Moisés Mayán FernándezDel libro Fábula del Cazador Tardío, 2007

Los pies enlutados

De los cadáveres apilados en la fosa común fluye el miasma, esa sanguaza fétida que desprenden los muertos. Primero es un hilillo, un gotear, luego inunda todo el cementerio.
En los pies de los enlutados recorre los suburbios del país, las lujosas cámaras. Viaja en trenes y veleros. La noche cae sobre los muertos mientras el miasma llega a las distantes islas del sur, a los borrosos confines de la tierra.
De este modo, fluye a través del poeta, la verdadera poesía.

................................................................................................................................................................

Elogio a la Penúltima Lámpara

                  Nos haces una falta sin fondo
                                  César Vallejo