Ventana tropical. Karel BofillLa fragmentación, la diversidad de lecturas de cuanto nos rodea y cuanto nos sucede, es una característica esencial de la mirada con que contempla la existencia cotidiana el sujeto lírico del cuaderno de poemas Ventana tropical, de Karel Bofill Bahamonde, dado a conocer por Ediciones Vigía en la ciudad de Matanzas.
 
“Me costó bastante lograr eso, trabajar fuerte con los versos, fraccionándolos, tratando de que el modo en que me acerco a la vida contemporánea desde estos textos, se pareciera al modo en que uno mira hacia fuera desde una ventana, específicamente desde unas persianas”, dijo Karel.
 
“Desde que concebí el proyecto quise lograr un discurso fraccionado, que suscitara variedad de interpretaciones, de significados, tal y como en la vida misma suele ocurrir al contemplar cada cual, desde su perspectiva, desde sus persianas, los hechos.”
 

Este cuaderno fue editado por Gladys Mederos y lo diseñó Rolando Estévez, quien empleó materiales como papel y cartulina craft, hilo, yute, madera, piedras y fragmentos de lozas, para crear uno de esos peculiares y sorprendentes volúmenes manufacturados, propios de Ediciones Vigía.

Ventana tropical recibió el pasado año el premio Digdora Alonso, compartido con el cuaderno Día mambí, de Sergio Zamora, que también será publicado próximamente por Ediciones Vigía, auspiciadora de ese concurso que en versiones anteriores tuvo entre sus ganadores a poetas como René Coyra, Israel Domínguez y Mae Roque.
 
Karel Bofill Bahamonde ha publicado los libros de poesía Escala en Naxos, Matrioshkas y Fragmentos en la humedad. Ha recibido, entre otros, los premios David, Alcorta, y la beca de creación La noche, otorgada por la AHS. Cursó el Taller de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso.

Por: Norge Céspedes