Ventana Tropical               para José, mi padre, y para el

mi padre
corta la losa de barro y la sierra
pierde su
indigente dentadura

en estas tardes de división
hay que tapiar las puertas y egujeros
del cuerpo
por donde el polvo
colorado se introduce

el suelo en esas tardes
se enrojece sobre el gris
nace una ocre naturaleza
donde se marcan dos huellas
son los pies de mi padre
son las pisadas de una rara
bestia en el desierto primigenio
de la creación

digo Creación:
mi padre suda y coloca
las mitades una encima
de otra
como un calcáreo feto

humano mi padre
suda gotas en su continuidad
forman sobre el polvo la división
brotada de su frente y su antebrazo
un hilo meandro arteria un caudal
de sangre reptante
busca un cuerpo para
alimentar busca a Dios mi padre
lo lleva dentro.


                 para Liuvan y Mayreen, en la mano que me resta

mi amigo
no sé cómo lo llama
el mundo puedo contar
mis seres amados
con una mano
amputada mi amigo
no sé qué humilde admiración
a este arisco ser
lo ata

mi amigo no sé
si comprende cada vez
que el saludo le devuelvo
un hondo pensamiento
acuna mi tristeza a una cerveza
o a dos te invitaría
pero después amigo
mío no sabría cómo
soterrar toda la emoción
para seguir ahí
con esta sonrisa tan hermosa
que me recuerda la adorabilidad
de la vida con su caminito de losas
amarillas

mi amigo tu nombre
profesión salud mental
desconozco todo
sobre ti ¿por qué
insiste tu brazo
en el capricho de arquearse
con tanta calidez
para saludarme?


el jardinero
podador en el cadáver
del mundo - que es
la noche - corta
los arbustos
con exactitud las hojas
caen
las dentadas ruedas de la miniatura
se destrozan con forma
imperceptible

un hombre
que desaparece no
trnasforma la masa
de mi asco

dos hojas en consecuencia
han variado
su forma
lo que a una sobra falta
el corte
del arbusto y nada puede
resultar más
desamparado.

el jardinero
sastre vegetal todo
recostruye.


Karel Bofill Bahamonde
(Hradec Králove, Checoslovaquia,1986) Poeta Cubano