2011

Escribir para jóvenes

Junio 18, 2011 - 5:37am

Escribir para jóvenesLa literatura para jóvenes en Martinica sufre enormemente la suerte de cualquier literatura, en particular la pérdida de lectores atrapados por el desarrollo exponencial del multimedia y el poco interés y, por supuesto, compromiso de los políticos por este pariente pobre de la cultura. A lo que conviene añadir los límites vinculados a la insularidad, a nuestra arrogante pusilanimidad respecto a los otros pueblos de la cuenca caribeña y a nuestro imaginario de siempre —colonizados y educados para dar crédito, solo a lo que se ha validado antes por Francia, el resto de Europa y los EEUU. Además, la literatura para jóvenes sufre más por ser considerada como un género menor.

En tal contexto, escoger escribir ―y continuar escribiendo― para la juventud representa un verdadero desafío.

Sin embargo, paradójicamente, a despecho de los frenos mencionados antes, nuestra literatura para jóvenes muestra una incontestable vitalidad. Vemos que para los autores de jóvenes como yo existe una innegable felicidad, un secreto júbilo cuando creamos cuentos, poemas, canciones para ellos y partiendo del niño que se obstina en encontrar asilo dentro de nosotros, entre alma y corazón, nos esforzamos en convertirnos o parecer adultos.

Las tertulias delmontinas en la cultura cubana

Junio 17, 2011 - 8:07pm

Domingo del MonteSegún cuenta la historia, la Tertulia debe su nombre a un prolífico escritor latino llamado Tertuliano, nacido en Cartago,  que conquistó a todas  las personas ilustradas de la Corte de Felipe IV de España, alrededor de  1621, hace  aproximadamente 390 años. A partir de ahí, todas las reuniones y sociedades, donde se leían, citaba, o comentaban las obras de Tertuliano, se les llamaba en España, tertulias.
 
Entre otras acepciones, tertulia se denominaba a  un corredor que había en los teatros antiguos, también  al asiento de la primera fila de los palcos y en Cuba, hasta a la cazuela de esta instalación escénica. Con el devenir de los tiempos, se ha llamado tertulia a todas las reuniones literarias y hasta cuando las personas simplemente  se jreúnen para conversar y distraerse en ambiente sano y bullicioso, donde se encuentran  los amigos,  con amplios matices de buen humor.  Las tertulias, se hacían en un principio,  en espacios cerrados y eran bien selectivas. Sin embargo, las llamadas peñas, preferían los espacios abiertos, casi siempre en bares o cafés. Las primeras tertulias literarias en La Habana, fueron las de Domingo del Monte,  acontecidas desde el año 1830 y hasta el  40. Fue una época luminosa dentro de  la cultura cubana. A través de esos encuentros,  llegó a Cuba el movimiento ideológico y estético del Romanticismo.

¿El árbol de la discordia?

Junio 17, 2011 - 7:32am

¿El árbol de la discordia?En uno de los estantes de la librería Dionisio San Román de Cienfuegos, el lector puede hallar aún algunos ejemplares del interesantísimo volumen "Árbol de la Esperanza, antología de décimas hispanoamericanas". En esta obra podemos leer décimas de autores españoles, latinoamericanos y cubanos.

La selección y el prólogo de dichos textos es de la autoría del holguinero Ronel González Sánchez, relevante poeta e investigador de nuestro país.

El prólogo posee la peculiaridad insólita de que, aunque estructurado como prosa lineal, está escrito en décimas. En dicho proemio, el antologador define claramente su concepto de la estrofa de diez versos, donde deja claro: (1) que Árbol de la esperanza es una antología de décimas, no de espinelas, (2) que es una antología de décimas literarias y no de espinelas vinculadas a la oralidad y el repentismo.

Isla de Escardó

Junio 17, 2011 - 7:10am

IslaCuando publiqué, en 1987, mi libro sobre la corriente coloquialista de la poesía cubana, lo titulé Palabras del trasfondo, que es un segmento de dos versos del poema «Isla», de Rolando Tomás Escardó (1925-1960). ¿Quise ver en ese texto el aldabonazo inicial de la referida corriente, la más importante de la segunda mitad del siglo XX? Creo que no. Ya habían corrido aguas textuales de tono conversacional sobre las tierras fértiles de la poesía cubana. Y había antecedentes inmediatos. El más importante puede ser «Conversación a mi padre» (1948), de Eugenio Florit, bajo el influjo de la poesía norteamericana, dominada por ese tono lírico, y una de sus realizaciones más curiosas está en el poema «Últimos días de una casa», de Dulce María Loynaz, una década después.

La «Isla» de Escardó, además, se encuentra en una tradición de la poesía cubana, sobre todo del siglo XX, mediante la cual se canta al carácter insular de la patria, visible en el célebre «La isla en peso» de Virgilio Piñera, en las referencias de todo el grupo de la revista Orígenes, y de otros poetas como Felipe Pichardo Moya, Nicolás Guillén, Samuel Feijóo, et al. Esa tradición del motivo isla en el contexto poético nacional ha continuado hasta nuestros días (véase, por ejemplo, en poemas de Juana Rosa Pita o Alberto Acosta-Pérez). Visto así, la «Isla» de Escardó forma parte de todo un archipiélago dentro de la lírica cubana.

Cintio Vitier, la poesía siempre en "Vísperas"

Junio 17, 2011 - 6:58am

Cintio VitierSi correspondió a José Lezama Lima el dotar a la cultura cubana de un fabuloso “Sistema Poético” que permitiera la reinterpretación de su historia y literatura a partir de las raíces sumergidas del mito, tocó a Cintio ser el más sistemático y completo exegeta de su historia, vista desde la poesía y la eticidad.

Su obra tuvo una lenta y poderosa gestación, a partir de una gran diversidad de fuentes: la teología de San Agustín, el neotomismo, la poesía católica francesa, el humanismo de María Zambrano, el verbo de Martí y la gran tradición de la reflexión ética cubana, recibida directamente a través de uno de sus cultivadores, su padre, el filósofo y pedagogo Medardo Vitier. Todo ello no se convirtió, como podría temerse, en un gran desorden barroco, sino que se presenta al lector de hoy como un corpus vivo, polémico y resistente.A los diecinueve años, en mayo de 1941, fresca aún la lectura de Historia de una pasión argentina, escribe su “Nota en torno a Eduardo Mallea”. Allí ofrece su primera definición de la creación poética como gnoseología y a la vez como purificación espiritual:

Auroria: La gran fuerza de la historieta joven cubana

Junio 17, 2011 - 6:56am

Auroria, La gran alianzaLa épica fantástica o fantasía heroica, género de indiscutible atractivo en el contexto literario, audiovisual, plástico, de la historieta y los juegos digitales, es reencarnación moderna (perpetuación) de la mitopoética, cuyos orígenes se pierden en la prehistoria, cuando el ser humano explicó por primera vez los fenómenos del cosmos, desde sus nulos o escasos referentes culturales.

A partir de esas edades primigenias, se establecieron sistemas de representaciones para poner algo de orden en un mundo desconocido, contraponiéndole un mundo conocido, seguro, a imagen y semejanza de sus pobladores. Las fuerzas y sucesos desconocidos adquirieron significados interrelacionados entre sí en un todo lógico, cada vez más complejo, hasta alcanzar altos grados de verosimilitud. Sobre estas raíces se estructuraron los cimientos de la Literatura y  el Arte en general. Amén la irrupción brusca de corrientes gnoseológicas racionalistas en la cosmovisión poética milenaria, pervive la necesidad ancestral de mitificar, idealizar la Condición Humana, en su perenne lucha con el entorno hostil, y más encarnizadamente consigo misma. La realización, ya en el siglo xx, de filmes como Los Nibelungos (Fritz Lang, 1926), la publicación de volúmenes como El Señor de los Anillos, del sudafricano John Ronald Reuel Tolkien, o las obras de Robert Ervin Howard y C. S. Lewis, re legitimó entre todos los públicos este género, en cuya esencia subyace el conflicto eterno e íntimo entre bien y mal, luz y sombra.

El Arte Actual, crónica de una muerte anunciada

Junio 16, 2011 - 8:20am

Paisaje Virtual. Obra de Yampier Báez«El arte no es una hermosa morada, sino una tarea para estar tratando siempre de solucionarla, tanto en su producción como en su recepción». 

Theodor W. Adorno, Teoría Estética

Una reflexión estético-filosófica sobre las características y desafíos del arte actual exige en primer lugar su contextualización. Luego de los años 50 del pasado siglo se apelará al término Posmodernidad para referir enunciados visibles, en ciertas manifestaciones fenoménicas, del devenir sociocultural de la sociedad occidental. Para algunos autores, este cambio de acento resulta evidencia de un cambio epocal[1], mientras que para otros se revelará como neoestetización o "dominante cultural"[2]. Ahora bien, lo que es cierto es que su existencia "... desborda los recipientes del arte"[3]. En este sentido, una de las consecuencias del postmodernismo -como el dominante cultural de lo postmoderno o de la sociedad post-industrial- ha sido la desaparición gradual de la anterior separación rígida (modernista) entre el arte elevado o elitista y la vida cotidiana, signado, por una parte, por el desarrollo de propuestas artísticas mucho más abiertas e innovadoras y por otro, por el desarrollo de una cultura del consumo.
 

Carta abierta en defensa de la pluralidad y convivencia de poéticas

Junio 16, 2011 - 5:47am

Pluralidad de PoéticasCansados de los maniqueísmos simplificadores que tanto daño han hecho y están haciendo a la poesía que se escribe en España y Latinoamérica, un grupo de lectores, críticos y poetas han redactado una «Carta abierta en defensa de la pluralidad y convivencia de poéticas» que se desarrollan en nuestro idioma.

En ella, se reivindica una concepción amplia, inclusiva y plural de la escritura poética, así como una actitud de exigencia moral y apertura intelectual que esté a la altura de las herencias, cuestiones y búsquedas actuales, y que permita reinventar y re-imaginar el futuro individual y colectivo, al margen de las leyes mercantilistas que imponen su particular dictadura a una labor, la labor poética, que debería ser independiente.

Cinco de Cincuenta

Junio 13, 2011 - 10:27pm

Cinco de cincuentaPoetas de la generación del ochenta. Una hornada de creadores que por esa época se hicieron notar en antologías, concursos, grupos y publicaciones periódicas, y protagonizaron un periodo de giro sustancial en la poesía cubana.
 
La crítica suele coincidir en el alcance de un hecho que dejó a la luz la necesidad de búsqueda y conocimiento de jóvenes heterogéneos e irreverentes, que insuflaron a la poesía cubana un poder de resistencia intelectual y emotiva inéditos.  Muchos de esos escritores continuaron escribiendo y publicando, otros no. Los une una experiencia estética, de implicación sociocultural, que pocos se atreverían a ignorar y ya forma parte de la historia de nuestra literatura. Hoy algunos tienen cincuenta años y la Casa de la Poesía, de la Oficina del Historiador, convocó a cinco de ellos, residentes en diversas regiones del país, para celebrar y hacer de la memoria un punto de mira.

Teresa Melo, Rito Ramón Aroche, Jorge Ángel Hernández Pérez, Ismael González Castañer y Edel Morales leyeron, intercambiaron recuerdos, movieron pensamientos junto a un nutrido auditorio. Con ellos, la descarga de los trovadores Eduardo Sosa y Pepe Ordaz.
 
Circunstancias individuales en la práctica de la escritura, anécdotas personales de una época, perspectivas de publicación en el difícil "mercado" de la poesía, encontraron receptividad entre los presentes.
 

Primer aniversario de la Cátedra "Llés"

Junio 11, 2011 - 8:54pm
Leymen Pérez Cátedra  "Llés"Llega a su primer aniversario la iniciativa del editor y poeta matancero Leymen Pérez en la Casa de las Letras Digdora Alonso, sede de Ediciones Matanzas.

En junio de 2010 propuso la creación de un espacio de intercambio académico con especialistas en diversos saberes de la cultura y el arte en general. Así nacería la Cátedra Fernando Llés, momento dedicado al pensamiento, los estudios culturales, los procesos literarios, históricos, sociológicos y a la obra de aquellas figuras que dejaron su huella en la cultura matancera, cubana y universal.

La cátedra adoptó el nombre de una de las más preclaras figuras del pensamiento cubano: el ensayista y filósofo Don Fernando Llés (Matanzas 1883-1949). Iniciaría el espacio la Dra Mirta Cazañas, a propósito de la vida y obra del propio Llés.  Han participado además el historiador y biógrafo Urbano Martínez Carmenate, editores y escritores de la Casa y la investigadora del Consejo de las Artes Escénicas Marvelis Díaz.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido