(Textos poéticos basados en las pinturas de Jacobo y sus doce hijos, pintados por Francisco Zurbarán)


1

Jacobo

Prefacio

Desde este lugar tan poderoso llamado alma,
cambio la figura de mi ojo que mira,
el rebaño,
la sangre,
una piel joven rezando a la memoria de lo que fui.

Mi libre albedrío es cierto,
y soy testigo de que no tengo razón
para interrumpir mi deseo de alimentar la tierra
mientras ejecuto el destino de crear hijos
que todavía cantan sobre el privilegio de una página.