se esconde el temor, el juicio decretante del antologador, el cual no puede sustraerse de la incertidumbre ante lo porvenir; no obstante separa presente y futuro, ordena cronologías, señala ausencias, retrasos, promulga, descalifica y reconstruye los discursos, a partir del mundo que ficciona donde coexisten lectores y autores.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO...Revista de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba.  Editores: Laura Ruiz Montes y Abel G. Fagundo. Prensa: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Optimizado para una resolución de 1024 X 768. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Premio Hispanidad y MestizajeLa Asociación Hispanidad y Mestizaje, es un Programa Intercultural independiente de cualquier organismo o institución pública o privada, nacional o internacional, e independiente también de cualquier ideología política, económica, social o religiosa.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

 

Distribuir contenido