Alfredo ZaldivarAlfredo Zaldívar Muñoa ha sido merecedor del Premio Honorífico Raúl Ferrer, que otorga la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) a “una figura destacada de la cultura nacional que haya realizado un aporte significativo a la educación de las nuevas generaciones en el gusto por la lectura y la cultura en general”.

Este reconocimiento es entregado desde 2002, año en que lo recibió Fidel Castro Ruz. Posteriormente ha correspondido a Armando Hart Dávalos (2003), Eusebio Leal Spengler (2005), María Dolores Ortiz (2006), Esteban Llorach Ramos (2007), Mayra Navarro (2008), Ana Cairo Ballester (2009) y Luis Álvarez (2010).

En un acto que tendrá lugar en la Biblioteca Nacional el próximo 9 de mayo, le será conferido oficialmente este importante premio a Zaldívar, nacido en 1956 en la provincia de Holguín y radicado desde 1973 en la ciudad de Matanzas.

Zaldívar ha ganado amplio reconocimiento como promotor cultural, especialmente de las letras, y ha desarrollado una variada obra creativa que abarca la edición, la poesía, la narrativa, el teatro, el ensayo y la crítica literaria y de arte.

Mereció el Premio Nacional de Edición 2013 por su quehacer intenso en la realización de libros, revistas, plaquettes, boletines, volantes y numerosos tipos de impresos que ha concebido a lo largo de su vida.

Momentos significativos en su carrera de editor lo constituyen Ediciones Vigía en 1985, de la cual fue fundador y director durante más de una década, y luego Ediciones Matanzas, donde se encuentra como director desde hace algún tiempo.

En labor paralela a estos empeños editoriales ha concebido significativos espacios de promoción literaria, en los que ha logrado imbricar no solo a escritores sino además a artistas de la Plástica, músicos y otros creadores.


 

Por: Norge Céspedes

Foto: Ulises Rodríguez Febles: Alfredo Zaldívar Muñoa.