Fiart-2015Félix García Ruau, director del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), consideró “exitosa” la presencia de la provincia de Matanzas en la Feria Internacional de Artesanía (FIART) que, dedicada a este territorio occidental cubano y a la cerámica, tuvo lugar del 4 al 20 de diciembre en los salones de Pabexpo, en La Habana.

“Sus muestras tuvieron gran calidad y diversidad, resultaron verdaderamente representativas de lo mejor que se hace en materia de artesanía en ese territorio, y, por otro lado, debe destacarse también la visualidad de sus espacios expositivos”, comentó el funcionario.

“En dicho sentido debe señalarse obviamente que, en la categoría de Diseño de Stand, alcanzaron un premio Fiart 2015, correspondiente a la Familia Calderón, especializada en el trabajo con conchas marinas, y una mención al espacio integral de las propuestas matanceras que fuera concebido por la filial del Fondo de esa provincia.”

Matanzas contó en Fiart 2015 con más de una decena de stands, institucionales y personales, donde exhibieron y comercializaron las producciones de reconocidos artífices del trabajo con la cerámica, la madera, la piel, los recursos marinos, los metales y los textiles, entre otros materiales.

Contó con su espacio propio una muestra de piezas ganadoras de importantes eventos como Puro Arte, Arte del Fuego y el Salón Provincial de Artesanía Artística, entre otros. También estuvieron representadas la galería El Retablo, de Teatro de las Estaciones, con muñequería, y Ediciones Vigía, con sus peculiares libros confeccionados a mano.

Varios de los artistas matanceros participantes en Fiart 2015 compartieron con Mar Desnudo sus criterios, sus experiencias como participantes de este encuentro, en el que se contó en total con 254 stands de artesanos individuales cubanos, 33 de instituciones de la Isla y 66 para extranjeros —latinoamericanos, chinos, españoles, indios y rumanos—.

En el stand que compartieron en Fiart 2015, Israel de León e Israel Rufín, ambos especializados en trabajos con metales, manifestaron que además del contacto directo con los visitantes, “que vienen, preguntan y no son pocas las veces que acaban dando excelentes ideas”, les había resultado de gran utilidad el intercambio con otros artesanos del país o del extranjero.

Carlos Escobar, constructor de instrumentos musicales, coincide con ellos y señala que “ver lo hecho por otros permite medir el alcance de lo que cada cual está haciendo, y además propicia una actualización en materia de diseño, de empleo de materiales y hasta en técnicas, en ocasiones sumamente novedosas por haber salido de la experimentación personal de determinado creador o grupo”.

Leonardo Rodríguez, especializado en el arte del bonsái, se refirió a la promoción, a la visibilidad que se alcanza con la asistencia a este popular encuentro, “está el público, pero también los medios de prensa y los críticos en general”.

El ceramista Edel Arencibia, compañero de espacio de Zulimo, otro especialista del barro, se refiere a las oportunidades de comercialización que se le propiciaron, no solo de manera directa con el visitante a Pabexpo sino también con representantes de instituciones y organismos diversos, o personas particulares dedicadas a los negocios con las producciones artísticas.

Luis Octavio Hernández, quien estuvo al frente de la organización de la representación matancera, señaló que “Fiart 2015 ha mostrado la calidad de la artesanía cubana y queda como un reto lograr que esta calidad se imponga en todos los espacios cotidianos donde se encuentra presente, sea en el mercado nacional o el enfocado hacia el turismo internacional”.

Matanzas también tuvo presencia en el evento teórico que, dedicado específicamente a la cerámica, formó parte también del programa de actividades de Fiart 2015 y sesionó entre el 8 y el 11 de diciembre, igualmente en Pabexpo.

La crítica Helga Montalván impartió una conferencia sobre la “Impronta de la cerámica en el desarrollo de las Artes Visuales de Matanzas”, en tanto María Rosario Florido, especialista e investigadora del FCBC, y Roberto Capote Peón, director de la Galería de Colón, abordaron la figura de “José Miguel González, maestro de la plástica cubana”.

También fueron presentados dos libros dedicados a la promoción de personalidades relevantes de la artesanía en esta provincia: Manuel=Manuel, de Liz García Arango, y Manos a la obra. Testimonios de artesanos matanceros, de Norge Céspedes. Se contó con la participación del ceramista, pintor y caricaturista Manuel Hernández y del poeta y editor Alfredo Zaldívar, director de Ediciones Matanzas, donde fueron publicados los volúmenes que se pusieron a disposición del público en esa oportunidad.


Por: Norge Céspedes