títeresCada edición del Taller Internacional de Títeres de Matanzas trae atractivas sorpresas, esta décima celebración no será menos, pues estará dedicada a Gastón Joya, destacado diseñador de muñecos para la televisión y al Guiñol Los cuenteros, de San Antonio de los Baños, toda una institución en lo que a gracia guajira, animación de figuras y perseverancia a un estilo se refiere.
Gastón Joya, una vida dedicada al arte
Gastón Joya, artista de mérito del Instituto Cubano de la Radio y la Televisión, con varios premios y reconocimientos, no solo es diseñador de títeres, sino también director de arte, actor-animador y constructor de muñecos. Cuenta con más de 50 años de vida artística profesional. Su trabajo con la marionetista Nancy Delbert y el constructor Félix Vázquez, en el Teatro Nacional, en 1960, marcó el punto de arranque. En 1961 entra a la televisión como miembro del Teatro de Marionetas de Cuba, en el programa El mundo de los niños.  

El encuentro con el artista plástico australiano Harry Reader, en 1963, le aporta otros puntos de vista en el terreno del diseño y la realización de muñecos. Se incorpora en los sesentas a otros espacios de la televisión que incluían a los títeres, es el caso de Sombras Chinescas, programa pionero al aire en Cuba en el uso de esta técnica. La carreta, El abuelito Andrés, Escenario Escolar, Variedades Infantiles, Los muñecones del domingo y Tía Tata cuenta cuentos, este último tuvo una larga temporada que abarcó de 1963 a 1983, justo en el año 1970, Gastón diseña y construye el combo de marionetas Los Yoyo, cuyas cantantes eran siempre títeres de guante con mecanismos en la boca. Más recientes fueron los diseños de Toqui, Dando Vueltas y las series El mago del cachumbambé, El pequeño príncipe y La sombrilla amarilla, entre otros trabajos.

En todos sus diseños siempre destacan el acabado estético y la realización. Ha hecho también colaboraciones con el cine, el teatro y espectáculos musicales, además de sus contribuciones artísticas con la televisión colombiana donde sobresalen las series Papá de noche y El valle de los espantapájaros en los años 90.
Por todo lo anterior, el Taller Internacional inaugurará la muestra expositiva Una familia de madera, en la Sala alternativa de la Galería Provincial de Arte Pedro Esquerré. Allí se podrá ver entre el 15 y el 22 de abril, a una parte de los populares personajes creados por Gastón Joya.
Los cuenteros, una gracia que salta del retablo hacia el público
Quien vaya al encuentro de Los cuenteros, sabe que se topará con los colores y el calor de los campos de Cuba convertidos en personajes de tela, papel y cartón. Luego de haber perdido hace muy poco tiempo a su máximo inspirador, el maestro Félix Dardo, su discípula Malawy capote ha trabajado duro para reponer el último espectáculo realizado por Dardo: Arroz con máiz, un simpatiquísimo montaje con dramaturgia del matancero Jesús del Castillo.
El Grupo Teatral Los cuenteros fue fundado el 19 de noviembre de 1969, con la utilización del títere como vía de expresión. Sus fundadores fueron la actriz Graciela González Capote yJulio Capote, prestigioso mimo y director artístico de "Mimo Clan" quien asumiera los primeros espectáculos titiriteros, hasta la entrada del maestro Félix Dardo. Son Los cuenteros, artistas de pueblo con profesión y talento, aquellos que asumen cada día el protagonismo de sus ariguanabenses y a la vez trabajan para toda Cuba. Su itinerario los ha hecho conocedores de muchos rincones de la nación, sobre todo del territorio habanero. Su destino son las escuelas, cooperativas, centros de trabajo, círculos infantiles, salas de teatro y zonas rurales, lugares a los que llegan acompañados del retablo, los muñecos e instrumentos musicales. Este propósito hizo que sus integrantes desarrollaran habilidades en todos los campos que conforman eluniverso del títere, altamente valorado por los conocedores de este oficio. En Los Cuenterosse da una retroalimentación entre los espectáculos de espacio abierto (aquellos donde se combinan pequeñas piezas titiriteras con narraciones orales, canciones, juegos o puestas concebidas para ser representadas en cualquier espacio) y los espacios de sala (aquellos donde la complejidad técnica es mayor y se concibe artísticamente para un retablo fijo con dimensiones solo para un determinado espacio) que han contribuido a profundizar una estética muy ligada a su público.

Tributario de la cultura campesina, el grupo hereda un gusto por la recreación del paisaje nacional, su colorido y belleza, el amor a la tierra, la preferencia por la fabulación donde los animales son los protagónicos. Además de ritmos, melodías y modos de enfrentar la música, y por último, la cubanización a través del humor criollo y popular, motivación auténtica de nuestro folclor campesino habanero. De la mano de Dardo, quien aportó con su personalidad los rasgos determinantes del quehacer de la agrupación, Los cuenteros han llevado a escena obras premiadas que han sembrado huellas en la historia del teatro de títeres cubano. Por ello se inaugurará dentro del Taller Internacional, entre el 14 y el 22 de abril, una exposición retrospectiva, en la galería de la Casa de la memoria escénica, bajo el título Félix Dardo y sus cuenteros, más funciones en Matanzas y Cárdenas.

 Por: Rubén Dario Salazar