El deseño gráfico hoyNada que tenga que ver con el arte o con la creación espiritual del hombre es un menester menor. Antiguamente no existía el concepto de Arte, ni de ilustración. Aquello que ahora se estudia como Arte, no era considerado como tal y casi siempre tuvo una función narrativa o ilustrativa de hechos históricos o religiosos, fundamentalmente.

El texto y la imagen eran casi una misma cosa. No es que la ilustración fuera un complemento como ahora, cuando existe una división convencional de géneros, de especialidades y estilos creativos, sino que entonces no existía la conciencia de que ambas eran diferentes o que sus funciones fueran disímiles. La imagen era considerada sólo como mimética y representacional o episódica, narrativa o secuencial, algo así como los textos, hasta que la creación se fue especializando y volviéndose sobre sí misma con la modernidad. El juego de las imágenes y la palabra es ancestral, como el mismo hombre y cualquier interpretación peyorativa acerca de la ilustración sólo decide la capacidad intelectual de aquel que así lo considere.