Pudo imitar al sinsonteUn nuevo título propone Ediciones Matanzas, ahora para el público lector que gusta del más campesino de los géneros. En la Casa de las Letras Digdora Alonso, sede de la editorial, se presentó en el espacio de promoción literaria La Hora del Té, Quise imitar al sinsonte, plaquete homenaje de la Colección Manglar y Uvero, dedicada a la obra del repentista matancero Sergio Mederos.

Quise imitar al sinsonte incluye 11 textos, compilados y seleccionados por José Luis Rodríguez, rescatados de grabaciones y otras fuentes.Al decir del escritor Leymen Pérez quien trabajó en la edición de la plaquete “las décimas de este volumen integran un breve pero representativo conjunto poético de un trascendental improvisador”.
 
A partir de los 300 ejemplares de Quise imitar al sinsonte, se acercarán los amantes de la décima a un autor estimado por uno de los más importantes defensores del género en Cuba en el siglo XX: Jesús Orta Ruiz (El Indio Naborí), quien declaró a la muerte de Sergio Mederos que “su voz era afinada y melodiosa y ya comenzaba a buscar algo más que la rima y la métrica. Lo felicité por algunas metáforas bien logradas. Sin dudas había en él una imaginación poética. Recuerdos de nuestra juventud me hicieron regresar a los años mozos de repentista y sentí la sagrada necesidad de ofrecerle mi última décima: