Ensayo

Adorno corporal y pensamiento simbólico: una aproximación necesaria

Febrero 19, 2015 - 2:25am

SimbólicoTodas las culturas han recurrido tradicionalmente a los símbolos para inmortalizar y expresar sus conocimientos, sus anhelos, sus conquistas. Estos se manifiestan de distintos modos adaptándose a las circunstancias y en muchas ocasiones el arte ha sido expresión de los mismos.

El símbolo, además de su elevada connotación semántica, es portador de emociones, las que se encuentran en estrecha conexión con el ámbito social al cual tributan. Algunos autores denotan el carácter antropológico de los mismos; tal es el caso de María Teresa González (1986:110) quien al respecto plantea que:

(…) el símbolo (…) se presenta como la forma más idónea y valiosa de entender el comportamiento humano y la dimensión cultural de éste, permite alcanzar una coherencia a la realidad, articularla comprensivamente, logra humanizar el entorno, hacerlo cercano y asequible, subjetivarlo y atraerlo a la conciencia (…) en definitiva, porque el símbolo posibilita acortar la distancia que existe entre las cosas, otorgándoles un sentido, un lugar.

Esta aseveración permite asumir al elemento simbólico como portador de un conglomerado de significados del contexto en el que se origina, no a modo de sumatoria, sino como mecanismo unificador, portador de riqueza cultural capaz de erigirse en ¨núcleoepistemológico¨ González (1986: 113). En el caso de las comunidades antiguas, el arte se convierte en una especie de actosimbólico que contribuye a la comunicación con lo sagrado.

El acto de adornarse históricamente ha constituido expresión del pensamiento simbólico de los diversos grupos humanos. El uso de ornamentos convierte a la persona en portadora de un mensaje particular. El hombre posee características naturales, pero al llevar accesorios varía en alguna medida el mensaje inicial que transmite su imagen. El cuerpo se erige en soporte. Es el mediador entre el ser y los objetos corporales. Según Manuel Benavides (2013:24) ¨ Los cuerpos (…) son jeroglíficos sensibles porque son surtidores de símbolos; de ahí que hasta cierto punto adquieran carácter sagrado al portar estos bienes.

Moinelo, equilibrio y magia del color

Febrero 19, 2015 - 1:02am

Manuel Moinelo OleoPienso que mi pintura obedece a mi visión del mundo y de las cosas,
una visión muy particular, que trato de expresar espontánea y libremente,
como solo puede hacerlo un creador en un sistema social como el nuestro.

Manuel Moinelo.

Antonio Manuel Moinelo Piñeiro (Matanzas, 13 de junio de 1941) es un pintor pródigo, pinta en serie, algo difícil de igualar. Cualidades determinantes le distinguen en su larga carrera: constancia, tenacidad y entrega total a su obra.

Su formación artística (en gran medida autodidacta) comenzó en la Escuela Provincial de Artes Plásticas de Matanzas, donde cursó estudios sin llegar a graduarse. Compartió aulas con Manuel Hernández, José Ramón Chávez, Francisco Cobo, Agustín Drake y José Fundora, estos últimos también le impartieron docencia.

El desarrollo de su obra obedece básicamente a la técnica de óleo sobre lienzo. Pero su producción artística se ha extendido más allá, al diseño, la escultura, el grabado y el dibujo; además de dedicarse al arte matérico y vincularse a la técnica mural.

Durante veinte años, de manera orofesional se dedicó al diseño gráfico, reconocida labor que se patentizó en afiches, carteles y lumínicos, cobertura de fiestas populares, y jornadas ideológicas, culturales, deportivas y sociales, en general.En 1970, dirigió el Semanario Humorístico VAN – VAN. Fue colaborador del Suplemento Yumurí. Laboró como técnico de montaje en la Galería de Arte de Matanzas, fue escenógrafo del Teatro Sauto y diseñador de la Dirección Provincial de Cultura. Actualmente se desempeña como artista independiente.

Martí y José Jacinto Milanés, el “poeta puro”

Agosto 21, 2014 - 4:13pm

MIlanés, MartíJosé Martí fue un fervoroso lector de la poesía cubana que le antecedió en el tiempo, debido sobre todo a la influencia de su mentor y también poeta Rafael María de Mendive, como él mismo reconocía. Sabemos de la particular devoción martiana por Heredia, asumido también con todo el valor de un arma revolucionaria para conseguir sus propósitos libertadores. Pero existen referencias y huellas de otros poetas de la época, entre los que sobresale José Jacinto Milanés. Martí menciona poemas suyos, como “El beso”,[1] “De codos en el puente”,[2] “La guajirita del Yumurí”[3] y en una ocasión dice que Matanzas está “triste como el corazón de Milanés”.[4]  En 1878, en un texto que escribe en Guatemala, caracteriza a sus poetas: “Heredia, el poeta Píndaro”, “Milanés, el poeta puro”.[5]  Por supuesto este calificativo dado a Milanés no supone “la pureza” como entrega absoluta a la poesía, sino referida al hombre sencillo, digno, comprometido, reflejado en su obra.

Pero la huella de Milanés en la misma poesía martiana hace tiempo ha llamado la atención. Ya desde 1918, el poeta y ensayista guantanamero Regino E. Boti, había reparado sobre una estrofa de un poema de José Jacinto Milanés, la cual, sin saber el nombre del autor, muchos lectores identificaban como de Martí:

Tragedia de un peregrinaje

Agosto 15, 2014 - 3:10pm

Raúl de CárdenasLa Peregrina de Raúl de Cárdenas es un texto sobre Gertrudis Gómez de Avellaneda, en dos actos, que también ocurre, sin límites, como aclara el autor, entre Cuba y España.

El primer acto entre 1836 a 1845 y el segundo de 1846 a 1873. 

Con once personajes, nueve de ellos históricos y dos actores, que se multiplican en otros de la vida de la Avellaneda o en narradores de su  biografía. Con escasas didascalias, predominan las de orden técnico: oscuros, trancisiones, movimientos en el escenario… Y especialmente, la recurrencia a la tecnología – con diapositivas -  para ubicar diferentes épocas, imágenes de personajes – el Coronel Domingo Verdugo -  y espacios como pueden ser el cementerio de Madrid o el Teatro Tacón. A diferencia de los otros dos autores que han asumido a la Avellaneda – Pedro Monge y Gerardo Fulleda León -  Raúl de Cárdenas recurre a lo intertextual de manera constante haciendo uso del material documental de la autora, cartas, diarios, obras poéticas o narrativas.

La sal de los libros

Abril 23, 2014 - 1:54am

Caprichosas ConjeturasEn el film Midnight in Paris (Woody Allen, 2010), basado en un relato antiguo y breve del mismo director, un escritor norteamericano en plena crisis creativa, se halla de vacaciones prenupciales en la Ville Lumiere, con su frívola novia y la rica familia de esta.

Mientras vagabundea por una parisina callecita oscura y desierta, suenan las campanadas de medianoche y de manera mágica, el protagonista se encuentra con Scott y Zelda Fitzgerald, que lo transportan en el tiempo y lo llevan cada noche a sus fiestas en las que conoce a Gertrude Stein, Hemingway, Buñuel y Dali, entre otros. Cada mañana, terminado el encanto, el escritor regresa a su vida actual, lleno de ideas literarias y cuestionamientos acerca de sí mismo.
 
En una de las fiestas, mientras charla animadamente con Luis Buñuel, el escritor le propone un guión cinematográfico en el que los personajes están encerrados en una habitación y no pueden salir. Y Buñuel se sorprende de un argumento tan raro y pregunta una y otra vez, totalmente extrañado:¿Por qué no pueden salir?

Francisco Coro Marrodan in memoriam

Diciembre 23, 2013 - 1:30pm

Francisco Coro MarrodanEn enero de 2013 murió en su ciudad natal el pintor Francisco Coro Marrodán, figura imprescindible en la historia del arte matancero del siglo XX. La historiografía suele repetir como fecha de nacimiento el año de 1917. Sin embargo, Francisco José Rufino Coro Marrodán nació el 10 de julio de 1918, según ha podido corroborase en documentos eclesiásticos conservados en la Catedral de Matanzas (1) y en el Registro Civil de la misma población. Por ambas vías descendía de linajes españoles, siendo su padre Francisco Coro Bode e Irene Marrodán Hernández, oriundos de Asturias y La Rioja, respectivamente. Fue bautizado en la ermita de Monserrate, el primero de septiembre  de aquel año, elección  comprensible, si se considera que en el citado templo solían confluir las distintas comunidades de la península ibérica, si bien en su génesis fue concebida particularmente por y para  los naturales de Cataluña.

Perteneciente a la pequeña burguesía, su padre era propietario de una tienda de víveres o bodega, ubicada en Independencia (Medio) y Zaragoza. Junto a esta construiría su casa el futuro pintor. Sus progenitores fueron los primeros en trasmitirle el gusto por la pintura, manifestación a la que se vinculó desde la infancia. El propio Coro recordaría, años más tarde, la ocasión en que atrajo la atención de sus compañeros de la escuela primaria, al mostrarles el apetecible melocotón que había dibujado sobre un papel (2). Aquel sería su primer acercamiento a un arte que devino pasión y norma de vida.   

Los recursos sensuales. Miradas al erotismo a través de la figura femenina

Diciembre 23, 2013 - 1:20pm

Eros y figuración femeninaLa conquista de tierras ultramarinas por los españoles, tanto del Caribe como de las tierras firmes del continente, incluía, junto a la agenda política y de interesas económicos, un amplio plan de orden cultural cuya base era la religión católica. Los nuevos criterios impuestos sobre la población aborigen, sobre la vida y la muerte, los pecados y la resurrección de la carne marcaron un viraje en la apreciación del mundo circundante. Las transformaciones aunque lentas fueron irreversibles. Religión y puritanismo eran aliados perfectos que garantizaban el orden moral y la disciplina política. Cualquier desatino o manifestación contra lo establecido salpicaba a moral pública y encendía el fuego de la Inquisición.

Entre la múltiples caras del puritanismo estaba la del sexo. Diferentes naciones lo practicaban y regulaban a partir de criterios establecidos socialmente y cuya violación significaba un enjuiciamiento tan severo como el que se obtenía al desobedecer las leyes civiles. Pero también en este siglo XIX se publican una serie de artículos en los cuales la mujer y su sexualidad son el centro, con énfasis en sus órganos genitales y su propensión “directa” a la práctica del sexo.

Manantial de raíces. Nelson Domínguez en el Museo de la Ruta del Esclavo

Junio 25, 2013 - 3:01pm
Instalación Nelson DomínguezManantial de raíces ha bautizado Nelson Domínguez Cedeño (Baire, Santiago de Cuba, 1947) la pieza instalativa que a partir de hoy, integra el acervo patrimonial del Castillo de San Severino, el más antiguo exponente de la arquitectura colonial matancera. Promotor, recientemente,  de ideas como la Subasta Humanitaria de Arte, concebida con el propósito de contribuir a borrar la huella agreste que dejara el ciclón Sandy, en Santiago de Cuba, la vocación humanística de Domínguez, apunta al rol social  y  ennoblecedor que conlleva en sí misma, la verdadera obra de arte. Una acción semejante la había protagonizado tiempo atrás, cuando subastó un abanico de gran formato[1], destinando los beneficios a la mundialmente famosa Escuela Cubana de Ballet.
 
De espíritu inquieto, “Nelson”, paradigma del arte contemporáneo en Cuba, ha dotado a la Isla de una obra vasta y diversa a tono con los códigos estéticos contemporáneos y cuyos diferentes rostros responden a sus varias inquietudes formales y conceptuales y a su disposición creadora, esa que lo lleva una y otra vez a comunicarse con los más variados materiales, procedimientos y asuntos. Desde sus tiempos de aprendizaje, en la Escuela Nacional de Arte (ENA), el artista no se conformaba con el conocimiento recibido de una técnica determinada, ya fuera el dibujo, la pintura o el grabado. Investigador innato, emprendió aventuras delirantes con la estampa (mereciendo los más importantes premios que se conceden a la xilografía y a otras modalidades del grabado en Cuba), manipulando a su antojo materiales como el papel. No es casual que el alquimista que lleva consigo a todas partes mereciera el Premio a la Excelencia Científica durante el IV Congreso Iberoamericano de Investigación en Celulosa y Papel, celebrado en Chile, hace algunos años.
 

Margot Colosía Labourdette, poética y contextos

Abril 22, 2013 - 9:00am

Margot ColosiaLos inicios Margot Colosía es una de esas personalidades multifacéticas que marcan sensibilidades y contextos. Espiritualmente dotada, delicada y con los sentidos despiertos al saber es, paradójicamente, un nombre olvidado de nuestra cultura. Su poética ha sido apenas reseñada por textos generales (impresos o digitales), que refieren información elemental y en ocasiones inexacta. Ellos no muestran de cuerpo entero a la mujer pintora, instructora, promotora y, ni tan siquiera a la compañera del escultor, dibujante y grabador José Felipe Núñez Bootth (Matanzas, 7.5.1919-La Habana, 18.7.1993), cuyo legado es también un desafío para nuestros actuales historiadores del arte.

Con tales antecedentes, la redacción de esta reseña fue factible gracias a las entrevistas realizadas al escultor Agustín Drake, a los pintores Raúl Santos Zerpa “Santoserpa” y Perla María Pinedo. La consulta de los fondos de la Escuela Provincial de Artes Plásticas, “Tarascó”, que se conservan en el Museo Provincial y en el Centro de Documentación del Centro Provincial de las Artes Visuales de Matanzas, contribuyó sensiblemente al resultado. Entre las fuentes secundarias y los autores que han referido la obra de Margot Colosía los más destacables resultan el volumen Pintores cubanos (1962) y los textos de José Veigas, Leonel Capote Hernández y Yamila Gordillo, los dos últimos inéditos y alusivos, respectivamente, a la historia de la escuela y a la presencia de la mujer en la plástica matancera.

Manifestaciones del Art Deco en Matanzas

Abril 20, 2013 - 1:19pm

Art Deco en matanzasSan Carlos y San Severino de Matanzas, fundada el 12 de octubre de 1693, no hace gala de su categoría de Ciudad hasta entrado el siglo XIX, etapa donde experimenta un florecimiento cultural y constructivo que la convierten en una de las ciudades más admiradas del país en aquellos años. Privilegio que se desvaneció en el último lustro de esta centuria con la pérdida de su principal renglón económico.

Entrado el siglo XX, el neoclasicismo que la caracterizó no encontró rivales lo suficientemente poderosos como para modificar la morfología de la ciudad. Aun así, en la década del 20 fueron introducidos de manera prolífera el eclecticismo y el Art Déco. Este último esparció por toda Cuba los aires de modernidad que representaba, difundiéndose tal y como sucedía en todo el hemisferio occidental en sus diversas modalidades.

En Matanzas se manifestó esencialmente en la metalistería, el mobiliario y en la arquitectura, especialmente en la doméstica y la funeraria.

“La exposición del 25 marcó el punto de arranque para la efervescencia del Art Déco; es decir, que es a partir de dicha exposición cuando la convergencia de casas, tiendas, movimientos, diseñadores, arquitectos y países, mostraron lo que para ellos era lo más avanzado en artes decorativas, que en su conjunto tendieron hacia ciertos elementos, que sin ser comunes entre sí, tenían ciertas coincidencias o similitudes en su origen o aplicación y dieron por resultado lo que más tarde se llamaría como Art Déco”.(Ledesma Rodrigo, 2001)


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO...Revista de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba.  Editores: Laura Ruiz Montes y Abel G. Fagundo. Prensa: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Optimizado para una resolución de 1024 X 768. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox.

Premio Hispanidad y MestizajeLa Asociación Hispanidad y Mestizaje, es un Programa Intercultural independiente de cualquier organismo o institución pública o privada, nacional o internacional, e independiente también de cualquier ideología política, económica, social o religiosa.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

 

Distribuir contenido