2011

Hay rostros en mi rostro divididos

Octubre 22, 2012 - 8:00am

Damaris CalderónEscribir es buscar en el tumulto de los quemados
el hueso del brazo que
corresponda al hueso de la pierna. Miserable mixtura.

Alejandra Pizarnik

Con esta "miserable mixtura" de la que hablara Alejandra Pizarnik escribo en un continente mixto, mestizo, que parte de una nominación equívoca, tierras donde se depositaron todos los imaginarios posibles de una Europa androcéntrica.Escribo siendo mujer y latina, es decir, herida a socavón.
 
Como un árbol sacudidos mis frutos (no de las Hespéridos, de la locura).Escribo para reconstruirme, no para mirarme en pedazos de cuarzo, en cuentecitas de cristal.Ser latinoamericana es estar llena de intersecciones, como un camino; devolver lo recibido, como decía José Lezama Lima (y lo saqueado), acrecentado.Es el gesto de Sor Juana Inés de la Cruz escribiendo su "Primero sueño", su "hombres necios que acusáis/ a la mujer sin razón... ". Es el gesto de tantas mujeres escritoras fundando una tradición, subvirtiendo un corpus escritural del que hemos sido excluidas y creando no ya únicamente una literatura de mujeres sino un cuerpo textual femenino. Cuerpo textual que se inscribe en la página, en la historia, con estilo, instrumento (escritura) cortopunzante. Disparo que se clava certero en el Árbol de Diana.

Marisela Prendes. Poesía

Diciembre 19, 2011 - 9:24pm

Marisela PrendesPretextos de Invierno

Es posible sentir el recuerdo sobre las cartas
frente a mi soledad
el mar con su pretexto.
No sé a donde van los peces
         ecos dormidos de esta ciudad.

Siembro un oratorio para la sed
alguien me deja la esencia del monje
porque sólo bajo los signos,
las catedrales son campanas prohibidas,
anhelos infinitos que se unen como una
                 leyenda.
Es tu ciudad
escúchala cantar su suerte,
gemir en el discurso de mármoles.
Será posible entonces que nazcan las tardes
el silencio de los ermitaños
alguna balada para secundar los símbolos.

Odalys Leyva Rosabal. Poesía

Diciembre 18, 2011 - 8:04pm

Odalys Leyva Rosabaldel libro Meditación del cuerpo, 2005
DOMINIOS

Una ciudad no puede abrirse el nombre
ni ser la hembra que aplauda al diablo y sus conjuros,
.........................................recorrer estatuas,
bacanales como espectros que van al precipicio,
herida de saltar los puentes
con un siglo de huellas a la espalda.
Su calendario no advierte los dioses que viven en el tedio:
esta ciudad de parques, trovadora del cuerpo, apuntala sus redes.
Aquí pienso en Venecia......... - Mi jaula con licor de siglos.
Inauguro la edad de otro viajero,
.............................................. este vacío de espigas me da fiebre.
En la noche hay intrusos, no buscan el espejo
(decir ciudad es más que saltar su lujuria,
esconder de los niños la gula y el pecado,

Recuerdo cuando vio la luz Retrato de grupo

Diciembre 13, 2011 - 8:28pm

Retrato de grupo. Leer La isla en versos ha desatado en mí un grupo de emociones y reflexiones difíciles de escribir, difíciles de explicar, pero quizás, pese a todo o gracias a ello, muy fácil de compartir por paradójico que parezca. No olvido cuando vio la luz Retrato de grupo. No puedo decir que lo recuerdo como si hubiera sido ayer porque ha pasado el tiempo y mucha memoria se ha incorporado al tejido. A muchos nos gustaba estar en esas páginas porque vaticinaban, entre otras alegrías, la pertenencia a un grupo, regalaban un sentido de propiedad, de cofradía, de felicidad clandestina. Aquí es donde Sigfredo Ariel pone los ojos en blanco y me dice: Chica ¿pero hasta cuándo vamos a estar hablando de los ochenta? Y le asiste mucha razón.

 Sin embargo, ahora echo mano al recuerdo para abrir un baúl donde está la Habana Vieja que no llegué a caminar con Emilio García Montiel, el Mapocho que me mostró Damaris Calderón cuando aún los estudiantes no amenazaban con lanzarse a las aguas del río chileno, la relación epistolar interrumpida con Odette Alonso, la habitación que no llegué a compartir con Teresa Melo. Echo mano al recuerdo para decir que desde allí me asiste la empatía, desde allí creo saber qué sienten estos cien poetas cubanos que aparecen en estas páginas.

La isla en versos.100 poetas cubanos

Diciembre 13, 2011 - 8:13pm

La isla en verso. 100 Poetas CubanosNuevamente me reservo la exclusiva para libros exclusivos. Es una verdadera fineza, sin alarde ni rutina, la más reciente entrega de Ediciones La Luz, poco antes de su fiesta de quince y coincidiendo con el año 25 de la madre que le cobija: La Asociación Hermanos Saíz (AHS), hija de jóvenes poetas.

La isla en versos, esta selección de los también incluidos poetas Luis Yuseff y Yanier H. Palao, se nos presenta con el inteligente y hermoso propósito de no pecar por pretensiosos si es que este fuese en alguno de los contextos un pecado imputable. La isla en versos, como bien se ha anunciado, más que antología es una selección, aunque a ojos vista el pasaporte hacia lo antologable lo tenga ganado desde la primera página.

Un grupo de poetas cubanos nacidos después de 1970 se juntan para discursar desde sus poéticas en torno a una preocupación constante: la insularidad, esa que remite al sentido de isla y que burla la definición geográfica de quienes imposibilitados de escribir al menos un verso, quieran legarnos a la condición de archipiélago.
 

Breve recensión en torno a los poemas que se escriben desde el otro lado de mi cama

Diciembre 12, 2011 - 6:45pm
MatrioshkasSi para otros -u otras- escribir sobre la poesía que se cosecha desde el otro lado de su cama, les resulta comprometedor, incómodo, parcializado quizás, a mí me es absolutamente honorable. Nadie como yo para hacerlo porque nadie como yo observa, escudriña, suspira, friega y sobre todo critica al lado del poeta y al poeta que concibió los casi treinta textos que componen Matrioshkas (Ediciones UNIÓN, 2010), el libro por el que Karel Bofill Bahamonde obtuviera el premio David en el 2009.
 
He visto romper cada cascarón de los 8, que como partes, levísimos capítulos, nada inocentes en sus temas, componen el poemario. Pulí, tallé algunos versos y sé cuánto pesa la poesía y cuánto cuesta la aceptación.Matrioshkas se concibió, y cito a la poeta Laura Ruiz, quien formó parte del jurado del David, “como raciones de una vida marcada por entrecruzamientos culturales, a ratos entrañables y a ratos desgarradores.” Conozco el parto de cada poema y puedo vislumbrar tras ellos al mutilado hombre joven de la Cuba actual, puedo oír de continuo ese grito que se expele desde la poesía que llora, y no siempre tengo la opción tranquila de taparme los oídos.

Las fundaciones de Rito Ramón Aroche

Diciembre 11, 2011 - 7:18pm

Las fundaciones“El discurso marginal también tiene puntos en el reino de la imagen. La poesía de Rito Ramón Aroche se ha caracterizado por deslizarlos–desplegarlos utilizando una estructura donde, a nivel de cada texto y a nivel de unidad, el ritornelo construye sus recurrencias jugando como los círculos concéntricos de la pedrada de los niños, fundados en los charcos de su localidad. De este modo, el poeta nunca pierde la obsesión. Las palabras que lo marcan, queloides –como Seal- en el rostro de la enfermedad, se mantienen ritorneando entre memoria y olvido, nacimiento y destrucción, similar al avatar de las instituciones fomentadas”.

 Están son las consideraciones iniciales del periodista y crítico Ismael González Castañer en torno a la más reciente entrega de Rito Ramón Aroche: Las fundaciones, volumen editado por Ediciones Matanzas, bajo el sello de la colección Puentes.Rito Ramón acondiciona en esta oportunidad una treintena de textos donde se sostienen las particiones de ideas y oraciones, temas y elementos que validan su poética, una vez más, como una muestra libremente experimental. Quienes deseen acercarse a su voz poética encontrarán el magnetismo propio del querer decir mucho en breves momentos, en no enseñar su carta escondida y que sea el lector-decodificador quien establezca sus derroteros en el tono que establece el poeta: no agresivo, más no conciliador.

Se fue anoche: puertas para la poesía de Coco Entenza

Diciembre 11, 2011 - 11:25am

Rigoberto Rodríguez Entenza Los libros son como puertas. Entras a cada página a visitar conceptos, propuestas con las que puedes disentir o no. Con algunos, a veces y para suerte, hasta te sientes en casa. Las puertas –por lo general- dan paso en un sentido y otro. Pero Rigoberto Rodríguez Entenza redimensiona su propia puerta. En Se fue anoche a ratos nos deja pasar, limita el acceso o sencillamente nos da un portazo en las narices.

No es la forma en que concibió estos casi 50 textos, seccionados en tres momentos,  la que inicialmente advierte del escritor oficioso que nos espera para dar la bienvenida no más franquear la entrada. Versos sin falsos apuntalamientos de palabrería enjundiosa. Versos que estacionan al escritor dentro de la generación de los 80 y que hace del coloquialismo, del tratamiento a los temas en torno a la Isla y sus padeceres, de la cotidianidad remordida, una muestra en común.

Cuando la negación encierra cierta gravedad se oye cantar un gallo

Diciembre 11, 2011 - 10:13am

Ernesto Pérez ChangEn El arte de morir a solas, de Ernesto Pérez Chang (Premio de Cuento Alejo Carpentier, 2011, publicado por Letras Cubanas), uno de los personajes dice: Cuando la negación encierra cierta gravedad se oye cantar un gallo... Cito esta frase por considerarla en verdad útil para la comprensión del cacareo y la agitación de carúnculas que pudieran escucharse al recorrer estos textos, aún cuando debajo de ellos lo que hay, ciertamente, es un penetrante silencio que puede alcanzar tal profundidad porque es muy parecido al mutismo que sucede a la muerte del ahorcado cuando por fin el pataleo se apaga. Un silencio que dura solo un momento, el tiempo que transcurre entre el instante en que el forcejeo termina y alguien llega, abre la puerta y grita.

Sin embargo, el silencio en este libro de Pérez Chang es aún más impresionante, catastrófico y dramático porque aquí nadie entra. Aquí nadie llega. La muerte no va a tener interrupción, la soledad no tiene aplazamiento o suspensión, la angustia no tiene receso. La maestría de este manojo de cuentos estriba fundamentalmente en esa carencia de pausa, en la imposibilidad de tregua. En el arte con que su autor logra que el exterior se convierta en un interior donde siempre se está solo, como condición humana.

Del agua refluyente: sobre los versos de La Edad de Oro

Diciembre 10, 2011 - 7:49pm
La Edad de OroSobre este libro la pátina del tiempo ha agregado robustez. Porque La Edad de Oro. Publicación mensual de recreo e instrucción dedicada a los niños de América, texto concebido por José Martí durante la segunda mitad del siglo XIX en el formato de cuatro revistas, aún en la actualidad constituye una de las más distinguidas publicaciones para los pequeños.
 
La imaginería, la delicadeza con que trata disímiles temas que transitan desde la vida de los elefantes hasta la historia de la cuchara y el tenedor, pasando por las ingeniosas soluciones de Meñique y las dolorosas revelaciones en voz de Pilar, por solo mencionar algunos momentos inolvidables para los lectores de todas edades de La Edad de Oro, son elementos que alcanzan una dimensión universal.La poeta, ensayista e investigadora Caridad Atencio (La Habana, 1963) revisita el libro, en esta ocasión desde un acercamiento integral a las composiciones líricas que Martí incluyó en la publicación.
 

http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño y Web Master: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido