Aquel salto al vacio. Poesía. Ángel escobar“Estamos x aterrizar / en el aeropuerto de Santiago de Chile / Passengers are kindly requested to keep their mouth shut / thank you”, leemos en uno de esos antipoemas del más reciente Premio Cervantes, el interminable Nicanor Parra. “Estas son las confesiones de un idiota”, escribió el poeta cubano Ángel Escobar en el prefacio de su libro Cuando salí de La Habana, fechado en Santiago de Chile, 1994. Salir de La Habana es aterrizar en el lejano sur, y en el eriazo de la palabra propia.

La experiencia chilena del poeta se extiende a su siguiente libro: El examen no ha terminado, que vio la luz después del suicidio de Escobar en febrero de 1997. El poema “Cierto forastero” comienza así: “Aquí en Chile uno se vuelve antipoeta / pero nunca llega a ser Nicanor Parra / y nunca, nunca, nunca / tendrá una casa en La Reina”.