La ola peripatética

Un repaso crítico al teatro para niños y de títeres cubano en 2013

Febrero 17, 2014 - 1:50am

teatro para niños y el teatro de títeres,En lo referido al teatro para niños y el teatro de títeres, las más sobresalientes evoluciones - ace tiempo- no están precisamente en la capital. Normalmente intento identificar rasgos comunes que me permitan caracterizar un movimiento teatral que me concierne porque me atrae.

Ésta vez, para no hablar de manera genérica de la gran crisis creativa que atraviesa nuestro teatro, prefiero compartir las reflexiones desde los estrenos a los que he asistido este año y entonces, desde ese ejercicio del criterio - particular, por supuesto- llegar a las correspondientes consideraciones, las propias. Son algunos de los estrenos en los que he participado, no la totalidad de los que se han producido.
 
Las Tunas. Los Zahoríes: Un cazador para el lobo. El espectáculo de Armando Mora y Damaris Pacheco Los pícaros burlados reubicó en el mapa a un grupo que hacía años no lograba establecerse como un referente. Su éxito les proporcionó la participación en los más importantes festivales del país y una notoria recepción de la crítica. Tras ello enfrentan un cruel monstruo que se llama Expectativa en torno a su segunda incursión, todos esperamos que sea igual de divertida y un poco más.

Elogio para René Fernández Santana

Febrero 17, 2014 - 1:30am
René FernándezLlegar a los 80 –por ejemplo- cruzar la meta y decir: Confieso que he vivido, como Pablo Neruda. Y René no es un poeta a la imagen y semejanza del chileno, pero es un poeta titiritero de la estirpe de Villafañe o de Lorca. Aunque lo vean caminar sudado, por las calles húmedas, agujereadas de la ciudad, aunque haga colas, cargue jabas de naylon para vivir, aunque pida el último para subir a un ómnibus, o monte un coche de caballos, desde cuyo asiento admire el San Juan o las luces del Victoria de Girón.
 
Él, que ha viajado el mundo, que ha escrito libros, que lo han aplaudido y vitoreado en varios idiomas, con acentos diferentes del español, que ha vivido cerca del Kremlin, la belleza de Sevilla o la Torre de Eiffel, para mencionar solo tres lugares de los muchos en los que ha desembarcado, curioso, como un niño que cada día apaga más velas.
 
Setenta años son el acopio  de una vida, dedicada a inventar el teatro nuestro de cada día, con todo lo que lleva el acto de inventar: estético, ideológico, económico, social. Dedicado sólo a eso, como profesión, sin tiempo de aprender a manejar, por ejemplo, el Moskovik que una vez le dieron, que después fue un Lada, creo. Cuando se los daban a los vanguardias, a los que se destacaban, a los profesionales del socialismo.

Un texto fundamental para la teatrología cubana

Diciembre 23, 2013 - 1:05pm

Un texto fundamental...La más reciente edición del Premio de la Crítica Literaria, dado a conocer hace escasas semanas, distinguió, con justicia, un libro fundamental para la teatrología cubana: Mito, verdad y retablo: El Guiñol de los hermanos Camejo y Pepe Carril, firmado por Rubén Darío Salazar y Norge Espinosa Mendoza. Esta pesquisa fue merecedora del Premio de Investigación y Teatrología Rine Leal 2009, convocado por la Editorial Tablas-Alarcos, y vio la luz con el sello de Ediciones Unión en 2012.

Mito, verdad y retablo… es el resultado de una investigación emprendida a largo plazo, que nos entrega un recorrido minucioso por la trayectoria toda del trío de artistas compuesto por los hermanos Pepe y Carucha Camejo y por Pepe Carril, quienes juntos lograron, como un trío emblemático y complementario, hacer de la figura animada un arte de la escena cubana en permanente desarrollo y ascenso.
 
El libro nos lleva de la mano con amenidad desde la fascinación que sintieran Pepe y Carucha, aún niños, cuando la abuela los llevó a una función popular de títeres ofrecida por unos artistas ambulantes en un parque de La Víbora; pasa por el ingreso a la Academia Municipal de Artes Dramáticas a fines de los años 40; el inicio de la colaboración con numerosas instituciones teatrales, a la par que la creación de un retablillo con el debut en el propio hogar y el comienzo de una carrera imparable con el Teatro Guiñol de los Hermanos Camejo que programó una saga de funciones populares en colegios y parques. También, reconstruye el proceso de aprendizaje de estos artistas sobre la marcha, con arrojo, tesón y una vocación indiscutible para ir descubriendo nuevas técnicas y estéticas, estimulados por el gozo de la comunicación directa con los niños.

Lo último de Nicolás Dorr

Diciembre 23, 2013 - 12:51am

Lo último de Nicolas DorrEl importante dramaturgo cubano Nicolás Dorr acaba de publicar una antología con las más recientes obras, que se titula Las profanas familias y fue dada a conocer por Ediciones Matanzas.

El volumen reúne tres piezas teatrales: “La cama redonda”, “Desde el sótano” y “Las profanas familias”, en las que, según el también dramaturgo Ulises Rodríguez Febles, el autor “vuelve a revelarse como un maestro de la ironía, la gracia y la apropiación de la realidad que él conoce para fabular historias singulares”.
 
“En Las profanas familias —sigue comentando Rodríguez Febles—, más allá del dolor que puede traducirse en sus criaturas, el lector y el espectador encontrarán el ridículo al que la sociedad expone a la gente, lo irracional de las conductas como poética, y es ahí —desde una perspectiva singular— donde aparece su sentido crítico: en la deformación de lo que es cotidiano, en la indagación de los conflictos humanos”.

Signo y figura, las contraseñas del títere

Diciembre 22, 2013 - 3:38am

Teatro Las EstacionesLa dirección artística en el teatro de figuras se vincula estrechamente con la especialidad del diseño, toda vez que la imagen apoya de manera primordial la espectacularidad de una puesta en escena titiritera. Previa a la preparación de mi tesis de grado como teatrólogo, decidí indagar sobre ambos aspectos con los líderes de Teatro de Las Estaciones, una agrupación que ha logrado un cuidadoso trabajo basado en la valía de esta relación. Esta conversación con Rubén Darío Salazar y Zenén Calero (director general y diseñador escénico) arrojó luz para mis futuros planteamientos sobre estas importantes áreas creativas del arte del retablo.

¿Cómo es en principio la relación que se establece entre un director y un diseñador de teatro de títeres a la hora de abordar el montaje de un espectáculo?

Rubén  D:
La relación entre un director artístico y un diseñador en el teatro de títeres es fundamental, sobre todo porque un títere es una figura volumétrica, esculturada, sea plano, de guante, varillas, marotte, un esperpento o una marioneta. Es un ser creado a gusto y necesidad del espectáculo que ha concebido el director, una obra de arte en sí misma, que contiene todos los conceptos propuestos por la puesta en escena.

La auditoria: un drama de Isar Bader

Agosto 22, 2013 - 11:44am

auditoriaEl drama La Auditoría del autor islandés Isar Bader es  desconcertante.  A pesar de leerla en su idioma original, uno puede acercarse a un universo, realmente alucinante, donde lo que parecía coherente, pronto cae en el caos.

Aunque la pieza comienza en el momento en que se anuncia la auditoria a una prestigiosa Empresa de la ciudad de Iskrijan,   jamás vemos a los auditores, ni al investigador Kosar, un personaje latente dentro de la ficción recreada por Isar Bader (Brukes, 1968) de profesión economista.
 
¿Qué es lo interesante de la pieza llevada a los escenarios de países de Europa y Asia? Uno, aunque es un drama policiaco – algo poco usual en los escenarios, un pretexto del autor para adentrarse en lo que en realidad le interesa – jamás vemos a la policía, ni como van llegando a las conclusiones del proceso de investigación. Sin embargo  La Auditoria, está estructurada a partir de la misma búsqueda de los posibles culpables.
 
¿Y hay culpables? – pregunta uno de los personajes. Sin dudas, los hay. De lo que estoy seguro es que ese no soy yo. ¿Y tú?
 
-       Ah, no, yo tampoco – dice Bertha.
-       Entonces la idea es que sean otros los culpables. O limpiar la culpabilidad – dice Otto.
 

Alicia, Teatro de Las Estaciones y los títeres

Agosto 22, 2013 - 10:50am

Alicia Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas” (1865) y “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí” (1871), noveletas del escritor inglés Lewis Carroll,  han sido colocadas siempre en una encrucijada, pues su autor echa mano a planteamientos lingüísticos y filosóficos, dícese que “más cercanos a los mayores que a los pequeños” ¿Me pregunto si el profesor de matemáticas, sacerdote anglicano, fotógrafo y escritor anglosajón Charles Lutwidge Dodgson (el verdadero nombre de Carroll), sobrevaloró en demasía a su pequeña amiga Alice Liddell, para quien escribió las dos narraciones? Tal vez la consideraba una niña con las luces y sombras de una personalidad en formación, llena de tintes irónicos y de exabruptos, con un comportamiento autoritario y orgulloso, propio de los adolescentes en crecimiento.

No ha sido “Las aventuras de Alicia…” una de las historias clásicas más representadas en la isla. Quizás sea que sus versos y bromas inglesas ponen un poco de distancia entre nuestros artistas y los infantes destinatarios de la representación ¿Es que no posee el realismo mágico de nuestra región, con sus leyendas, rimas, canciones y personajes infantiles, características tan ricas como los poemas y melodías de origen victoriano, ambos en plena sintonía con el non sense? Ser fiel a la Alicia de Carroll tiene más que ver con lo que inspiran sus personajes, situaciones y escenarios fantásticos, que con seguir al pie de la letra un entorno que desde lo británico nos habla de temas universales.Lo diferente es siempre sinónimo de locura, de comportamiento estrambótico. Nada tan cercano al cosmos del teatro de figuras. Esta hermosa y enrevesada narración, tal parece haber sido creada para vivir en el retablo, no por gusto entre las pasiones del autor estaban los títeres, sus aires cachiporreros y divertidos. Teatro de Las Estaciones quiere rescatar para su próxima producción, la presencia de muñecos, objetos y elementos escénicos animados.  Todo estará mezclado con la atmosfera trepidante y vertiginosa del siglo XXI. No dejaremos de apuntar las cosas esenciales de los seres humanos, en medio del absurdo total que se vive en el cuento y en nuestra realidad actual. 

La Casa de la Memoria Escénica (I. Génesis)

Agosto 21, 2013 - 11:04am

Casa de la memoria escenicaEl 29 de abril del 2014, Día Internacional de la Danza, la Casa de la Memoria Escénica cumplirá sus 20 años de creada. Primero con el nombre de Centro de Información, luego con el de Centro de Documentación e investigaciones de las Artes Escénicas Israel Moliner Rendón. Es hermoso el nombre de casa, dijo María Isabel Tamayo, en el instante en que buscábamos un nombre para bautizarla, acostados en la cama; mientras nuestra hija Isabel duerme cerca de nosotros.

Es hermoso el nombre de casa, me escribió Bárbara Rivero desde el CNAE, cuando tratamos de inscribir lo que existía como un proyecto adjunto, desde hace quince años o más.

Centro, se volvía demasiado técnico, supeditado a otras instituciones y organismos, que si el CITMA, que si  no era mejor un proyecto artístico, que es lo que definitivamente es.

Los documentos y los nombres y las legalizaciones con una vorágine de contradicciones, cuando durante casi veinte años -  entregábamos nuestro proyecto artístico con su programa cultural.

Trece años – los que llevo frente a la institución -  que aún me parecen hermosos, dentro de estos estantes repletos de libros y archivos, que han crecido y la han rebosado, con la ayuda de muchos.Una institución dentro del Consejo de las Artes Escénicas o con el Consejo dentro, una mezcla algo rara, creciendo juntos, perdiéndose en la vorágine de la otra, domesticándose, lentamente, sin lograrlo nunca, asumiendo el nombre, luchando por perpetuarlo: la Casa es la Casa. El  Consejo es el Consejo. Definitivamente esa rara mezcla de Empresa con institución cultural, creo,  es una colisión inevitable y fatal. Y personalmente, nunca me he adaptado a esa condición. Lo reconozco y lo escribo.    

El teatro cubano de hoy con olor a fruta bomba

Junio 24, 2013 - 9:03am

García Barrientos En 2011 pasé casi un mes en Cuba con motivo del estreno de mi obra A trozos, tragedia del hombre soloen el Teatro Bertolt Brecht de La Habana. Sentía cierta inquietud sobre cómo iba a recibir el público cubano mi texto, puesto que plantea una exacerbada situación de enclaustramiento y desolación. Y esto en una isla, geográfica y metafórica, como Cuba se me aparecía cuanto menos delicado. Sin embargo, los espectadores cubanos se comportaron exactamente igual que el público español. Luego, conversando con los compañeros de allí, asistiendo a diferentes funciones en los numerosos teatros de La Habana, me di cuenta de que el teatro cubano no es muy diferente en lo esencial, tanto en la forma como en el contenido, al nuestro. Al fin y al cabo, todos –aquí y allá– somos islas.

Dice José Luis García Barrientos en el prólogo que abre este libro sobre la dramaturgia cubana actual que el país caribeño, más allá de cuestiones ideológicas, siempre ha ejercido una extraña atracción sobre nosotros. Si bien la afirmación parece cierta, también lo es que el teatro cubano nos es prácticamente desconocido. Quizás al nombre de Virgilio Piñera, dramaturgo de personalidad arrolladora y padre poético de la dramaturgia cubana contemporánea, sea al que más nos hayamos acercado; quizás también el nombre de Alberto Pedro Torriente, el autor afrocubano cuyas obras (entre ellas las descomunales Manteca y Mar nuestro, estrenadas en festivales españoles) pusieron voz crítica al llamado “período especial” por el que atravesó la isla tras el desmembramiento del bloque soviético, resuene aún en los oídos de investigadores y público en general; quizás también el nombre de Matías Montes Huidobro, veterano dramaturgo y novelista de la diáspora, genere cierto eco. Pero poco más. Si nuestra mirada no se ha detenido lo suficiente en los autores históricos, la dramaturgia cubana de hoy, de ahora, se nos aparece absolutamente inexplorada.

Zoom: La apatía. El Portazo produce Semen para cerrar En Zona

Abril 19, 2013 - 4:22pm
Zoom: La apatíaPedro Franco y El Portazo regresarán a la escena a inicios del mes de junio con una nueva entrega: Semen, del dramaturgo holguinero Yunior García Aguilera. Los detalles de la puesta fueron compartidos por el joven director en la primera edición de En Proceso, un Espacio de Formación de Público auspiciado por la Casa Editorial Tablas-Alarcos y el Complejo Cultural Raquel Revuelta.

La selección de este texto responde a la necesidad del director de la joven agrupación de trabajar con situaciones y representar fenómenos que puedan ser rastreados en su contexto, léase la ciudad de Matanzas. Según Carlos Celdrán, director de Argos Teatro, Franco se permite trabajar con referentes, además de utilizar símbolos y códigos, que soportan la verosimilitud de los textos seleccionados para sus puestas, lo que deriva en que, a partir de su propia mirada, consiga responder a las necesidades de un público en su mayoría joven.
 
El espectáculo, según Pedro Franco (P.F.), pretende responder a las inquietudes del colectivo teatral matancero acerca de un problema que aqueja a los jóvenes: la apatía. Utilizando como recurso las posibilidades cinematográficas del texto, P.F. ha elaborado un discurso paralelo al de los personajes de Semen, que intentará de-mostrarle al espectador que a veces lo que aparece bajo una “luz suave” puede responder todas las preguntas acerca de lo que ocurre bajo la “luz dura”.

http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO...Revista de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba.  Sitio hecho con Drupal. Optimizado para una resolución de 1024 X 768. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Premio Hispanidad y MestizajeLa Asociación Hispanidad y Mestizaje, es un Programa Intercultural independiente de cualquier organismo o institución pública o privada, nacional o internacional, e independiente también de cualquier ideología política, económica, social o religiosa.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

 

Distribuir contenido