Teatro Las EstacionesLa dirección artística en el teatro de figuras se vincula estrechamente con la especialidad del diseño, toda vez que la imagen apoya de manera primordial la espectacularidad de una puesta en escena titiritera. Previa a la preparación de mi tesis de grado como teatrólogo, decidí indagar sobre ambos aspectos con los líderes de Teatro de Las Estaciones, una agrupación que ha logrado un cuidadoso trabajo basado en la valía de esta relación. Esta conversación con Rubén Darío Salazar y Zenén Calero (director general y diseñador escénico) arrojó luz para mis futuros planteamientos sobre estas importantes áreas creativas del arte del retablo.

¿Cómo es en principio la relación que se establece entre un director y un diseñador de teatro de títeres a la hora de abordar el montaje de un espectáculo?

Rubén  D:
La relación entre un director artístico y un diseñador en el teatro de títeres es fundamental, sobre todo porque un títere es una figura volumétrica, esculturada, sea plano, de guante, varillas, marotte, un esperpento o una marioneta. Es un ser creado a gusto y necesidad del espectáculo que ha concebido el director, una obra de arte en sí misma, que contiene todos los conceptos propuestos por la puesta en escena.