Ediciones VigiaEdiciones Vigía, uno de los proyectos literarios más singulares de la Isla, llegará a sus treinta años de existencia, hecho que será celebrado con un festival de las letras y el arte que se desarrollará del 26 al 30 de abril en la ciudad de Matanzas.

Durante las jornadas, se realizarán varias mesas de opinión en las que importantes intelectuales cubanos y extranjeros abordarán la trascendencia en la cultura cubana, y más allá de las fronteras de la Isla, de esta casa editora que se caracteriza por sus exquisitas producciones manufacturadas.

Vigía presentará títulos como El silencio es lenguaje, poemas de Ledo Ivo, con selección y traducción de Karel Bofill y Maylan Álvarez; una plaquette con un poema inédito de Eliseo Diego; Lidia Cabrera en su laguna sagrada, ensayo de Natalia Bolívar y Natacha Ríos; La llorona, de Margaret Randall; una plaquette con el poema El forastero, de Roberto Manzano y Un jardín que escribía cartas de amor, antología poética de Luis Yuseff.

Junto a estas y a otras novedades literarias, la editorial también dará a conocer Delta de las arenas, cuentos árabes, cuentos judíos, una antología con selección de Rose Mary Salum, y el número más reciente de La Revista del Vigía.

Como parte de este encuentro, se organizarán lecturas de poesía y narrativa en las que confluirán unos treinta escritores cubanos de diversas generaciones, que en su mayoría forman parte del catálogo de Vigía o han sido publicados en su revista.

En la Galería de Arte Pedro Esquerré, en el Museo de Arte de Matanzas y en la sede de la Uneac serán inauguradas varias exposiciones desde las que se suscitarán acercamientos a la visualidad de las producciones de Vigía, a algunos artistas de la Plástica que han colaborado con este proyecto, y al libro artesanal, al libro-arte en sentido general.

Fundada en 1985, Ediciones Vigía se caracteriza por producciones totalmente manufacturadas, esgrafiadas, confeccionadas con papeles de desecho, materiales rústicos, iluminadas a mano y en tiradas de doscientos ejemplares.

Agustina Ponce, su directora, dijo que Vigía también celebrará sus tres décadas de existencia con la participación en la XXIV Feria Internacional del Libro, donde ofertarán en su stand libros, plaquettes, pergaminos y otras producciones que llamarán la atención.

La visualidad del stand de la editorial, tradicionalmente uno de los más llamativos de la Feria, asume como punto de partida el propio aniversario de Vigía, “desde una metáfora que implica lo que esta ha significado, lo que se ha propuesto y conseguido durante todos estos años”, según afirma la diseñadora Marialva Ríos.


Por: Norge Céspedes