2015

La ciudad maldita y seis dramaturgos matanceros *

Diciembre 20, 2015 - 4:15pm

José Jacinto Milanés.  Estatua en el patio de la catedralQuizás el autor dramático matancero más conocido en toda la historia del teatro cubano sea José Jacinto Milanés (Matanzas, 1814), nacido en esta ciudad en un año del siglo XIX, que jamás, salvo viajes esporádicos abandonó su tierra natal.

Por lo tanto pertenece a esos poquísimos autores que nacidos y criados en el embrujo, no se sabe si benefactor o fatídico de una ciudad como Matanzas. El esplendor económico de aquella época pero también sus catástrofes inolvidables que violentan la psiquis y  la escritura de muchos, lo hizo mantenerse entre estas calles, ríos y puentes, acodado para siempre, antes de desgarrarse y seducir a muchos como personaje dramático (Tomás González, Abelardo Estorino, Virgilio Piñera), mientras grita “Isa”, lo asedian demasiados fantasmas, inventa su locura para engañar a los verdugos políticos o lo vuelven loco las circunstancias agobiantes de su irrespirable Matanzas.

Un Milanés que languidece, mientras  Carlota teje su última pantufla, la que se guardaba en  una habitación de la casa donde murió un 14 de noviembre 1863.

¿Es el más conocido?  ¿O es el que nos quedó como un símbolo  de la ciudad con sus calles vacías en las noches? ¿O es el que recordamos inmediatamente en esos despertares alucinados de poetas y artistas que a veces  emerge, como las inundaciones del mar, para recordarnos  que existimos? Lo cierto es que Milanés es para Matanzas, lo mismo que el Sauto, los puentes y los ríos, con esa visión de apego romántico, que poseemos y que Sigmund Freud debía haber estudiado, al hermoso paisaje de la ciudad y a nuestras glorias pasadas.  Lo es, también porque otros se fueron.

Agustín Acosta y los cien años de Ala

Diciembre 19, 2015 - 1:23pm

Revista MatanzasEl centenario del libro Ala, primer poemario del escritor cubano Agustín Acosta Bello (Matanzas, 1886 – Miami, 1979), es recordado en un dossier especial de la más reciente entrega de la revista artística y literaria Matanzas (No.2, mayo-agosto de 2015).

Este nuevo número de la publicación fue dado a conocer en el Museo de Artes de Matanzas; las palabras de presentación estuvieron a cargo de Mireya Cabrera Galán, quien consideró acertada y oportuna esta iniciativa de “dirigir el foco de interés” hacia una figura que, a pesar de su relevancia, estuvo relegada en el panorama de las letras cubanas durante tanto tiempo.

En esta oportunidad, la revista propone los textos “Un ala de cien años sobre Matanzas” y “Ala. En torno a su centenario”, pertenecientes respectivamente a Yolanda Brito y Mireya Cabrera Galán, consideradas entre las más significativas estudiosas de este autor. Alas —donde es recogida la antológica décima “A la bandera cubana”— se analiza en estos artículos partiendo de sus peculiaridades específicas como libro, con sus luces y sus sombras; de su significado en la carrera de Acosta: el primero de sus diez títulos publicados; de su coexistencia con Arabescos mentales, de Regino Boti, y Versos precursores, de José Manuel Poveda, con los que marcaría el paso del posmodernismo en la Isla.

Trillos, precipicios y concurrencias en la poesía de Alfredo Zaldívar

Diciembre 19, 2015 - 10:28am

Trillo / Preicpios / concurrencias / Alfrezo ZalvidarComo una obra de “absoluta madurez artística” fue considerado el libro de poesía trillos/precipicios/concurrencias, del escritor y editor Alfredo Zaldívar Muñoa, que obtuviera el pasado año el Premio Extraordinario José Jacinto Milanés y acaba de ser publicado por Ediciones Matanzas.

Tal valoración la realizó el poeta, narrador y ensayista Jesús David Curbelo, quien tuvo a su cargo las palabras de presentación de este volumen, en el que “se siente el desenfado con que escribe el poeta ya maduro, el poeta pleno, el poeta en todo momento sincero y auténtico a la hora de expresarse”.

“En estas páginas se aprecian, y alcanzan momentos de plenitud, peculiaridades típicas de la obra de Zaldívar como son los casos de un verso conciso y en vínculo con la tradición poética española, la musicalidad y las referencias a la cultura popular cubana”, aseguró.“Sin embargo, en este nuevo libro no es recurrente la mención del agua, algo que venía siendo habitual en su producción poética desde su primer título Concilio de las aguas; trillos/precipicios/concurrencias rompe con la simbólica mención de dicho elemento, pudiera decirse que es más bien «terrestre».”

Yanira Marimón: “Sigo creyendo en las emociones”

Diciembre 19, 2015 - 4:54am

Yanira MarimónLa escritora matancera Yanira Marimón se manifestó partidaria de una poesía nacida de las emociones, durante su reciente participación en el espacio Aire de Luz, que conducido por Basilia Papastamatiu es realizado mensualmente en el Centro Literario Dulce María Loynaz, de La Habana.

“Sigo creyendo en las emociones, mi poesía brota enteramente de ellas; de hecho no escribo si no es algo que me conmueve de manera profunda, que me hace salir los versos de golpe”, confesaría la autora a Mar Desnudo poco después.

“Quiero enfatizar en que hacer de manera auténtica este tipo de poesía no es tan fácil como pudiera parecer a simple vista; se debe tener un pulso preciso para trazar una línea que marque el equilibrio entre la emoción y la ecuanimidad, la serenidad para reflejar determinada sensación, determinado sentimiento.”

“El que se pase de esa línea deja de hacer poesía para ir inevitablemente hacia otra cosa, tal vez hacia una queja, tal vez hacia una mera confesión de melancolía, pero de ninguna manera tras la auténtica poesía.”

Cepos de la Memoria, un aporte a las Ciencias Sociales en Cuba

Diciembre 19, 2015 - 3:10am

Cepos de la memoriaLas Ciencias Sociales en Cuba han estado mucho tiempo de espalda unas a otras. Hijas de un siglo que, como el XIX, definió rígidos objetos de estudio y metodologías particulares; ellas se encerraron en compartimentos estancos y reclamaron para sí una parte de la realidad social. Ocurre, sin embargo, que la sociedad es una, y compleja, y mientras más se fraccione para su estudio, menor será la riqueza de sus resultados.

Ante fenómenos sociales, siempre multicausales, serán necesarios enfoques multidisciplinarios, y es precisamente esta la mayor contribución del texto que presenta Ediciones Matanzas como parte de su catálogo del 2015: Cepos de la memoria, impronta de la esclavitud en el imaginario social cubano, nueva entrega de Zuleica Romay, rara avis entre los directivos cubanos, que pocas veces mantienen una vida intelectual activa.

No es este el primer libro sobre las relaciones raciales en Cuba, ni siquiera de su autora que tiene un texto previo; sin embargo, a mi juicio, es el más significativo de todos los que conozco,  dado el ambicioso  entramado científico desde el que aborda el tema de la discriminación racial: la Historia, incluyendo sus vertientes cultural y científica; la Sociología; la Antropología y la Psicología, son áreas discursivas que sirven de apoyatura a una investigación que, por demás, combina las perspectivas diacrónica y sincrónica y hace gala de un enfoque comparativo que ilustra muchas de sus inquietudes en otros contextos, históricos y epocales.

FUN

Diciembre 18, 2015 - 8:29am

Fun Portdada“¿Cuál es la diversión?”, aún preguntan cuando sienten risas solapadas y comentarios entre dientes. “Cuéntanos a todos de qué te ríes para reírnos contigo”, argüían las maestras al escuchar la carcajada acallada – mano sobre la boca– en el fondo del aula. “A mí dímelo en español, para entenderte bien”, agregaban en otras ocasiones... Estos parecen ser algunos de los supuestos del sistema de códigos latente bajo el proyecto curatorial FUN, de Lillliam Cedeño y Edel Alonso. O al menos a ellos parecen responder los creadores para mostrar este work in progress que como fenómeno con cuerpo común (la creación), deja ver sus muchas cabezas en una suerte de muestreo de aquello que llamamos mundo y que no es más que un collage universal.

Del discurso público y del privado hablan estas obras que ponen en evidencia la manera en que cotidianamente asumimos la vida. El “corta y pega” que rige nuestros actos, al recoger de aquí y de allí lo que haga falta, es materia prima invaluable para estos artistas. Tomando prestado el libro que trajo X-1 o la película que trajo X-2, pasándolos de mano en mano, con una ansiedad que no se calma y comulgando todos con todos, hay una generación actual -a la que pertenecen Cedeño y Alonso-, construyendo una realidad, otra, donde las promesas no son tenidas en cuenta y el modo de vida diario es la intertextualidad: con Borges, con la Constitución de la República y con el vendedor de cebollas en ristras... Intertextualidad, préstamos, que se expresan en español, inglés, spanglish o en lenguaje barriobajero,  porque aquí y ahora, no es posible vivir y crear de otra manera.

Jesús J. Barquet: “La literatura cubana es una sola"

Diciembre 18, 2015 - 7:07am

Jesús J. BarquetEl intelectual cubanoamericano Jesús J. Barquet manifestó en la ciudad de Matanzas que la literatura cubana, producida dentro o fuera de la Isla, era una sola y que por tanto debía ser integrada en un corpus único, “sin exclusiones, sin prejuicios de ningún tipo”.

Poeta, ensayista y profesor, Barquet consideró que ya desde todas las orillas se hallaban en condiciones de dar ese imprescindible paso, de llevar adelante ese proceso de reunificación de las letras: “es hora de reelaborar los cánones de la literatura cubana”.

“Se necesita que sean examinadas las valoraciones de nuestra literatura nacional —y en esto tienen una incidencia fundamental los críticos—, y se necesita además que se tomen como punto de partida no los prejuicios sino los libros, la producción literaria en concreto, que en el caso de la diáspora (mayoritariamente localizada en Estados Unidos, aunque también en otros países) es  considerable y muy diversa desde los años sesenta, pero uno se percata de que aún resulta muy desconocida, sobre todo en Cuba.”

“Debe reconocerse que durante los últimos años se han venido dando pasos, y esto desde ambas orillas, como puede verse en el hecho de que en el extranjero hay varias editoriales fundadas por cubanos exiliados que están publicando autores residentes en la Isla, y aquí dentro se han dado a conocer también escritores que se hallan fuera; ya esto es un avance pero hace falta todavía más.”

Entrevista a Abel G. Fagundo en el programa a Trasluz del Canal Educativo *

Diciembre 18, 2015 - 6:50am

Abel G. Fagundo - 2010Abel, la poesía cubana de los noventa, década en la que comienza tu producción literaria, se caracteriza por la atomización conceptual y formal, que puede ir desde las más osadas búsquedas neovanguardistas hasta intentos de revitalización del conversacionalismo. ¿Cuál fue en aquellos años tu lectura de este panorama y cuál tu manera de dialogar con él?

Llegó a la poesía, no me refiero a la escritura del verso sino a ese universo más grande que es la poesía a través de un grupo de poetas que pertenecían a la generación anterior (los ochenta) Por tanto las primeras lecturas sobre lo poético las hago desde una percepción estética anterior. Luego en la medida en que me relaciono  y comienzo a leer los textos de mis contemporáneos y también cuando dialogo con sus posturas estéticas, comprendo mucho mejor que más que un grupo se trataba de una dispersión en la que se unen continuidad y ruptura. Ahora se habla un poco más de nosotros, son veinte años y a la historia literaria es necesario reevaluarla cada cierto tiempo. Algunos nos han acusado formalmente de epígonos, otros tienen una visión diferente. Creo que son inconcebibles los noventa sin los ochenta y que ambas generaciones forman parte del principio y el fin de un proceso histórico-literario concreto.   

Yo me vinculé a un grupo de jóvenes poetas matanceros que después se reunieron en la antología “La última cena”; teníamos entonces una intención de participar de aquel momento literario. La mayoría éramos muy novatos y no creo que hayamos podido estructurar un amplio debate con nuestros contemporáneos, pero si fuimos parte del proceso y aportamos en cierta medida algunas voces que han demostrado después toda su dimensión.

Variantes para extraviar a un poeta

Diciembre 18, 2015 - 6:30am

Abel G. FagundoEra en Matanzas, allí junto al hierro y la sal
iba a recomponerme para ser el esperado otro.
El demonio menor y el moralista
se beberían un café del borde
                        donde nace Contreras
y puede olerse el pescado refrito de la minuta.
Era en Vigía, bajo la sombra de sus portales
lluvia, libros y amor... entelequia tonta
que fue purgada en la primera ventolera
como las hojas secas que el viento lanza a la bahía.
Hipérbole de asfalto y carne que en su espiral
descosió el ropaje simbólico de una Atenas imaginada.

Me lancé asustado al río San Juan
y en medio de las aguas Israel Domínguez
susurró uno de sus versos
era una madrugada ocre
no pude oír las palabras que se congelaban
y caían a la gélida negritud.
Luego nadamos en direcciones contrarias
dos criaturas de manglar
hijos de una generación quebrada, dispersa
prisionera entre el fin de una utopía
y el nacimiento de la incertidumbre
como dueña del tiempo.

En Matanzas el Coro Nacional de Cuba

Diciembre 17, 2015 - 1:15pm

Coro nacional de CubaEl Coro Nacional de Cuba se presentó en la ciudad de Matanzas, como parte de la gira que por toda la Isla realizó esta agrupación, para celebrar sus 55 años de fundada y las siete décadas de vida de su directora, la maestra Digna Guerra.En la Iglesia de San Pedro, en la barriada de Versalles, el Coro Nacional ofreció un concierto donde el público matancero pudo atisbar, valorar y disfrutar la amplitud de su repertorio, a través de una muestra en la que se incluyeron compositores europeos, norteamericanos, latinos y cubanos de diversas épocas.

Tras la presentación, que tuvo lugar la noche del 7 de noviembre, la maestra Digna Guerra recibió el Escudo de la Ciudad de San Carlos y San Severino de Matanzas, por su fructífera y larga carrera, que incluye su labor con el Coro, al que ha dirigido durante las últimas cuatro décadas.

La homenajeada elogió a la ciudad de Matanzas, a la que consideró “maravillosa y hospitalaria”, y agradeció que la consideraran merecedora de este símbolo, que entrega por primera vez la Oficina del Conservador de esta urbe, para reconocer a personalidades relevantes en distintos ámbitos, y consiste en una réplica en cerámica fría del primer escudo de esta localidad, concebido originalmente en 1842.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido